Recupérese físicamente de las fiestas de fin de año

Ejercicio y una buena alimentación son las claves para logra un estado físico óptimo.

El ejercicio tiene muchos efectos saludables que pueden ayudar mucho a recuperarse del exceso de la Navidad.

Archivo Portafolio.co

El ejercicio tiene muchos efectos saludables que pueden ayudar mucho a recuperarse del exceso de la Navidad.

POR:
enero 11 de 2014 - 01:08 a.m.
2014-01-11

La recuperación después de las fiestas llevará más o menos tiempo en función de los excesos que se hayan cometido.

De este modo, “si el consumo de alimentos ha sido moderado, resultará más fácil, pues básicamente se trata de recuperar los horarios de sueño y comidas, reducir la cantidad de alimentos, hacer ingestas más ligeras, e incrementar el aporte de frutas y verduras”, señala Salvador Tranche, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

En cambio, si se han cometido muchos excesos durante la Navidad, “la recuperación no solo es más lenta, sino más difícil”, subraya el facultativo.

“Lo mismo ocurre con quienes tienen enfermedades que pueden empeorar con los excesos, por ejemplo, diabetes, hipertensión o trastornos del colesterol o del ácido úrico”, indica.

Para sobreponerse después de las fiestas, Tranche recomienda restablecer los horarios de comida y de sueño, mejorar la actividad física, prescindir del alcohol y suprimir o minimizar el consumo de bebidas azucaradas, reducir las calorías de las comidas, hacerlas más ligeras, e incrementar la ingesta de frutas y verduras.

La clave para recuperarse de los excesos navideños es adoptar unos hábitos de alimentación saludables.

“No hay que apuntarse a dietas milagro, que intentan resolver los excesos en muy poco tiempo. Y dejar de comer con el objetivo de purgarse y mejorar tampoco funciona”, advierte el doctor Salvador Tranche.

El facultativo aclara que no se pueden compensar en dos o tres días los excesos cometidos durante todo el periodo navideño, y recalca que “las dietas milagro y los ayunos bruscos no son, en absoluto, saludables”.

En lo que a la actividad física respecta, el especialista señala que el ejercicio debe ser acorde al estado general de la persona.

Así, una persona joven acostumbrada a practicar ejercicio, tras las fiestas solo tendrá que incorporarse a la actividad que realizaba previamente.

Por el contrario, las personas mayores que no suelen hacer ningún tipo de ejercicio físico habitualmente y que se propongan practicarlo en 2014 “deben empezar de una forma lenta y progresiva”, destaca.

En este sentido, el doctor Tranche recomienda caminar durante unos 30 o 45 minutos diariamente y, si no es posible, al menos cuatro o cinco días a la semana. Además, hay que hacerlo de manera ágil, pues no sirve pasear como si se fuera mirando escaparates.

UN MENÚ SALUDABLE

En el terreno de la alimentación, el doctor Tranche aconseja hacer entre tres y cinco comidas diarias, sin exceso de hidratos de carbono.

“En las dos comidas más importantes, es decir, al mediodía y por la noche, hay que incluir una ración de vegetales o frutas”, apunta.

De igual modo, el médico destaca que es conveniente incorporar ensaladas a las comidas de mediodía, aunque también puede hacerse en las cenas. Tranche comenta que en las cenas es recomendable incluir alimentos con proteínas como tortillas, que pueden llevar jamón, carnes, pollo y pescado.

EFE-REPORTAJES

Siga bajando para encontrar más contenido