Procuraduría pide condena para Laura Moreno y Jessy Quintero

El Ministerio Público argumenta que la muerte de Luis Andrés Colmenares sí fue un homicidio y no un accidente.

Jessy Quintero y Laura Moreno

La entidad pide condena a Laura Moreno como coautora impropia del homicidio agravado, y a Jessy Quintero por el delito de favorecimiento.

Envueltas en el caso de Andrés Colmenares

Tendencias
POR:
Portafolio
marzo 06 de 2017 - 01:05 p.m.
2017-03-06

La Procuraduría General de la República pidió que se revoque en segunda instancia la absolución que emitió la jueza 11 de conocimiento de Bogotá el pasado 20 de febrero a favor de Laura Moreno y Jessy Quintero, argumentando que la muerte de Luis Andrés Colmenares sí fue un homicidio y no un accidente.

En su concepto enviado al Tribunal Superior de Bogotá, el ente solicitó al Tribunal que se condene a Laura Moreno como coautora impropia del homicidio agravado, y a Jessy Quintero por el delito de favorecimiento. Según la Procuraduría las contradicciones e incoherencias de los testimonios y de todo lo sucedido en el proceso son indiscutibles y comprometen “seriamente” la credibilidad de la teoría presentada por la defensa de las acusadas.

En el documento, la Procuraduría asegura que “cobra validez la hipótesis que atribuye el fallecimiento de Luis Andrés Colmenares a una conjugación de factores, esto es, que fue objeto de una aleve agresión que le acusó múltiples heridas, traumas y fracturas en su rostro, de las cuales devino un estado de inconsciencia que le permitió a sus victimarios ocultarlo en el interior del 'box culvert' (caño) donde posteriormente fue hallado, lugar en el cual fallece por la concurrencia de las siguientes circunstancias: depresión del sistema nervioso central, trauma cráneo encefálico y asfixia por sumersión en medio líquido.

El informe firmado por Jairo Salgado Quintero, procurador tercero delegado para la investigación y juzgamiento penal, critica la decisión de la jueza de desechar los conceptos y conclusiones aportadas por el perito Máximo Duque que indicó que la cabeza del joven sufrió múltiples golpes en distintos momentos, algo incompatible con una caída de altura.

Otro de los argumentos del Ministerio Público para afirmar que se trató de un homicidio es que según la necropsia realizada el 1 de noviembre del 2010 -al siguiente día de la muerte de Colmenares-, el cuerpo "tenía livideces dorsales fijas y otras livideces tenues a nivel dorsal", lo que pone en duda que el cuerpo haya estado boca abajo todo el tiempo transcurrido desde su muerte hasta que fue encontrado, 16 horas en total. También sostiene que si el cuerpo estuvo sumergido en el agua ese tiempo, no podría tener la rigidez que se encontró en la necropsia.

Agrega que varias de las heridas tienen origen en mecanismos diferentes: contundentes y cortocontundentes, "que muy forzadamente se pueden atribuir a una caída de altura sobre una superficie regular".

El Ministerio Público concluye que es claro que en el homicidio de Luis Andrés Colmenares “necesariamente participaron varias personas, empresa delictiva de la cual hizo parte la citada señorita”.

“La acusada (Laura Moreno) desempeñó un rol importante y necesario para el éxito criminal, pues siendo la última persona identificada que estuvo con Colmenares cuando este aún estaba con vida, gracias al acuerdo hecho con los demás coautores antecede o concomitante, de un lado se abstuvo de desplegar siquiera la menor acción para evitar que fuera objeto de la brutal golpiza que desencadenó su estado de inconsciencia e indefensión (…) se encargó de desvirtuar y distraer las labores de búsqueda”, señala la Procuraduría.

Por otra parte, dice que Jessy Quintero en varias oportunidades reiteró a las autoridades la tesis entregada por Laura Moreno, es decir,"que la muerte de Luis Andrés fue producto de un hecho accidenteal ocurrido cuando este cayó al canal del Virrey a sabiendas que ella no estuvo presente en el momento de la supuesta caída del joven, y en dicha medida no le consta que su muerte haya sido consecuencia del infortunio, razón por la cual no estaba en condiciones siquiera de descartar a priori que en este caso se trató de un homicidio, como en efecto lo hizo ante las autoridades".

La Procuraduría finaliza argumentando que Quintero contribuyó con evadir la acción de las autoridades, “distrajo y entorpeció la investigación en clara lesión al bien jurídico, esto es, la eficaz y recta impartición de justicia”.