Si se puede vivir de los hobbies y las aficiones en Colombia SOFA 2017 | Tendencias | Portafolio

‘En Colombia es posible hacer de los hobbies un negocio rentable’

Zantiago Echeverry, organizador del Sofa 2017, aseguró que con creatividad, persistencia y trabajo duro, se puede convertir una afición en un estilo de vida.

SOFA

Del 12 al 16 de octubre se llevará a cabo en Corferias la novena edición del Salón del Ocio y la Fantasía SOFA 2017.

Mauricio León / Portafolio

POR:
Portafolio
septiembre 26 de 2017 - 04:37 p.m.
2017-09-26

El entretenimiento y la cultura son industrias de gran crecimiento y potencial en Colombia y la región. Muestra de ello es el Salón del Ocio y la Fantasía (Sofa), que este año tendrá su novena edición, un espacio en el que los hobbies y aficiones dan espacio al desarrollo de pequeñas empresas que vieron en la creatividad y en las distintas formas de arte la oportunidad de hacerse a su espacio en el mercado.

(Lea: Industrias creativas podrían aportar un 5% a la economía nacional en el 2020)

Zantiago Echeverry, director de contenidos y organizador del Sofa, habló con Portafolio.co sobre las características y el potencial económico de este tipo de escenarios.

(Lea: Industrias creativas realizaron más de 100 citas de negocios)

Hablemos un poco de la historia del Sofa

El Sofa es una feria que nace en 2009 buscando darle un espacio y una oportunidad a un mercado que en ese momento no lo tenía, que es el mercado de las aficiones, temas como el cómic, la literatura fantástica, los videojuegos. En ese momento no tenían un espacio para darse a conocer, mostrarse y poder crecer. El Sofana ce como respuesta a esta problemática, y durante estos ocho años ha venido creciendo y se ha convertido en el festival de entretenimiento más grande de Latinoamérica y el de mayor espacio para este tipo de aficiones.

En Latinoamérica es el escenario más grande de su tipo. ¿Qué otros escenarios hay?

El Sofa es el más grande en cantidad de expositores, en cantidad de público y en metraje. Para esta edición se esperan cerca de 180.000 visitantes durante los 5 días del evento y se contará con cerca 300 expositores ocupando el 98% del recinto de Corferias.
Eventos similares, aunque no abarcan la cantidad de aficiones ni el rango de actividades que tiene SOFA, pero podemos encontrar eventos como los Comicon, en México está La Mole, en Venezuela está Avalancha, en Chile está el Festigame, entre otros.

Esta feria reúne diferentes tipos de actividades como parte de su naturaleza. ¿Cuáles sectores de la economía se ven aquí representados?

Aquí vemos representados principalmente el sector del entretenimiento. También hay una importante participación del sector editorial, con todo lo que son publicaciones de literatura fantástica y de cómics; está también el mercado de distribución de productos importados, pues la mayoría de aficiones de este tipo tienen que ver con productos que vienen del exterior, y también la industria cultural, con todo el tipo de actividades que se estarán desarrollando al interior del evento.

En países latinoamericanos, como Colombia, es posible hacer de un hobby un negocio rentable?

En el centro del Sofa está esa idea de que es posible vivir de las aficiones, tanto en materia económica como en la parte personal, como proyecto de vida. Esto se ve reflejado de muchas formas. Nosotros hemos visto casos de pequeñas empresas que nacen del gusto de las personas que tienen otro tipo de carreras y en algún momento de sus vidas deciden entrar a este mundo desde lo empresarial y enfocarse desde el punto de vista de sus aficiones y gustos en particular.

También hemos visto un crecimiento en el mercado de la educación formal, de personas que entran a estudiar una carrera pensando en su afición y en qué tipo de empresa puede montar a futuro relacionada con esa afición. Gente, por ejemplo, que está interesada en el cómic y entra a estudiar carreras relacionadas con diseño, gente que tiene interés por los videojuegos y entran a estudiar ingeniería, pensando desde el inicio de su carrera en lo que es su afición.

Finalmente en el tema cultural, en la aceptación de este tipo de afición también se han visto cambios. Eso ayuda a que la gente pueda vivir libremente de sus hobbies. Hace algunos años decir que a uno le gustaban los juegos de rol, por ejemplo, o los juegos de cartas era mal visto o no se entendía mucho, hoy en día se entiende que cualquier tipo de afición puede ser desarrollada dentro de un ámbito económicamente rentable, académicamente saludable y que puede ser muy beneficioso para todos.

¿Qué requiere alguien que considera que tiene el talento y la creatividad suficiente para ser bueno en sus hobbies y convertirlo en un proyecto de vida?

En primer lugar se necesitan las ganas, el trabajo duro que siempre tiene que estar presente. A veces la gente piensa que por ser una afición requiere menos trabajo y es todo lo contrario, hacer de la afición el estilo de vida requiere meterle mucho más trabajo. También se requiere un trabajo de investigación bastante fuerte, para ver en que están las cosas y cómo se están dando a nivel nacional y a nivel internacional, ver en qué está el mercado. Desde ahí se puede trabajar para hacer de su afición un proyecto de vida.

¿Se tienen cifras de cuánto dinero mueve eventos como el Sofa?

Nuestros estimados están en alrededor de 3.000 y 5.000 millones de pesos que se mueven alrededor de las transacciones comerciales y acuerdos de negocios que se cierran durante el desarrollo de una feria de este tipo.

Cuando se habla del Sofa también se habla de mercado naranja y de mercado azul. ¿Qué son estos mercados?

El mercado naranja es una iniciativa que nos interesó mucho apoyar este año y es buscar los expositores que generan propiedad intelectual. Dentro de lo que se conoce como industria creativa y el mercado naranja hay una valor muy importante que es la propiedad intelectual, que es desarrollar productos basados en las ideas propias y de las que ellos tienen todos los derechos. Contrario a los distribuidores que traen figuras de cierta marca desde el exterior, esta es gente que produce sus propios personajes e ideas.

El bazar naranja es una muestra comercial que tendremos dentro del Sofa para darle un espacio a este grupo de creadores, que quieren llevar sus proyectos empresariales a las últimas instancias, como lo son entrar a competir a un mercado de ideas, personajes y conceptos innovadores.

El mercado azul es el resto de la muestra comercial, que distribuye productos de marcas reconocidas, de personajes muy conocidos y ya posicionados.


Julián Calderón H.
julcal@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido