Recomendaciones para los jóvenes que buscan su primer empleo

Ganarse el puesto es una premisa que no deben olvidar las personas que realizan pasantías.

Las pasantías son el mejor trampolín para los jóvenes que aspiran a conseguir su primer empleo.

Archivo EL TIEMPO

Las pasantías son el mejor trampolín para los jóvenes que aspiran a conseguir su primer empleo.

Tendencias
POR:
agosto 09 de 2014 - 01:00 a.m.
2014-08-09

Si a una persona joven (25 años o menos) le exigen experiencia para contratarla en un puesto de trabajo es porque no quieren emplearla.

En la mayoría de los casos, quienes reúnen estas condiciones deben acreditar tres o más años de experiencia en el trabajo, lo cual parece físicamente imposible.

Este es uno de los eternos círculos viciosos difíciles de romper: a los recién egresados no les dan trabajo porque no tienen experiencia y nunca pueden acreditar experiencia porque nadie les da la oportunidad de trabajar.

La pregunta que surge es cómo acabar con este círculo vicioso, que genera un obstáculo de gran tamaño para los jóvenes que aspiran a obtener su primer puesto de trabajo.

Los expertos tienen algunas recomendaciones al respecto.

Juan Gustavo Guzmán, jefe de Recursos Humanos dice que en su oficina ha recibido a muchos jefes de área pidiendo que su empresa le dé una oportunidad a un practicante para ser ‘enganchado’ cuando finalice su pasantía. Guzmán asegura que, en la mayoría de los casos, este tipo de solicitudes no se da por que el joven sea recomendado por alguien, sino porque el jefe del área ha detectado que ese joven tiene gran potencial y que rápidamente se podrá convertir en un sustituto de los empleados más experimentados que abandonan la empresa por diferentes razones. En consecuencia, demostrar sus capacidades al primer asomo de oportunidad es una de las recomendaciones para los principiantes. En conclusión, el puesto hay que ganárselo.

Otra de las recomendaciones es que los practicantes propongan la creación de su propio puesto de trabajo en la empresa. Esto se logra presentando un proyecto nuevo que le agregue valor a la compañía, razón por la cual será visto como un empleado con sentido de pertenencia, en vez de convertirse en una carga laboral.

Este tipo de iniciativas son muy apetecidas por los empresarios, porque pueden convertirse en exitosas e incluso en un foco de negocio tan rentable o más que el que le dio vida a la compañía.