Los perros pagan impuestos en dos pueblos españoles | Tendencias | Portafolio

Los perros pagan impuestos en dos pueblos españoles

La medida busca recaudar fondos que ayuden a pagar los gastos de limpieza de las dos localidades.

Depende de la raza de sus perros, los amos deben pagar más por su mascota.

Reuters

Depende de la raza de sus perros, los amos deben pagar más por su mascota.

POR:
julio 22 de 2013 - 07:16 p.m.
2013-07-22

Mejorada del Campo y Fresnedillas de la Oliva son dos poblaciones españolas en las que los dueños de los perros deben pagar entre 10 y 15 euros por sus mascotas, cifra que puede llegar a los 40 euros dependiendo si la raza del animal es considerada como peligrosa.

Las autoridades recorren las calles de los pueblos en busca de amos que no hayan cancelado el 'impuesto' de su mascota. "La Policía municipal patrulla de paisano en los lugares y horas de mayor frecuencia de paseo de los perros, y donde son alertados por vecinos, a fin de sorprender al animal y dueño 'in fraganti'", explicó el Ayuntamiento de Mejorada del Campo en una carta dirigida en marzo a todos los vecinos del pueblo.

La iniciativa, cuyo nombre oficial en  Mejorada del Campo es 'Tasa por Tenencia de Animal de Compañía', tiene como objeto encontrar nuevas fuentes para financiar las tareas de limpieza en el municipio, que tiene aproximadamente 23.000 habitantes. El cobro "pretende sufragar una parte de los gastos que ocasionan los servicios que presta el Ayuntamiento, a las personas con animales de compañía y a las propias mascotas", explica la misiva.

Mejorada del Campo esperaba recibir 21.370 euros con la tasa, ya que según sus cifras el censo animal ascendía a 2.137 mascotas. Sin embargo, de acuerdo con información recolectada por el diario español 'El País', en la población tan solo había 1.400 perros.

En la carta, el Ayuntamiento de Mejorada del Campo advierte que además del impuesto se cobra una multa que oscila entre 80 y 190 euros, que incluso puede llegar a superar los 1.000 euros en caso de que el amo sea reincidente en la evasión de este 'impuesto canino'.

Según 'El País', en Fresnedillas (16.000 habitantes) la medida se impulsó debido a que el Ayuntamiento tiene deudas pendientes con terceros por contratos de limpieza de la población. Allí hay que hacer una renovación anual del registro por la que se cobran 10 euros, idéntica cifra que se cobra por un duplicado.

Siga bajando para encontrar más contenido