Teatro / Veneno, la envidia tiene su obra

Una de las pasiones humanas más comunes se presenta con tres actrices de primera.

Una de las escenas de la obra.

Archivo Portafolio.co

Una de las escenas de la obra.

POR:
agosto 03 de 2012 - 11:08 p.m.
2012-08-03

La obra inédita de la actriz y dramaturga Carolina Cuervo, Veneno inició temporada esta semana.

Bajo la dirección de Jhon Alex Toro y la actuación de Marcela Benjumea, Ana María Medina y Patricia Tamayo, se abre el Teatro Casa General La Castellana, un nuevo espacio para el arte dramático en Bogotá.

La envidia, eje central de Veneno, es una de las pasiones humanas más comunes. Sin embargo, es inconfesable y vergonzosa.

En una cena, tres amigas y una celebración que se convierte en pesadilla, es el escenario donde la envidia que se empeñan en ocultar, surge a pesar de ellas mismas y se torna incontrolable.

Cada una quiere lo que la otra tiene, ninguna está contenta, ninguna se siente completa.

¿Cómo terminará esta irónica noche donde la amistad y la envidia se sientan juntas en la mesa?

Respecto a la obra, Carolina Cuervo dice: “abordé el tema de la envidia porque es un sentimiento humano, común, pero inconfesable. Me sorprende como no deja avanzar este país, como no nos gusta que al otro le vaya bien. Por más de que tengamos todo, siempre nos falta algo.”

El montaje, que está en el Teatro La Castellana, es además el debut como director de Jhon Alex Toro, quien señala: “El ejercicio creativo es para mí, una maniobra vital.

No considero que sea dirección como tal, sino una colaboración en la que he portado como un ojo crítico para determinar unos tonos, para desentrañar los personajes.

Ha sido un interesante trabajo de dos meses con estas estupendas actrices”.

Para abordar el tema central de Veneno: la envidia, no solamente buscó el origen psicológico del sentimiento en textos psiquiátricos, sino en obras como La Metamorfosis y La Divina Comedia, y por la revelación sicológica de cada personaje tuvo como referente a Alfred Hitchcock.

CINE

La voz

Dormida

Director: Benito Zambrano

Protagonista: Inma Cuesta, María León Calificación: B***

La película dirigida por Benito Zambrano, basada en hechos reales, es un drama fuerte, directo y adecuadamente ambientado en la época de la posguerra española.

Pepita, una joven cordobesa de origen rural, va a Madrid en la posguerra para estar cerca de su hermana Hortensia, que está embarazada y en prisión.

Pepita conoce a Paulino, un valenciano de familia burguesa, que lucha junto a su cuñado Felipe en la sierra de Madrid. A pesar de la dificultad de su relación, se enamoran apasionadamente.

Es un homenaje al valor de la mujer que no se rinde y defiende sus ideas, exalta la dignidad de la persona, el coraje y el amor.

Admira el amor fraterno y la maternidad en medio del sufrimiento, la humillación y la muerte.

La dirección es precisa para que las protagonistas vivan y transmitan el dramatismo de esa terrible tragedia y así ha logrado ganar tres premios Goya, uno de ellos para María León, como mejor actriz de revelación.

En algunas escenas, los diálogos y la actuación son algo teatral.

Siga bajando para encontrar más contenido