Para progresar se necesita administración pública de calidad

Enrique Peñalosa y Carlos Gustavo Cano dicen que el Estado debería reclutar a sus mejores jóvenes.

Para progresar se necesita administración pública de calidad

Archivo Particular

Para progresar se necesita administración pública de calidad

POR:
diciembre 11 de 2013 - 12:29 a.m.
2013-12-11

Si Panamá aún perteneciera a Colombia, se parecería a Buenaventura. Eso afirma Enrique Peñalosa, refiriéndose al grado de atraso que tiene el principal puerto del país sobre el Pacífico.

El exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial estuvo en Charlas Portafolio compartiendo sus opiniones con Carlos Gustavo Cano, quien ha sido ministro, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), gerente de Fedearroz y consultor en proyectos de inversión.

Cano se mostró sorprendido de que a la hora de hablar de la competitividad, en el país se mencionen factores como la infraestructura y los costos de insumos, y se ignoren otros igualmente importantes, como la calidad de la administración pública y las posiciones dominantes de ciertas empresas o grupos económicos que truncan la libre competencia.

Pone como ejemplo positivo de gerencia pública el auge que está tomando Barranquilla y el aprovechamiento de programas estatales por parte del departamento de Antioquia, donde está concentrado el 56 por ciento de la Red Juntos, que busca que las familias superen la pobreza.

Según Peñalosa, no se puede desconocer otro elemento: la necesidad de que haya más autonomía regional. “Si Panamá fuera parte de Colombia ahora, sería como Buenaventura, porque cuando esta se independizó, sus mejores jóvenes volvieron porque era mejor ser cabeza de ratón que cola de león”, dijo. De esta manera, anotó, las regiones pueden formular políticas de acuerdo con su realidad y sus necesidades.

CAMPO Y CIUDAD

Añadió que en el país es más urgente una reforma urbana que la reforma rural y que el Estado debe comprar las tierras que rodean las ciudades, y si es necesario expropiarlas, para regular el crecimiento urbano.

“El tema más crítico para la movilidad no es que escojamos entre metros o buses, sino que la ciudad crezca donde debe ser. Podríamos hacer ciudades con parques espectaculares, con autopistas para bicicletas y ese sería un factor crítico para la felicidad y la competitividad del país”, puntualizó.

Cano por su parte, cuya vida personal y profesional ha estado íntimamente ligada al campo, aseguró que existe un conflicto sin resolver entre el uso y la vocación de la tierra, en buena parte debido a la falta de un sistema adecuado de tributación.

“Tenemos una gran acumulación de tierra ociosa porque se vuelve un negocio para efectos rentísticos y es hora de revisar esa tributación, abaratando la tierra, que es uno de los obstáculos grandes para la competitividad del campo”, añadió, al recordar que hay 144 millones de hectáreas, de las cuales el 19 por ciento es cultivable, pero apenas el 4 por ciento está siendo utilizada.

Siga bajando para encontrar más contenido