El sistema financiero de Brasil se mueve por los aires

São Paulo necesita del helicóptero para cerrar sus negocios.

Sao Paulo

Ilustración

Sao Paulo

POR:
octubre 03 de 2012 - 12:01 a.m.
2012-10-03

São Paulo es el corazón financiero de Brasil. Es el estado donde vive, prácticamente, el equivalente a la población colombiana, cerca de 46 millones de habitantes. Pero ser el estado más grande tiene sus consecuencias, pues en esa ciudad conviven más de 6 millones de carros que llenan las autopistas en las horas pico.

A pesar de que cuenta con vías y túneles que fortalecen su sistema de movilidad, a veces no es suficiente y los ejecutivos optan por recorrer la ciudad por el aire, en helicóptero.

Se estima que más de 200 rascacielos que tiene la ciudad tienen helipuerto para sus más importantes funcionarios. Tal es la demanda de este medio de transporte, que se creó un centro especial para controlar los más de 250 vuelos que se mueven en un mismo día.

Dos factores incidieron para que el helicóptero tomara fuerza como medio de transporte: el principal es el caos vehicular y la demora que este genera para llegar de un destino a otro. El segundo fue el aumento de la inseguridad a partir del 2008. Por eso, muchos optaron por el aire como el método más seguro de evitar un robo en el tráfico. En la actualidad, se estima que São Paulo tiene más helicópteros que Nueva York.

La alcaldía reguló de tal manera los vuelos, que solo son permitidos desde las 7 a.m. hasta las 8 p.m., y los helipuertos deben estar lejos de colegios, hospitales y antenas de comunicación.

Hoy en día están registrados más de 350 helicópteros con licencia para operar. Y es que para los ejecutivos es la mejor opción: cerrar un negocio importante requiere de la mejor preparación y, por ende, es mejor ir a estampar la firma en un seguro helicóptero que arriesgarse en un carro y quedar atrapado en el duro tráfico vehicular paulista.

A pesar de contar con un sistema de buses que atraviesa la ciudad y una red de metro de más de 60 kilómetros, estos viven abarrotados de gente que puede durar más de una hora y media en moverse de un punto a otro en la ciudad en las horas de mayor congestión.

Para una clase media con buena capacidad económica, la mejor opción es comprar un carro de gama media ya que, como en Colombia, Brasil también ofrece tasas y planes de financiación interesantes que han hecho crecer el parque automotor paulista, el cual se estima que ya sobrepasó los 6 millones de vehículos (en toda Colombia hay unos 4 millones de carros, incluidos los de carga y pasajeros). Varios de sus habitantes afirman que prefieren pasar el trancón en sus carros que incómodos y más expuestos a los asaltos en un bus o el metro.

Cabe resaltar que Brasil es uno de los países donde más ha aumentado el número de millonarios y es habitual que muchos de los empresarios tengan su propio helicóptero para evitar alquilar uno, así como eludir contratiempos de última hora con una aeronave prestada.

GUSTAVO CARABALLO

REDACCIÓN PORTAFOLIO.CO

Siga bajando para encontrar más contenido