Perú: razones para ser el país de moda

La gastronomía y la cultura inca hacen de este país suramericano un destino turístico integral.

POR:
octubre 09 de 2013 - 12:12 a.m.
2013-10-09

En la reciente ceremonia de elección de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina, Perú ratificó su tradición gastronómica, y no solo ocupó el primer lugar con el restaurante Astrid y Gastón (Lima), sino que El Central, de la misma capital, ocupó el cuarto puesto, y entre los quince mejores hay siete de este país.

La gastronomía se ha convertido en la principal carta de presentación de Perú en la región y en el mundo, tanto que los turistas no se resisten a la tentación de probar el pisco, las delicias marinas y los postres. “Los restaurantes de Lima son seductores, no solo por su comida, sino por su arquitectura y atención al cliente; seguido de su apetitosa carta de comida, que abre el paladar con un exquisito pisco y lo cierra con un delicioso suspiro limeño”, dice Angie Clavijo, general manager del hotel Sumaq en Machu Picchu.

Igual pasa con lo de todo el país, así como con la cevicherías, “que ofrecen una variedad de mariscos cocidos con limón, ají, cebolla y sal”, señala Maria Elisa Ponce de León, especialista de turismo de PromPerú.

Esta tradición de buena mesa se complementa con una riqueza natural y cultural envidiable. Lima, su capital, disfruta de la imponencia frente al mar, con grandes hoteles, casas de albergue y hostales. Sin duda, una ciudad retadora, con más de 7 millones de habitantes, que se encuentra a 2.600 metros sobre el nivel del mar.

HISTORIA Y TRADICIÓN

La cultura inca se respira en toda Lima con solo mirar las Huaca Pucllana, centro ceremonial de la ciudad, para en el atardecer visitar el Parque del Amor, en Miraflores, con una espectacular vista al océano Pacífico. El recorrido por las principales avenidas de la ciudad, comenzando por la Plaza de Armas, donde se encuentran el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal, es otro de los atractivos. Luego, la Catedral y el convento de San Francisco del siglo XVII permiten adentrarse en sus famosas catacumbas.

El Santuario Arqueológico de Pachacamac, que fue un centro de peregrinación para muchas culturas que poblaron el antiguo Perú, está tan solo a 30 kilómetros al sur de Lima. Allí se destacan el Templo del Sol, el Acllahuasí y el Palacio de Taurichumbi.

Luz Marina Rodríguez

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido