‘Un camino hacia la libertad interior’, un diálogo entre Ricardo Santamaría con él mismo

Ricardo Santamaría presenta su nuevo libro, el cual solo pretende ser un ejemplo, no una guía.

Ricardo Santamaria

El autor ha sido periodista, empresario, consultor y funcionario público; ahora se dedica a proyectos de reconciliación y emprendimiento.

Abel Cárdenas

Tendencias
POR:
Portafolio
julio 11 de 2016 - 10:16 p.m.
2016-07-11

“Yo no considero que haya maestros ni me considero que sea un maestro. Creo que hay gente que lo inspira a uno y al ver lo que hace otra persona puede hacer algo similar. Esa fue la intención del libro, a través de un testimonio poder inspirar a otros. Nada más. No tiene una pretensión de ser una guía”.

Esta fue la intención del periodista, consultor, empresario y experto en temas de paz Ricardo Santamaría, al escribir ‘Un camino hacia la libertad interior’, el cual apareció en las librerías colombianas hace un par de semanas.

El libro es el Ricardo de 53 años escribiéndole cartas al Ricardo de 23 años sugiriéndole qué hacer para llevar una vida mejor, para no cometer tantos errores, para por fin dejar el trago, el principal obstáculo para alcanzar su paz interior, reencontrarse a sí mismo y, al final, ser más feliz.

Santamaría reconoce que fue un ejercicio reflexivo de “extraer lecciones valiosas para mí, de cosas dolorosas, alegres, duras que me pasaron en la vida y siempre pensando en ese joven de 23 años. Mire lo que me pasó para que usted viva de una manera mejor y pueda superar eso de manera más rápida”.

El periodista piensa que el texto puede causar el mismo impacto de una columna suya en el periódico Portafolio hace años contando su primer año de sobriedad. Que tuvo muy buena acogida y sirvió de inspiración para que mucha gente dejará o intentará dejar el trago.

Pero además el libro le sirvió de catarsis, de recuerdos dolorosos que creía que ya estaban resueltos y no. Dice que siente que se liberó al reconocerlos y trascenderlos.
Está convencido de que los problemas hay que afrontarlos o de lo contrario siempre van a quedar ahí. Se piensa que se resolvieron y tarde o temprano se vuelve a ellos y están en el mismo sitio.

Reencontrarse a sí mismo significa, para Santamaría, aceptarse, reconocerse, quererse, consentirse, perdonarse porque nadie está amarrado a los errores que pudo haber cometido en el pasado.

Si considera que cometió un error con una persona o una situación, perfecto, reconozca esa situación pero libérese de ella, perdone al otro y a sí mismo. Piense que lo hizo con el conocimiento y la conciencia que tenía en ese momento.

Relata que es primordial aceptarse a sí mismo porque en la recriminación se hunde más. En su caso empezó a salir adelante cuando reconoció sus errores y se aceptó como era.
Pero, ¿para qué le sirvió reencontrarse consigo mismo?, dice que para ser un ser humano más feliz, más productivo, tolerante, para perdonar y perdonarse, vivir más tranquilo, darle más tiempo a lo importante y a lo que verdaderamente le interesa, “pude reorientar mi vida y trabajar en lo que quiero que es el posconflicto, la reconciliación y el emprendimiento”, porque con el libro y las cartas de Ricardo a Ricardo “logro unir lo que pienso y lo que digo con lo que hago”.

FELICIDAD ES BENEFICIOSA PARA LA PAZ

La reconciliación interior es muy importante para la sociedad. Esta empieza con la persona, si usted está lleno de odio y ganas de venganza, usted no encaja en la reconciliación, y si la hace no es verdadera, no es real. Hay un proceso individual que se debe transformar en algo colectivo. El posconflicto es una actividad colectiva, de un país, sociedad y comunidad para grandes procesos de transformación, el proceso comienza en lo individual.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio