Los numerosos beneficios de los empleados multiprofesionales

Los nuevos profesionales tienen varias especialidades y utilizan su tiempo trabajando de forma independiente, lo que optimiza su tiempo y también los recursos de las empresas.

POR:
marzo 22 de 2014 - 12:51 a.m.
2014-03-22

Los multiprofesionales prestan servicios especializados, a varias organizaciones al mismo tiempo en una o varias áreas de experiencia y conforman tendencia laboral en estos últimos años en el mundo occidental, según Jorge Cagigas, experto en recursos humanos estratégicos y director de la consultora Epicteles.

“Estas relaciones y prestaciones de servicios puedan realizarse con carácter laboral a tiempo parcial, o por un tiempo determinado; o bien en una relación mercantil o autónoma”, explica Cagigas, quien también es licenciado en Derecho y presidente de la fundación Fundipe.

Según Cagigas, “a los también llamados multiempleados no hay que confundirlos con los tradicionales pluriempleados, que combinan diferentes actividades no concurrentes y que, en general, extienden su horario más allá de su jornada laboral habitual o en los días de descanso”.

“El multiprofesional es un trabajador cualificado independiente que, bajo un contrato –de manera habitual no laboral- presta sus servicios y colabora en diferentes actividades para diversas organizaciones, de manera individual o colectiva. Sus ocupaciones también exigen una relación basada en un código ético estricto y en la claridad, la transparencia y el compromiso entre las partes”, añade.

Según Cagigas, en general los “multi” son profesionales de alta cualificación que limitan y restringen sus colaboraciones. “Su intención es no sobreocuparse con jornadas interminables continuadas en diferentes empresas, sino encontrar un equilibrio entre los servicios de alta especialización que prestan y los honorarios”, indica el experto.

Gana-gana

“Esta modalidad es ventajosa para las organizaciones, que necesitan ser cada vez más competitivas y productivas, las cuales han pasado de ser lugares donde las personas ofrecían sus servicios en un contrato “cuasi permanente” y estable, a ser más dinámicas, aprovechando o utilizando estos recursos y servicios exclusivamente cuando los necesitan”, señala Cagigas.

“Se trata de utilizar el 100 por ciento de la cualificación de un profesional durante un periodo concreto de tiempo, justo el que la organización necesite, en lugar del 100 por ciento de la persona, útil para las labores en un corto porcentaje de tiempo, que era en lo que se basaba el modelo anterior”, agrega Cagigas.

Pero la opción ‘multi’ no solo le interesa a las empresas, también a los profesionales “porque la concentración de población y los problemas de desplazamiento en las grandes urbes, hacen preferibles los “trabajos de baja inversión de uso”, con proyectos o prestaciones de servicios en los que los tiempos de desplazamiento son mínimos o inexistentes, igual que si se trabajara online. La idea es reducir los tiempos muertos o improductivos al mínimo”, explica.

A quienes quieran convertirse en multiprofesionales, Cagigas indica que deben asegurarse de que “los servicios y las competencias que posean tengan rasgos positivos que las diferencien de la oferta laboral habitual, y que exista una demanda real del tipo de servicios que oferten”.

Según el director de Epicteles, un aspirante a multiprofesional también debe invertir en el desarrollo y formación en las áreas en las que quiere desempeñarse, para conseguir un alto grado de excelencia y experiencia.

“El continuo interés de aprendizaje e inquietud por las nuevas tendencias, la participación activa en los centros de conocimiento, la investigación y el desarrollo de nuevas experiencias y el cultivo de la especialización, son claves para convertirse en un multiprofesional”, de acuerdo a Cagigas.

Otro aspecto que no se deber minusvalorar “es el cambio de mentalidad que el profesional tiene que realizar para ser capaz de adaptarse a nuevas situaciones con una mayor flexibilidad, ya que tendrá que aportar sus servicios a negocios y empresas diferentes”.

UNA OPCIÓN PARA CADA QUIEN

Para vincularse a esta modalidad de trabajo, el primer paso consiste en organizar un portafolio atractivo.

“Quien se quiera convertir en multiprofesional debe tener una claridad meridiana en cuanto al dosier -porfolio- de los productos y servicios que oferte, para que su posible comprador se dirija a él con rapidez, sabiendo que la propuesta de valor ofrecida encaja en las necesidades del cliente”, sugiere este experto.

Según Cagigas, el portafolio de carrera es un conjunto de áreas de conocimiento que un profesional posee y que le sirven para poder aportar valor a diferentes organizaciones en diversos ámbitos de conocimiento y experiencia. “Estas áreas no tienen porqué ser similares, sino que pueden ser bien diferentes”, matiza.

“La clave no es tanto si las actividades son similares o afines entre si. Es más importante que hayan sido elegidas por el profesional con interés y compromiso, con actitud de desarrollarlas, y con una gran motivación por ellas, ya que lo más transcendental para el éxito suele ser el entusiasmo, la dedicación y el esfuerzo que la persona es capaz de poner en juego”, destaca.

“Cualquier profesional y actividad podría incorporarse al multiempleo, aunque existen áreas en las organizaciones que están más familiarizadas con esta modalidad, como marketing y publicidad, finanzas y auditoría, calidad, distribución y logística o compras, mientras que otras experimentan un rápido crecimiento como producción, recursos humanos e I+D (Investigación y Desarrollo)”, según Cagigas.

Para este consultor, el multiempleo está creciendo porque la crisis económica y la pérdida de la estabilidad en el empleo han provocado un cambio en la mentalidad de las organizaciones y los profesionales, “aunque en este proceso también influyen el cambio de las forma de relacionarse, el aumento del sector servicios, la nueva concepción del talento y la aportación de valor, y el avance de los modelos basados en el mérito”.

“En América, y más concretamente en Estados Unidos y Canadá, la movilidad funcional está más establecida, con lo que los profesionales pueden tener más al alcance la posibilidad de multiemplearse. El porcentaje de profesionales en este modelo es muy superior al de Europa, aunque en el futuro cercano se estrechará significativamente esta diferencia”, vaticina para finalizar.

EFE / Reportajes

Siga bajando para encontrar más contenido