La polémica historia de DSK ya tiene película

Dos años después de que estallara el escándalo sexual de Dominique Strauss-Kahn (DSK), se dieron a conocer en el festival de cine de Cannes las primeras imágenes de la película de Abel Ferrara, "Welcome to New York", que narra la caída del exdirector del FMI.

Afiche de la película 'Welcome to New York' sobre la caída de DSK.

AFP

Afiche de la película 'Welcome to New York' sobre la caída de DSK.

POR:
mayo 16 de 2013 - 09:11 p.m.
2013-05-16

Las imágenes muy sexuales del filme, protagonizado por Gerard Depardieu, que encarna a Strauss-Kahn -cuyo nombre nunca se pronuncia-, y por la actriz británica Jacqueline Bisset, circulan en Cannes, donde se abrió el miércoles la 66º edición del festival de cine más importante del planeta.

Vincent Maraval, el patrón de Wild Bunch, que ha producido la película, estaba el martes por la tarde en el famoso restaurante La Potinière, frente al Palacio de Festivales, el centro de esta fiesta del cine, mostrando a todo el que pasaba, con visible satisfacción, imágenes de Depardieu en una cama con mujeres desnudas, presenció un periodista de la AFP.

Las imágenes entrecortadas de suspiros sugieren que el filme revelará todos los sórdidos detalles de la supuesta adicción sexual de Dominique Strauss-Kahn, que hasta su arresto por la policía de Nueva York, en mayo del 2011, se perfilaba como candidato socialista a la presidencia de Francia.

En una imagen, un amigo le pregunta a DSK por qué se deja llevar por el desenfreno sexual, a lo que éste responde: "¿Qué, preferirías jugar golf?". El trailer de 1 minuto y 43 segundos apareció también en Youtube, lo que Wild Bunch asegura fue sin su consentimiento.

La casa productora indicó el jueves que las primeras imágenes del filme estaban destinadas a ser mostradas en el mercado de cine de Cannes, donde acuden cientos de compradores del mundo entero.

EL HOMBRE QUE LO TENÍA TODO

Ferrara, autor de "Bad Lieutenant", ha dicho que la película, que enfocará también la batalla judicial de DSK, trata sobre la caída en desgracia, a causa de su adicción sexual, de un hombre que estaba en la cima, que lo tenía todo.

Depardieu, uno de las leyendas del cine francés, también ha estado recientemente envuelto en un escándalo, tras renunciar a su pasaporte francés y obtener la nacionalidad rusa para evitar pagar impuestos.

La esposa del exministro francés, la periodista Anne Sinclar, que apoyó a DSK mientras estuvo arrestado en la cárcel de Rikers Island y durante su detención domiciliaria en una lujosa mansión de Manhattan, está interpretada por la actriz británica con sobriedad pero también con combatividad, según las primeras imágenes.

Bisset reemplazó a la actriz francesa Isabelle Adjani, que se retiró del proyecto antes de que la cinta comenzara a ser rodada en Nueva York, invocando "la intrusión destructora en la esfera privada de esas dos personalidades".

El escándalo que causó el derrumbe del poderoso político francés estalló cuando una empleada de limpieza del hotel Sofitel de Nueva York lo acusó de haber abusado de ella. Según DSK, la relación sexual que mantuvo con Nafissatou Diallo fue por consentimiento mutuo.

La última de las imágenes vistas en Cannes muestran a DSK en el famoso cuarto de hotel neoyorquino, saliendo de la ducha envuelto en una toalla y encontrándose con Diallo. Los productores han evitado usar el nombre de Strauss-Kahn para evitar cualquier demanda.

Cuando estalló el escándalo, los corresponsales que cubrían el Festival de Cannes, que suelen vivir en "una burbuja", pendientes sólo del cine y ajenos a todo lo que pasa en el exterior, se detenían largos minutos ante las cámaras de televisión, comentando la caída en desgracia del que muchos vaticinaban sería el próximo presidente de Francia.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido