Ojo con el uso de cajeros electrónicos durante el Mundial

Autoridades recomiendan a los turistas sacar dinero en los hoteles en vez de hacerlo en las calles de las ciudades sede.

En Brasil hay cerca de 160.000 cajeros automáticos.

EFE

En Brasil hay cerca de 160.000 cajeros automáticos.

POR:
mayo 22 de 2014 - 09:37 p.m.
2014-05-22

A la lista de razones por las que conviene que los viajeros a la Copa Mundial eviten los cajeros automáticos en Brasil se suman pandillas errantes de ladrones equipadas con dinamita y metralletas.
“Aquí hay bandidos feroces”, dijo en una entrevista en Sao Paulo Leonel Rossi, vicepresidente de asuntos internacionales de la asociación de agentes de viajes del país. “Recomendamos a los turistas que extraigan el dinero de los cajeros automáticos en los hoteles y eviten extraer dinero de bancos en la calle”.

Los simpatizantes de fútbol ya enfrentan la perspectiva de buscar entre los 160.000 cajeros automáticos de Brasil uno que sea compatible con sus tarjetas, ya que la mayoría no tiene enlace con redes interconectadas.

Dichos turistas deben saber que pasar tiempo adicional frente a un cajero puede resultar poco prudente. Los robos en sucursales de bancos y cajeros automáticos en Brasil aumentaron hasta 2.944 el año pasado, un 83 por ciento más que en el 2011, según datos de los sindicatos de trabajadores de bancos y seguridad.

Estos delitos crecieron 37 por ciento en el estado de Sao Paulo, donde arranca la Copa Mundial el 12 de junio, y 42 por ciento en el estado de Río de Janeiro, sede de la final del campeonato el 13 de julio. Esto no incluye los ataques en cajeros automáticos en lugares que no son bancos.

El año pasado, uno de los blancos fue una sucursal de Banco Santander Brasil SA donde se encuentra una central eléctrica nuclear en Angra dos Reis. El 21 de agosto, los ladrones ataron a Verónica Soares, una guardia de seguridad del banco de 24 años, y le dispararon en la cabeza, según la policía.

Obligaron a Igor Henrique Batista Alves da Silva, un empleado de Santander de 22 años, a abrir la caja fuerte, que estaba protegida por un sistema de retardo para la conexión. Cuando el mecanismo no abrió inmediatamente, le dispararon en el pecho, dijo la policía. Tanto Soares como Silva murieron en el lugar.

ORGANIZADORES ANTERIORES

El aumento del delito en bancos y cajeros automáticos contrasta con lo ocurrido durante las dos Copas Mundiales anteriores. Sudáfrica, donde se desarrolló el campeonato en 2010, redujo los robos de banco un 9 por ciento en los dos años previos al evento respecto de la tasa conjunta de 2008 y 2009, hasta 93 incidentes, según datos policiales.

Alemania, por su parte, registró una caída de 15 por ciento, hasta 463 casos, cuando actuó como organizador en 2006, muestran los datos.

Los gobiernos extranjeros están advirtiendo a sus ciudadanos que estén muy atentos al usar los cajeros automáticos en Brasil. Francia aconsejó a los viajeros que eviten totalmente los cajeros automáticos que no tengan vigilancia, en tanto el sitio Web del Departamento de Estado estadounidense dice que sus ciudadanos deben saber que hay bandas organizadas que toman como blanco a ciudadanos después de verlos retirar dinero.

“Se producen regularmente robos y secuestros relámpago frente a los bancos y cajeros automáticos”, según el sitio en Internet. “Algunas víctimas fueron golpeadas y/o violadas”.

La agencia nacional de turismo brasileña espera 600.000 visitantes durante la Copa Mundial, en tanto dos tercios se dirigirán a Río. La policía de la ciudad proyecta proteger un perímetro alrededor del estadio de Maracaná, donde tendrá lugar la final, y desplegará casi 7.000 oficiales de la policía militar, según un comunicado con fecha 10 de abril. En la ciudad trabajarán otros 156 oficiales que hablan idiomas extranjeros.

“Durante la Copa Mundial, Brasil llevará a cabo una acción coordinada entre inteligencia y las agencias de seguridad, como el ejército, la policía federal y la policía estatal”, dijo en un correo electrónico el Ministerio de Defensa, que encabeza la seguridad del evento. Varias organizaciones militares controlarán a las empresas autorizadas a manejar explosivos debido a que el material puede utilizarse en ataques contra bancos, según el comunicado.

Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido