Un pinchazo puede salvar su vida

Cada año se deben realizar pruebas de sangre para analizar los niveles de azúcar en el cuerpo.

POR:
octubre 27 de 2013 - 11:44 p.m.
2013-10-27

Se estima que en Colombia el 8% de la población puede estar padeciendo de diabetes tipo 2, una enfermedad que se adquiere por malos hábitos alimenticios, sobre todo, por el uso excesivo de harinas y azúcares refinadas, y por el sedentarismo, factores de riesgo que generan obesidad. El resultado se manifiesta en altos niveles de glucosa en la sangre que, con el tiempo, ocasionan daños en distintos órganos y tejidos.

Lo preocupante del asunto es que, según la regla de las mitades (esquema desarrollado por el laboratorio danés Novo Nordisk), de este 8%, solo el 50% es diagnosticado; de ellos, el 50% puede tener acceso al tratamiento y solo la mitad de este grupo puede adquirir los medicamentos y lograr la meta de controlar la afección.

Por esta razón, los expertos hacen un llamado para que se creen programas que vayan orientados hacia la prevención y detección temprana, tarea que resulta un poco compleja, ya que la diabetes tipo 2, en sus inicios, no reporta ningún tipo de señal. Así lo explica Óscar Rosero, endocrinólogo y director médico de la Sociedad Colombiana de Diabetes, seccional Villavicencio, quien asegura que cuando esta presenta síntomas como mucha sed, orina constante, pérdida repentina de peso, fatiga y visión borrosa es porque ya está muy avanzada.

Sin embargo, existen varios exámenes de laboratorio que pueden detectar a tiempo la afección. Entre ellos está la medición de azúcar en la sangre, que se realiza tomando una muestra en ayunas.

Se considera normal cuando el valor está por debajo de 100 miligramos por decilitro, pero si está por encima de 120, puede estar en riesgo.

EXÁMENES PARA EL DIAGNÓSTICO TEMPRANO

El pre y pos carga es una prueba en la que se hace una medición de azúcar en ayunas, luego se da al paciente un jugo que contiene 75 gramos de dulce, y a las dos horas se vuelve a tomar la muestra de sangre. Acá el valor normal debe estar por debajo de 140 miligramos por decilitro, pero si está por encima de 200 ya la diabetes está presente.

Otro examen es el de hemoglobina glicosilada, una muestra de sangre que permite determinar los niveles de azúcar de los últimos 3 meses del paciente; esta da un valor en porcentaje, y si la persona está por encima de 6,5% se asume que ya es diabético. Lo cierto es que sea cual sea el resultado, estos análisis se deben hacer, mínimo cada dos años. La prevención está en sus manos.

Siga bajando para encontrar más contenido