París, la ciudad del lujo

Tres hoteles abrirán sus puertas después de remodelaciones.

París, la ciudad del lujo

Archivo Portafolio.co

París, la ciudad del lujo

POR:
enero 18 de 2014 - 01:27 a.m.
2014-01-18

El mítico hotel Ritz de París, que durante tres décadas sirvió de hogar para la diseñadora Coco Chanel, estrena este 2014 una ambiciosa remodelación que durante casi 28 meses lo ha tenido alejado del público, para estar a la altura de la creciente competencia y de las exigencias de su clientela.

A este regreso se sumará, en los próximos meses, otro de los emblemas de la hostelería parisina y, por ende, francesa: el Plaza Athénee.

Sus respectivos cierres abrieron un paréntesis en el sector en agosto del 2012 y en noviembre de ese mismo año, pero fueron reflejo de una necesidad acuciante e inevitable: la de renovar las instalaciones, ante la implantación de nuevos centros que pretendían igualmente o habían alcanzado ya la categoría Palace.

El Royal Monceau Raffles, inaugurado en octubre del 2010; el Shangri-La, abierto en diciembre de ese año, o el Mandarin Oriental, llegado en junio del 2011, fueron tres de los encargados de sacudir la hegemonía de esos otros templos.

LA DISTINCIÓN PALACE

“La llegada de nuevos grupos hoteleros, principalmente asiáticos, ha tenido como efecto la redinamización de un sector que lo necesitaba. Sin hacerles sombra, esos recién llegados dan un nuevo impulso a la industria del lujo”, indican fuentes del organismo público francés de promoción turística, Atout France.

Esa entidad fue la encargada de crear en noviembre del 2010 la distinción ‘Palace’, lograda ya por 13 hoteles y que, de forma paralela para aquellos de 5 estrellas que se distingan por su ubicación, estética o interés histórico, añade un criterio subjetivo al sistema de valoración habitual.

Su arquitectura, tamaño, búsqueda de la excelencia, personalidad del establecimiento, calidad de las instalaciones y de la restauración, rapidez y personalización del servicio o inclusión de centros como un spa, son algunas de las consideraciones que conducen a ese reconocimiento concedido durante cinco años.

El Plaza Athenée lo logró en mayo del 2011 y, con su cierre temporal, precedido de una subasta de su mobiliario con la que recaudó casi dos millones de dólares, buscó la creación de 25 nuevas habitaciones y suites, de salones y salas de reunión, y la renovación de su bar y de sus dos restaurantes, tras la adquisición de tres edificios contiguos.

Siga bajando para encontrar más contenido