El rentable mundo de las apuestas

Con mucha suerte y tino, se puede sacar rentabilidad en cada momento.

El rentable mundo de las apuestas

Archivo Portafolio

El rentable mundo de las apuestas

Tendencias
POR:
abril 08 de 2015 - 02:40 a.m.
2015-04-08

Las casas de apuestas buscan satisfacer a todo el público y encontrar más clientes, hasta un punto en que se puede apostar a casi cualquier cosa y, con suerte y tino, sacar rentabilidad en cada momento.

No funciona igual en todo el mercado latinoamericano, donde cada país tiene una regulación diferente y no son pocos los que tienen a las apuestas entre legales e ilegales, aunque no por ello dejan de mover mucho dinero.

Lo mejor para los países que no tienen regulación en este sentido, es que tienen la oferta más amplia que existe. Lo peor es la ausencia de garantías. En los lugares donde apostar es ilegal muchos buscan tretas para sortear los controles y poder invertir sus dólares en sus eventos preferidos.

Las apuestas se centran en los mercados el mundo del deporte, con el fútbol como protagonista, con la Liga de Campeones y la Copa Libertadores a la cabeza, a pesar de que son las más importantes finales de tenis, de Grand Slam o Máster 1.000, las que más dinero mueven, con amplia diferencia.

APUESTAS POR AFICIÓN

Muchos buscan ganancias y pocos las consiguen, aunque hay quienes sí lo hacen hasta vivir de su buen hacer con los pronósticos, pero se destaca el auge del que apuesta por afición y quiere añadir un punto de emoción a los partidos que presencia, e incluso hay quien juega contra su equipo, para ver algo positivo a la derrota.

La teoría está clara. Las probabilidades que le da una casa de apuestas a un determinado evento se obtienen dividiendo cien entre la cuota, de manera que una cotización de 1,5 da un 66 por ciento; si está en dos significa que tiene un cincuenta por ciento y si llega a tres, es un 33 por ciento.

Los que buscan ganar intentan encontrar cuotas que estén demasiado altas -como una cotización situada en dos que tenga en realidad un sesenta por ciento y debería estar colocada en 1,7- y jugar con ellas para conseguir réditos en una muestra infinita de apuestas.

No es fácil encontrarlas y los expertos aseguran que estas están en mercados minoritarios dentro de deportes mayoritarios. Estos pueden ser que un equipo marque o no lo haga y un número determinado de goles al descanso. Pero la gran mina son los deportes minoritarios donde las casas no tienen mucha información.

En competiciones más desconocidas siempre puede haber información privilegiada sobre fichajes, estados de forma, rivalidades históricas o cualquier incidencia que se escape a los fijadores de cuotas y que sirva para ganar, aunque las casas limitan los beneficios en estos mercados para evitar suspicacias.

No solo el deporte está disponible para los usuarios. Cuando llegan las elecciones se puede pronosticar el ganador y en los Óscar los mercados casi siempre aciertan los ganadores de las principales categorías y el número de estatuillas que se lleva cada película.

MERCADO GLOBAL 

Incluso conocidos programas de telerrealidad permiten intentar predecir cuál será su audiencia y quién será el próximo eliminado, dentro de un mercado global en el que se contempla cualquier cosa. Quién saldrá en la próxima película de ‘Star Wars’ o quién será la próxima mujer del año de una revista entran en la oferta extranjera.

Sobresale la opción que planteó una empresa internacional y que suele ofrecer apuestas curiosas: El 22 de diciembre de 2012 estaba profetizado por los mayas el fin del mundo.