Más tecnología y mano dura al cobrar impuestos

Para que el país logre aumentar el recaudo de impuestos y así tener con qué sufragar el costo de su desarrollo y el funcionamiento estatal, es necesario que los que nunca tributan paguen lo que les toca.

POR:
octubre 15 de 2013 - 10:28 p.m.
2013-10-15

Esta sentencia la ha pronunciado varias veces el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, quien además asegura que hay que empezar a sancionar ejemplarmente a los que no cumplen con este deber.

Mientras que la meta de recaudo para el 2013 es superar los 102,3 billones de pesos, el monto de lo que se debería recoger y no se consigue debido a los esguinces y trampas que le hacen a la entidad, alcanza los 20 billones.

Portafolio reunió a Ortega con Andrés Gutiérrez, otro joven, cofundador de Tappsi, una novedosa aplicación digital que está revolucionando el servicio de transporte en Bogotá, con una visión diametralmente opuesta a la de su interlocutor en cuanto a las razones por las cuales la gente no paga impuestos.

Según dijo Ortega en una amena charla, en Colombia parte importante del problema es que el Estado es débil y, dice, la solución contra los evasores es, justamente, hacer más fuerte al Estado y específicamente a las instituciones que administran justicia. “El día en que tengamos un aparato judicial sólido, yo les garantizo que va a disminuir la corrupción hasta niveles muy bajos, como es hoy en día en los países desarrollados”, afirmó.

Gutiérrez, en cambio, sostiene que, específicamente en la evasión, juega más el hecho de que los ciudadanos no ven los beneficios de sus aportes.

“Es triste que la gente crea que no sirve de nada pagar impuestos, porque tal vez los países más ricos podrían ser aquellos donde más pagan impuestos”, acota, y cuenta como en Estados unidos –donde vivió por tres años– pudo comprobar cómo una gran cantidad de impuestos se pagan, no con largas filas como en nuestros país, sino a través de aplicaciones electrónicas que conectaban la plataforma de la empresa que le pagaba con un banco, que a su vez se enlazaba con una comisionista de bolsa. De suerte que eso le permitía cumplir el procedimiento en hora y media.

“Estoy totalmente de acuerdo en que si uno le hace la vida más fácil a la gente, esta va a pagar más, y aquí no le hacemos fácil la vida a la gente”, aceptó Ortega, quien contó que ya la Dian le está enviando la información de sus impuestos a los contribuyentes en una hoja de Excel, pero aún no así la liquidación de la declaración de renta, porque no tiene cómo hacerlo.

En este punto de la charla, Ortega aceptó también que uno de los ‘talones de Aquiles’ del Estado, y en especial de su entidad, que maneja varios millones de datos, es el manejo del tema tecnológico, en el que Gutiérrez es experto.

Agregó que este campo requiere especialistas que normalmente cobran de 30 a 40 millones de pesos mensuales, mientras que la Dian, por tratarse de una entidad pública, solo paga 8 millones 600 mil pesos. Por su parte, Gutiérrez opinó que, aunque es cierto que en esta área se nota la falta compromiso del sector privado para resolver los problemas del país, también lo es que el sistema de contratación no favorece. En esto estuvo de acuerdo Ortega, para quien los controles que establece la ley con el fin de evitar la corrupción terminan paralizando las instituciones, y reveló que actualmente hay contratos por casi cien millones de dólares frenados por esta causa.

“Para que no se roben la plata, termina uno no haciendo nada, lo que también es un desastre”, puntualizó Ortega.

Siga bajando para encontrar más contenido