Sinfonía de Mahler congrega a 400 músicos

La obra se presentará en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, el 15 y 16 de octubre.

Archivo Portafolio.co

En julio pasado, se tocó la obra para celebrar el aniversario 20 de la Independencia de Croacia.

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 16 de 2011 - 01:07 a.m.
2011-09-16

 

Dos horas después de haber puesto en venta ayer la boletería, prácticamente el 50 por ciento de la misma ya había sido adquirida por el público.

Así es el interés que despierta el concierto en el que se interpretará la Octava Sinfonía de Gustav Mahler, un montaje que en el caso colombiano implica la presencia, en el mismo escenario, de un poco más de 400 músicos y cantantes simultáneamente.

Por la magnitud de su presentación, cuando fue estrenada esta obra en 1910, la llamaron ‘la de los mil’.

“Esta es una obra que convoca y emociona. Convoca tanto a los músicos que van a formar parte del montaje, como a la gente que va a poder asistir para ver en vivo una de las obras orquestales y corales de mayor formato.

Es un proyecto extraordinario”, comentó Enrique Arturo Diemecke, director titular de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que lidera este proyecto en el que participan también músicos de la Orquesta Sinfónica de Colombia y cuatro coros, además de ocho solistas casi todos internacionales.

¿De qué trata esta obra?

Esta es una obra que habla del perdón, un tema que le atraía mucho a Mahler, y por el que él, siendo judío, se interesó por el catolicismo.

En la primera parte de la Octava, se llama al Espíritu Creador, para que venga sobre nosotros, y en la segunda, se recrea un pasaje del Fausto de Goethe, en el que Fausto es redimido gracias al amor materno.

¿Por qué fue tan extraña esta obra en su época?

La gente estaba acostumbrada a ver óperas y no esta combinación de coros y música sinfónica. Aunque la obra sí tiene una estructura narrativa, no es propiamente una ópera. Mahler decía que no quería hacer una porque sentía que esta obra superaba a la ópera.

En este concierto, que se llevará a cabo el 15 y 16 de octubre en Bogotá, participarán dos coros de adultos –el Coro de la Ópera y la Sociedad Coral Santa Cecilia–, los coros de niños Voces Blancas Música en los Templos y Crescendo Arte, y los solistas: las sopranos Petya Dimitrova, Laura de Sousa y Beatriz Mora; las contraltos, Kismara Pessatti y Carla Lopez; el tenor Thomas Studebaker, el barítono Antonio Torres y el bajo bogotano Valeriano Lanchas.

Según Alejandro Zuleta, director de la Coral Santa Cecilia, gran parte de la dificultad de los coros de esta sinfonía radica en “lo agudo del registro y los cambios repentinos en la tonalidad”.

El coro para este montaje estará integrado por 200 voces de adultos y 55 de niños.

“Inicialmente habíamos pensado que para la Octava Sinfonía de Mahler serían necesarias unas 500 voces para interpretar esta parte, pero llegamos a la conclusión de que sería mejor 200 mejor seleccionadas”. Esto teniendo en cuenta que en el país no existen coros profesionales sino semiprofesionales.

“El reto de este montaje es hacer caber a toda la gente de una manera relativamente cómoda.

Hay que tener en cuenta cuánto espacio se necesita entre un instrumentista y otro para tocar sin sacarse un ojo”.

En esa tarea está Julián Hoyos, el escenógrafo del montaje de este obra, quien está aprovechando cada centímetro del escenario del teatro Jorge Eliécer Gaitán, desde el fondo hacia la pared, además de tener que hacer una extensión hacia adelante que implica sacrificar las primeras hileras de la platea.

También va a haber un conjunto pequeño de la orquesta y un solista ubicados en el balcón.

“La ‘Octava’ de Mahler es realmente una obra sublime y la energía que va a generar esa cantidad de músicos vibrando en la misma frecuencia va a ser muy fuerte. Una experiencia sonora y espacial en vivo increíble, para no perderse”, comenta.

Este montaje se presenta en el año que se conmemoran los 100 años del fallecimiento de Mahler.

Siga bajando para encontrar más contenido