Seúl, capital emergente con rostro de ciudad desarrollada | Tendencias | Portafolio

Seúl, capital emergente con rostro de ciudad desarrollada

Los contrastes entre lo moderno y lo antiguo son testimonio de la pujanza de su gente.

Seúl, capital emergente con rostro de ciudad desarrollada

Archivo Particular

Seúl, capital emergente con rostro de ciudad desarrollada

POR:
julio 26 de 2013 - 10:58 p.m.
2013-07-26

La primera imagen que guardan quienes llegan a Seúl (Corea del Sur) es la del majestuoso aeropuerto Incheon de esa ciudad.

Lo que pocos saben es que acaban de aterrizar en el segundo aeropuerto más eficiente y admirado del mundo, superado solamente por el de Shangái (China), según la encuesta anual que se realiza entre 12 millones de viajeros del planeta. Incluso, en los años recientes, varios estudios lo han catalogado como el mejor aeropuerto del mundo.

La terminal aérea, que mueve 40 millones de pasajeros anuales, es la mejor manera de empezar a conocer la cultura de un país que hace apenas un poco más de medio siglo fue prácticamente destruido por una guerra que, según lo explican los mismos surcoreanos, fue generada por las corrientes expansionistas de mediados del siglo pasado, que querían apoderarse de la parte sur de esa península.

Es más, quien no sepa u olvide que en ese territorio se registró una cruenta guerra en la pasada década de los 50, podría pensar que no fue cierto. La infraestructura vial que se observa al recorrer la autopista entre el aeropuerto y Seúl no tiene nada que envidiarle a la de un país en desarrollo.

En el camino solo se ven señales de progreso y pujanza, pues ya no existe ningún rastro de destrucción. Por el contrario, las vallas con los nombres de empresas pujantes como Samsung, LG y Hyundai confirman que Corea del Sur es uno de los tigres asiáticos, aunque no olvida su guerra.

A medida que el visitante avanza por las calles de la ciudad, sigue encontrando sorpresas, hasta el punto de que la imagen de un país emergente se borra rápido de la mente. En Seúl y sus alrededores no hay vestigos de pobreza. Y no puede serlo así, pues su ingreso per cápita anual de 22.000 dólares contrasta con el de países como Colombia, que apenas ronda los 7.000 dólares.

La imagen que los extranjeros se llevan de la ciudad no dista en nada de la realidad: orden, limpieza, seguridad, respeto por el medio ambiente, cultura ciudadana y diversidad cultural. Los anteriores calificativos se quedan cortos cuando se entra en contacto con los norcoreanos. Amabilidad y sencillez son, entre otras, sus características a destacar.

Aunque el idioma parecería una barrera, no lo es: un alto porcentaje de los surcoreanos habla inglés, lo que le facilita al visitante irse de compras por zonas especializadas, disfrutar de la variada gastronomía y visitar museos. Seúl, manna seo bangapseubnida: “Fue un gusto conocerla”.

 

DIEZ SITIOS QUE LOS TURISTAS DEBEN VISITAR EN LA CAPITAL SURCOREANA

1) Cheong-gye-cheon. En medio del trajín de la ciudad, diseñaron un espacio en las orillas del río que se convirtió en una zona de recreación para los habitantes de la ciudad. 2) Villa de Bukchon Hanok. Es un barrio con arquitectura de la Corea antigua.

3) Changdeokgung. Palacio del siglo XV declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 4) Mercado de Gwangjang. De día, es el escenario para intercambiar artículos de segunda. De noche se convierte en un festival gastronómico. 5) Namsan. Es uno de los montes de Seúl, coronado por una gran torre. 6) Festival de faroles. En mayo, la ciudad es decorada para celebrar el cumpleaños de Buda. 7) Hongdae. El área que rodea la Universidad Hongik es un lugar artístico. 8) Heyri. Barrio bohemio a 10 kilómetros de la frontera con Corea del Norte. 9) Recorridos en bicicleta a las orillas del río Han. En la rivera del río que atraviesa Seúl, hay ciclorrutas. 10) Dongdaemun. Es uno de los distritos comerciales más conocidos en la ciudad.

Siga bajando para encontrar más contenido