Van a subastar la casa de Up

La casa de Seattle (Washington, EE.UU.) cuya anciana propietaria se negó a vender por un millón de dólares a un promotor inmobiliario y que inspiró el éxito de Pixar, será subastada el próximo 13 de marzo si los actuales propietarios no hacen frente a una deuda de casi 186.000 dólares.

Casa de Up

Archivo particular

Casa de Up

Tendencias
POR:
febrero 04 de 2015 - 07:17 p.m.
2015-02-04

El diario local "Seattle Post-Intelligencer" publicó este miércoles la orden de ejecución hipotecaria que establece en 185.956,04 dólares la deuda contraída por el actual propietario, la inmobiliaria Reach Returns, y que fija la subasta para el 13 de marzo en el edificio de la sede del condado de King en Seattle.

La casa, construida hace más de cien años cuando la zona en la que se encuentra todavía eran campos y granjas, adquirió notoriedad en todo Estados Unidos y en el resto del mundo cuando en 2006 su propietaria de 84 años, Edith Macefield, rechazó una oferta de compra de un millón de dólares por parte de un promotor inmobiliario.

En lugar de renunciar a su plan, el promotor adquirió los terrenos adyacentes a la casa y construyó un gran edificio de cinco plantas de oficinas a su alrededor, de manera que la parcela propiedad de Macefield quedó completamente rodeada por la gigantesca nueva construcción.

Macefield se convirtió en un romántico símbolo de resistencia ante la especulación inmobiliaria y se ganó la simpatía de muchos vecinos de Seattle, una ciudad que ha experimentado un enorme desarrollo económico y urbanístico durante las últimas décadas.

El caso llamó la atención del estudio de animación californiano Pixar, que tres años más tarde, en 2009, estrenó la película Up, un éxito de taquilla en el que un hombre mayor debe hacer frente a la misma situación que Macefield: luchar contra un promotor inmobiliario que quiere construir un gran complejo en los terrenos en los que se encuentra su casa.

La casa del protagonista de Up también termina viéndose rodeada por la construcción del gigantesco nuevo edificio, aunque finalmente el anciano logra salvar su propiedad al atarle un gran número de globos al tejado y convertirla en una casa voladora.

Para la promoción de la película, los creadores de Up ataron varios globos de colores a la casa de Macefield en Seattle. Macefield murió en 2008, a los 86 años, y, paradójicamente, legó su casa al supervisor de las obras del nuevo edificio, Barry Martin, con quien durante todo el proceso llegó a trabar una buena amistad.

En 2009, Martin vendió la propiedad a Reach Returns.

EFE