¡Ponga su cerebro en onda! | Tendencias | Portafolio

¡Ponga su cerebro en onda!

Una tarea que se logra equilibrando las cinco ondas mentales.

Durante el día es aconsejable tomar momentos de reflexión.

Archivo particular

Durante el día es aconsejable tomar momentos de reflexión.

POR:
agosto 05 de 2014 - 06:03 a.m.
2014-08-05

Para Romo, autora del libro Entrena tu cerebro, una de las claves más sencillas para ayudar a que nuestra materia gris consiga un alto rendimiento, y en definitiva, para ser más eficientes y vivir mucho mejor, consiste en “conocer las cinco principales ondas del cerebro y crear rutinas que den espacio a cada una de ellas para lograr el equilibrio”.

“En la década de 1920, el neuropsiquiatra alemán Hans Berger descubrió las ondas cerebrales, es decir, las distintas señales eléctricas producidas por el cerebro y cuya frecuencia o velocidad de impulso y voltajes varían en relación con diferentes estados de consciencia y actividades mentales”, explica Romo.

¿Cuáles son y en qué consisten las principales señales bioeléctricas? Romo responde: “las ondas Beta son las más comunes en el estado de vigilia. Se relacionan con la atención focalizada y el pensamiento activo. Nuestra atención se centra en el mundo externo, en lo que está pasando a nuestro alrededor”.

Estas ondas “también se activan en los estados de alerta, cuando nos mantenemos, por ejemplo, en el trabajo, es decir, con actividades que potencian nuestros niveles de estrés”, añade.

“Por su parte, las ondas cerebrales Gamma, que provocan mayor actividad mental y lucidez, son las de la intuición y la creatividad y se dan cuando estamos muy concentrados”, indica esta experta.

“Sin embargo, para ser creativos e intuitivos necesitamos entrar en estados de tranquilidad y haber experimentado previamente las ondas Alfa, que se dan en un estado que podríamos describir como lucidez relajada”, de acuerdo a Romo.

“Nuestro cerebro en este momento está conectado con nuestro interior y ya no está pendiente de lo que sucede a nuestro alrededor. Cuando visualizamos una situación, pensamos en el futuro, si cerramos los ojos y nos relajamos se producen las ondas Alfa”, completa la experta.

“Por último, las ondas Theta se asocian a la somnolencia y aparecen cuando empezamos a dormir, por lo que, a menudo, están acompañadas por sueños y, cuando llegamos al estado de sueño profundo, aparecen las ondas Delta”, señala.

Según Romo, para aprovechar las Beta, Gamma, Alfa, Theta y Delta en beneficio de nuestro bienestar y eficacia, tenemos que crear rutinas que den espacio a cada una de estas ondas de forma equilibrada y, para lograrlo, “lo importante es la flexibilidad que tengamos para pasar de una onda a otra, ya que nuestro cerebro siempre está produciendo múltiples ondas al mismo tiempo”.

LOS SIETE COLORES DEL ARCOIRIS MENTAL

“Nuestra habilidad para hacer cualquier cosa está relacionada con la combinación de este quinteto de ondas y lo eficientes que seamos dependerá de nuestra flexibilidad.

Según Romo, estas siete claves son: dormir lo suficiente (violeta); dedicar un tiempo a no hacer nada y permitir que el cerebro dé vueltas sin objetivo (añil); tener momentos de reflexión, enfocándonos en nuestras sensaciones y pensamientos (azul); mantener contacto físico y social (amarillo); jugar, ser creativos y divertirnos (naranja); practicar deporte (verde); y tener un tiempo para trabajar, realizar tareas y cumplir objetivos (rojo).

“Quizá puedan parecer muchas actividades, pero no importa tanto la cantidad, ni el tiempo que les dediquemos inicialmente: ¡para estar más presentes y ser más felices en nuestras vidas, lo importante es incluir un poco de todo en nuestro día a día para alcanzar la calidad y el bienestar!”, enfatiza.

EFE


Siga bajando para encontrar más contenido