Tecnología y eventos, dos espacios inseparables

La implementación de estrategias de servicio ha marcado la evolución en el mercado competitivo de las grandes poblaciones de hoy.

Tecnología y eventos, dos espacios inseparables

123RF

Tecnología y eventos, dos espacios inseparables

Tendencias
POR:
septiembre 21 de 2015 - 04:32 p.m.
2015-09-21

En ese sentido, ciudades como Medellín, Bogotá, Cali, Cartagena y, recientemente, Armenia han creado centros de convenciones para atraer eventos que permitan fluir la economía en sus regiones.

La creación de estos espacios no se limita a la organización y planeación de actividades pragmáticas; esta va mucho más allá, hacia la interacción de quien hace el evento y el público, en ambos sentidos, aprovechando la utilización de la red Internet, de las redes sociales y de las diversas aplicaciones tecnológicas que permiten crear una convergencia entre cada uno de los actores.

Todo esto atendiendo la demanda creciente que exige aumentar la competitividad en la captación de públicos, y es allí donde la innovación y la interacción sobreponen un eslabón a la hora de la planeación.

Por ejemplo, en Plaza Mayor, en Medellín, el año 2009 su ejecución no sobrepasaba los 30 eventos anuales, mientras que en el 2014 la cifra superó los 700 eventos internos y cerca de 2.000 externos, tanto de nivel nacional como internacional.

Esa interacción debe considerar, primero, la utilización de las redes sociales, además de una conexión en tiempo real con los contenidos del evento. El cliente debe conocer muy bien los requerimientos tecnológicos que se necesitan para realizarlo, como el acceso a conexiones de altas velocidades a Internet, la adquisición de equipos avanzados y la consecución de un personal técnico que permita garantizar una interacción real y oportuna.

De ahí que debemos tener en cuenta los diversos tipos de medios tecnológicos a los cuales tenemos acceso, ya sea por su tipo de entrada o de salida, pues este tipo de características pueden limitar el uso de alguno de ellos.  Una vez tengamos definido el tema tecnológico y técnico, podemos empezar a desarrollar el evento.

Lo segundo para considerar son las variaciones del público y de sus aportes a la interacción del mismo. El segmento al que va dirigido nuestro evento nos marcará pautas esenciales en nuestro desarrollo, es decir, un público joven se inclinará más por los aportes en redes sociales, mientras que un público más adulto acudirá más a las páginas web y enlaces virtuales.

Para puntualizar nuestro tema, el evento debe contar con los medios y herramientas que lo lleven a una masificación del mismo en tiempo y espacio. La creación de páginas web con registro de usuarios y formato de pregunta /respuesta, al igual que opiniones, foros, evaluaciones y sugerencias.

La utilización y creación de perfiles en las redes sociales, Facebook, Instagram, Twitter y demás, la correspondencia con el público, foros de conversación o aportes a un espacio como los hashtag, amplían la cobertura. El uso moderado de videoconferencias y la posibilidad de seguir el evento en vivo con transmisiones en streaming, sin duda, determinan hoy en día el éxito de un evento y su interactividad.

JAIME ALBERTO BENÍTEZ ZULUAGA

Profesor de la Tecnología en organización de Eventos

Politécnico Jaime Isaza Cadavid