¿Deben las empresas fijar reglas sobre el uso de la tecnología?

Estudio de Adecco muestra cómo los colaboradores ven cada vez más importante la actividad online en su espacio laboral. 

La red intranet es demandada por el 53,9 por ciento, seguida por las redes sociales como YouTube y LinkedIn, con el 48 por ciento.

La red intranet es demandada por el 53,9 por ciento, seguida por las redes sociales como YouTube y LinkedIn, con el 48 por ciento.

POR:
Portafolio
diciembre 09 de 2016 - 06:57 p.m.
2016-12-09

El uso de redes sociales, de correos electrónicos, y de mensajería instantánea son el pan de cada día en los espacios laborales.

Así lo muestra una encuesta elaborada por la firma Adecco, compañía especializada en recursos humanos, en la que se refleja su importancia para la productividad con estas herramientas tecnológicas.

El 79 por ciento de los entrevistados considera que el uso de herramientas tecnológicas en el ambiente laboral permite optimizar los tiempos.


Por su parte, el 76 por ciento afirma que mejora la productividad y el 41 por ciento sostiene que ayuda a reducir los costos y 40 por ciento admite que permite equilibrar la vida laboral y personal.

Igualmente, uno de cada 2 hombres piensa que las herramientas tecnológicas permiten bajar los gastos corporativos.

Otro de los resultados de la encuesta de Adecco muestra que 8 de cada 10 trabajadores en Colombia requieren de herramientas online para realizar su trabajo de manera efectiva y optimizar recursos.

También señala que entre los entrevistados que usan herramientas de colaboración en línea, el correo electrónico es el que más se usa. Es así, como 9 de cada 10 (92.2 por ciento)trabajadores lo usan para cumplir con sus obligaciones.

Por otra parte, 4 de cada 10 mujeres emplean aplicaciones de mensajería instantánea, tales como Whatsapp o Facebook Messenger, mientras que en el caso de los hombres, este porcentaje aumenta hasta 6 de cada 10.

El uso total de estas aplicaciones es el segundo más frecuente, después del correo electrónico, con un 54.8 por ciento.

A las herramientas anteriores se suma el uso de la intranet, con un 53.9 por ciento, seguida por las Redes Sociales (Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, LinkedIn), con un 48 por ciento, y el almacenamiento masivo en la nube, con un 46.6 por ciento.
Un 23.2 por ciento restante advierte que hace uso de otras aplicaciones para desempeñar sus tareas.

NO CORRER RIESGOS

Según al estudio, uno de cada dos entrevistados considera el uso de dispositivos tecnológicos personales para desarrollar actividades laborales como algo fundamental y cumplir con sus compromisos.

Sin embargo, un 22,6 por ciento considera que el uso de uso de los mismos puede ser una práctica riesgosa en términos de seguridad y un 9,3 por ciento siente que es una invasión a la intimidad. Solo un 19,4 por ciento percibe esta práctica como segura.

Camilo Rico, líder de selección y formación de Adecco es enfático en señalar que las estadísticas que arroja esta encuesta evidencia como el mundo laboral de los colombianos se acomoda a lo que denomina el Foro Económico Mundial la cuarta revolución industrial.

La primera fue el motor a vapor, la segunda la producción en masa, la tercera fue internet 2.0 y dicen que la cuarta es el internet de las cosas que es la posibilidad de estar conectados en tiempo real con el mundo, con el trabajo, con la pareja, con las relaciones sociales. Por supuesto, cada vez vivimos en un mundo mucho más tecnológico y más conectado”, afirmó.

“Esa conexión implica que la comunicación mejora, la interacción mejora y la productividad se ve impactada positivamente. Entonces yo creo que una de las grandes conclusiones del estudio es la forma en que se usan las herramientas tecnológicas y el internet. Eso puede ser un impulso y una herramienta útil, algo que apalanque la productividad y el trabajo o, por el contrario, puede ser un freno”, advierte.

En ese sentido advierte que es crucial que en las oficinas, desde las instancias de recursos humanos se fijen reglas de juego claras para garantizar el buen uso de las herramientas.

Camilo Rico explica, por ejemplo, cómo un mal uso de Whatsapp puede generar malos entendidos con los mensajes que se envían y se reciben.

Es clave tener cuidado en que llegue al destinatario en un tono o con las palabras necesarias para expresar lo que se quiere”.

Agrega que además de ser un obstáculo en la comunicación de no ser usado adecuadamente, puede ser también un ladrón del tiempo que genere pérdida de productividad o de tiempo.


Siga bajando para encontrar más contenido