Así se pesca el petróleo

Portafolio hizo un recorrido por una plataforma ‘off shore’ de la empresa estatal india ONGC Videsh, en Mumbai.

Así se pesca el petróleo

Archivo Portafolio

Así se pesca el petróleo

Tendencias
POR:
octubre 29 de 2015 - 01:33 a.m.
2015-10-29

Una telaraña de 6.500 kilómetros de tubos entrelazados que llevan petróleo y gas en su interior interrumpe la monotonía del mar, luego de recorrer 160 kilómetros por sus aguas, frente a la costa norte de la ciudad de Mumbai (India).

Se trata de una de las plataformas ‘off shore’ de propiedad de la petrolera estatal ONGC Videsh, que produce diariamente unos 316.000 barriles de crudo.

La mole de hierro pintada de amarillo pareciera flotar, pero en realidad está aferrada al fondo del mar, que en este lugar tiene casi cien metros de profundidad. Desde el aire se asemeja a una araña aprovisionándose de alimento, y así es, por las venas del complejo Mumbai Hight del Norte (MHN) corren petróleo liviano, gas y agua las 24 horas al día y los siete días de la semana.

Fue construida en 1976 luego de dos años de trabajos de alta ingeniería, como sucede con el resto de las plataformas petroleras que operan en el mar, en el mundo. Portafolio estuvo en el lugar, invitado por la compañía Mansarovar, una filial controlada por gobiernos de China e India, a través de Sinopec y ONGC Videsh, respectivamente, que produce en Colombia unos 40.000 barriles diarios y que tiene interés en ampliar su promedio de extracción, además de realizar nuevas inversiones.

Los directivos de la plataforma dicen que la inversión en cada pozo asciende a unos mil millones de dólares, algo así como el presupuesto del Ministerio de Agricultura de Colombia para el año entrante.

UNA CIUDAD DE HIERRO

Este complejo petrolero, que en realidad es una ciudad de hierro con alrededor de 250 habitantes permanentes, dispone de todas las comodidades, protección y herramientas para realizar su trabajo, habitaciones, restaurante, gimnasio, sitios de recreación, salas de entretenimiento y hasta helipuerto.

A menudo, el lugar es testigo de la llegada de helicópteros con personal de todos los niveles, que requiere la plataforma, e invitados especiales del mundo petrolero y de la ingeniería del sector.

Debajo del complejo industrial opera un oleoducto que conecta cada uno de los pozos y transporta el crudo hasta la plataforma central, donde se realiza el trabajo de separación de los hidrocarburos para luego ser enviados a las refinerías de la empresa.

Como si se tratara de una llama olímpica, además de las señales industriales de seguridad, una especie de antorcha de gas hace la advertencia de que los visitantes están frente a una plataforma dedicada a obtener el combustible que mueve a la humanidad.

edmtov@portafolio.co