Las peores negociaciones de la historia

En los negocios las decisiones toman mucha fuerza a la hora de planear proyectos a futuro.

En ocasiones una buena decisión puede no traer tan buenos resultados si viene con malos augurios o corazonadas erróneas

Archivo Portafolio.co

En ocasiones una buena decisión puede no traer tan buenos resultados si viene con malos augurios o corazonadas erróneas

POR:
marzo 14 de 2014 - 05:52 p.m.
2014-03-14

En ocasiones una buena decisión puede no traer tan buenos resultados si viene con malos augurios o corazonadas erróneas. Pérdidas multimillonarias de dinero, caídas estrepitosas de una reputación construida durante años e incluso viajes a la cárcel son algunos de los resultados de malas decisiones.

La venta de Alaska: este negocio se dio en 1867 cuando Rusia le vendió este territorio a Estados Unidos por cerca de 93 millones de dólares. Esta decisión se generó luego de que Alejandro II tuviera algunos problemas económicos que solventó con esta suma.

Por su parte, el secretario de estado norteamericano William H. Seward fue llamado loco en ese momento por concretar la compra. A finales del siglo XIX esta termino siendo una gran inversión al descubrir que en el lugar había oro y petróleo.

El rechazo del teléfono: en 1876, el mejor invento de la historia fue llevado por Graham Bell a Wester Union Telegrah Company para venderlo, pero la compañía rechazó la transacción.

El inventor decidió no darse por vencido y creo la Bell Telephone Company en donde en 1892 logró realizar la primera conversación telefónica, por lo que la primera empresa decidió hacerle competencia con productos similares que fracasaron.

La crisis de Madoff: Bernard Madoff era uno de los inversores más intrépidos de Wall Street.

Este hombre logró ganar mucho dinero con su empresa, pero luego se supo que todo fue una trampa.

Este hombre llevaba a cabo un negocio piramidal con el que estafaba a las personas. En el 2009 fue condenado a 150 años de prisión.

La caída de Costner: Kevin Costner fue a principios de los 90 una gran figura en Hollywood gracias a sus taquilleros éxitos.

Su caída vino en 1995 con la película “Waterworld” y posteriormente con “El mensajero”, ninguna de ellas obtuvo las ganancias necesarias para superar lo invertido.

El no a Los Beatles: la famosa banda visitó en su oficina a Dick Rowe, jefe de división de música popular de la compañía Decca Records, quien aseguró que la música con guitarra estaba en decadencia, razón por la cual rechazó a los músicos y prefirió grabar con un grupo llamado The Tremeloes.

La explotación del Cerrejón: en el 2000 Colombia vendió casi el 50% de su participación en la explotación de esta mina por U$33 millones. Luego de esto el dueño de la otra mitad, Intercor, vendió su participación en más de  mil millones de dólares.

Glencore, uno de los compradores de la parte colombiana vendió su 33% en U$1.700 millones.

De esta manera, el país podría haber vendido sus acciones en cerca de U$2.500 y no por el valor que lo hizo.

Una Coca Cola fallida: la idea fue promocionada por Roberto Goizueta exgerente de The Coca Cola Company en la década del 80.

Este hombre de negocios decidió crear “The new Coke” con una nueva fórmula que pretendía superar a la original, lo que recibió el rechazo de más de 400 clientes quienes veían el producto como una mala copia.

La ‘metida de pata’ de Yahoo: en el 2001 hubo una crisis en las diferentes empresas virtuales, entre ellas Google, quienes se acercaron a Terry Semell, dueño de Yahoo, para ofrecerle la venta de este buscador, que en la época no era tan popular; razón por la cual el empresario rechazó la compra. Hoy en día Google tiene un valor de U$100 mil millones.

El joyero que perdió todo: Ralph Esmerian deseaba comprar Fred Leighton, una joyería a la cual recurrían todos los famosos.

El empresario pidió prestados cerca de 76 millones de dólares para realizar la compra.

En el 2007 Esmerian se declaró en banca rota debido a una serie de deudas que tenía. Aunque las entidades bancarias se quedaron con algunas de las joyas, jamás lograron recuperar los 192 millones de dólares que le debían.

Enron y su decadencia: El año 2001 fue un año de fracasos.

Enron, una compañía energética de Estados Unidos, había declarado ganancias por más de mil millones de dólares pero, meses después, se declaró en quiebra como resultado de deudas que mantenía por la suma de 30 mil millones.

Siga bajando para encontrar más contenido