Siete estrategias para educar mejor

Este martes se expondrán en Bogotá los logros que ha tenido en sus ocho meses el programa Comunidades de Aprendizaje en el país, el cual busca involucrar a padres, profesores y vecinos de los colegios en el proceso de conocimiento de los niños.

Siete estrategias para educar mejor

Archivo Portafolio

Siete estrategias para educar mejor

Tendencias
POR:
mayo 26 de 2015 - 03:25 a.m.
2015-05-26

En ocho instituciones de Antioquia y Valle se están poniendo en práctica siete estrategias –denominadas Actuaciones Educativas de Éxito–, que buscan provocar transformaciones profundas en la educación y la sociedad.

El programa se llama ‘Comunidades de aprendizaje’ y sus avances serán puestos en escena, en Bogotá, en un evento organizado por la Fundación Empresarios por la Educación y Natura Cosméticos en el hotel Radisson. Allí no solo estarán los testimonios de los rectores, profesores y representantes de 4.200 estudiantes que se han beneficiado durante los ocho meses que llevan de aplicación, sino las enseñanzas de expertos internacionales que han aplicado el mismo modelo en otras partes de América Latina.

Hasta ahora van invertidos unos 260 millones de pesos en Colombia, que se financiaron con el programa Creer para ver, de Natura.

La intención es que más colegios se animen y expandir la experiencia por el país, pero manteniendo el seguimiento para que los sitios donde se inició el programa sigan su avance. La segunda escala sería en Cundinamarca y Bogotá, según Diana Carolina Aguilar, gerente de Sostenibilidad de Natura. La directiva explica en qué consisten las siete Actuaciones Educativas de Éxito:

Grupos interactivos: el aula se divide en cuatro o cinco grupos y cada 15 minutos los niños rotan por las distintas bases, de manera que terminan haciendo cinco actividades, mientras que la clase convencional solo consta de una o dos. Se aplica sobre todo en matemáticas, ciencias y lectura, con la ayuda de padres, docentes universitarios, los alumnos más ‘pilos’ u otros colaboradores voluntarios.

Tertulias dialógicas: las sillas se disponen en forma circular y la profesora de español hace las veces de moderadora para discutir un texto de literatura. Acá se cuenta con casi 4.500 libros, sobre todo clásicos. “Se ha confirmado que esto mejora las habilidades de lecturabilidad, la interpretación y comprensión de lectura”, indica Aguilar.

Biblioteca tutorizada: se trata de abrir espacios extrajornada –bien puede ser la biblioteca u otro lugar– para que los niños hagan las tareas, orientados por voluntarios. Esto además permite verificar que los alumnos empleen su tiempo libre en cosas que no sean dañinas para su educación.

Formación de familiares: se forma a los padres o acudientes y se les concientiza acerca del papel que tienen en el proceso formativo, de acuerdo con lo lineamientos de las Actuaciones Educativas de Éxito.

Participación de la comunidad: se involucra a los habitantes del sector que circunda a la institución educativa en temas relacionados con la convivencia, celebraciones y solución de problemas.

Modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos: se activa por ejemplo en casos de violencia intrafamiliar y cuando se evidencian conflictos en la escuela.

Formación pedagógica dialógica: se centra en la preparación de los docentes y directivos, a través de grupos de estudio que se reúnen en un tiempo adicional al trabajo para realizar lecturas relacionadas con el tema y sistematizar los logros y dificultades de su experiencia.

Uno de los retos en todos estos procesos es lograr la participación masiva, y de acuerdo con Aguilar, se ha cumplido con creces. Ahora, “la gran apuesta de sostenibilidad es el involucramiento de universidades, secretarías de educación y de más empresarios”.