A subirse todos a la nube, ahora

Los empresarios no deben temer llegar a un nuevo nivel de almacenamiento y seguridad de datos.

En Internet hay gran seguridad. Existen aplicativos especiales que generan barreras que hacen impenetrable la nube.

Shutterstock

En Internet hay gran seguridad. Existen aplicativos especiales que generan barreras que hacen impenetrable la nube.

Tendencias
POR:
septiembre 29 de 2014 - 11:21 p.m.
2014-09-29

De acuerdo con un informe reciente de la consultora IDG Enterprise, las empresas que invierten en tecnologías fáciles de usar y basadas en el consumidor aumentaron 56 por ciento la productividad de los empleados y 46 por ciento la satisfacción del cliente.

Esa misma empresa de consultoría dice que, al 2015, más de la mitad del capital asignado a los presupuestos de Tecnologías de la Información (TI) se invertirá en cloud computing (computación en la nube). La mayoría de las organizaciones en el mundo (61 por ciento) ya tiene al menos una parte de su infraestructura en esta, mientras que 29 por ciento anticipa que gran parte de sus operaciones lo estará en los próximos años.

Estas cifras no ocultan que aún existe cierto desconocimiento con respecto a lo que se puede o no hacer con el cloud computing, especialmente a nivel organizacional, pero es claro que en el entorno de negocios, que crece rápidamente y está determinado por la tecnología, las compañías enfrentan un creciente volumen de datos que tienen que administrar y analizar. Es en ese momento donde entra, básicamente, la nube. Una solución en la que no hay que hacer grandes inversiones en infraestructura, ya que el prestador del servicio de almacenamiento la pone a su disposición.

“Es un modelo ágil, flexible y rápido de aprovisionamiento de sus necesidades tecnológicas y de negocio, gracias a servicios que van desde infraestructura y plataforma, hasta las aplicaciones, modelos que pueden ser 'armados' de acuerdo con la necesidad que tenga cada negocio”, explica Fabio Rodríguez, Senior Director Database Business Development para Latinoamérica de Oracle.

Hugo Valderrama, presidente de inMotion, destaca que la nube permite y facilita que los aplicativos que usen los clientes no tengan que ser instalados, porque ya el cloud los ofrece. “Lo que ocurre es que, simplemente, se habilitan facilidades y contenidos, adecuándolos a las necesidades de las compañías. Esto cuesta mucho menos para la empresa, reduciendo hasta en 10 veces los gastos relacionados. En cuanto a la infraestructura, se puede tener el mismo tramado físico habitual de servidores de manera virtual y usarlo con flexibilidad para efectuar montajes y desarrollos, usándolo el tiempo que se requiera, de acuerdo con las exigencias de momento de cada compañía”, dice Valderrama.

“A nivel de procesos, debemos destacar que desde el propio aprovisionamiento se puede comenzar a hacer uso de aplicaciones de recursos humanos (HR, por su sigla en inglés), relacionamiento con los clientes (CRM), planeación de negocios (ERP), análisis y muchas más, de manera dinámica e integrada, lo que constituye una de las principales características que ofrece el modelo computacional en la nube para las compañías”, agrega Rodríguez.

ARRIBA LA SEGURIDAD

Hay ventajas que tienen las compañías que ‘se han subido a la nube’ sobre aquellas que no lo están. Por ejemplo, la estandarización de procesos y aplicaciones, y el rápido aprovisionamiento. A eso hay que agregar el ahorro, ya que no tienen a cargo instalaciones, ni de hardware, software o aplicaciones de negocios; es decir que costos en equipamiento, operación y administración dejan de existir.

Hugo Valderrama, presidente de inMotion, suma a estas la competitividad, que se sustenta en el apoyo de sus procesos corporativos en sistemas modernos, permitiéndoles a las empresas responder de mejor manera a las exigencias del mercado.

Otra gran razón para pensar en ‘cloud computing’ es la seguridad, que es prioridad, y pasa por políticas de contraseñas más estrictas, considerando mecanismos de encriptación en la transferencia y el almacenamiento de la información, incluyendo su monitoreo y auditoría, características que se convierten en parte de la solución a implementarse en la nube.

Andrés López
Especial para Portafolio