Telefónica le juega limpio a Colombia | Tendencias | Portafolio

Telefónica le juega limpio a Colombia

El presidente de la firma explica su aporte corporativo para un mejor país. Campañas contra el robo de celulares y la recolección de móviles viejos hacen parte de su estrategia.

Telefónica le juega limpio a Colombia

Archivo Particular

Telefónica le juega limpio a Colombia

POR:
abril 18 de 2013 - 03:56 a.m.
2013-04-18

Para Telefónica, jugarle limpio al país es un compromiso que respaldamos cada día con acciones en diferentes frentes, desde el respeto por las leyes y el cumplimiento de nuestros deberes como ciudadanos corporativos, hasta el desarrollo de una cultura organizacional con principios de actuación que defienden valores como la honestidad y la integridad.

En línea con lo anterior, Telefónica Colombia respalda y cree en el esquema institucional del sector de las telecomunicaciones, pues entendemos que su correcto desempeño es la base del desarrollo y crecimiento del mercado, pero también de la economía en general.

De ahí que no estemos de acuerdo con las acciones que impiden el normal desarrollo de los procesos regulatorios de la industria, que en últimas benefician a todos.

En Telefónica respetamos las normas y, por ejemplo, no tenemos en curso ninguna investigación en nuestra contra por prácticas restrictivas de la competencia. Así mismo, estamos al día con todas las obligaciones establecidas por los organismos de control y vigilancia en materia de atención al cliente.

Una muestra del compromiso ha sido la implementación de la portabilidad numérica, donde la empresa ha hecho un importante esfuerzo tanto en materia económica como de capital humano, para atender dicha obligación a cabalidad.

Fuera del tema de la portabilidad, Telefónica Colombia respalda otras acciones puestas en marcha con el Gobierno para el beneficio de los colombianos, como la estrategia para combatir el hurto de celulares.

En este aspecto, la compañía suma varios meses de trabajo en busca de atender los lineamientos establecidos por el Gobierno con el fin de garantizar que el hurto de celulares no siga creciendo con una industria criminal y, a su vez, evitar que más colombianos resulten heridos o pierdan la vida en manos de los delincuentes.

Por cuenta de esta estrategia, estamos invitando a nuestros clientes a denunciar el robo de su celular cuando esto suceda para evitar que su equipo pueda ser puesto de nuevo en el mercado, pero también a no comprar terminales robados y a registrar en nuestra página de Internet o en las líneas de atención sus actuales dispositivos.

Pero este no es el único frente en el que trabajamos contra la delincuencia. Por estar presente en cerca de 900 municipios del país, Telefónica es víctima periódicamente del hurto de cable de cobre.

Tan solo el año pasado la empresa tuvo un impacto de 14.751 millones de pesos y 296.000 líneas afectadas por los eventos de hurto de cobre que encuentran su incentivo en los precios internacionales de este metal. En total, la compañía denunció 376 casos, principalmente en Bogotá y Barranquilla.

Para combatir este problema, se ha liderado la presentación de propuestas para la restricción del comercio, el control de las exportaciones y la mayor gestión aduanera y policial, promoviendo la intervención de la Alta Consejería Presidencial para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana que se ha encargado de convocar a las diferentes instancias para definir las mejores medidas a implementar.

Aunque todo lo anterior es una muestra del deseo de Telefónica por jugarle limpio a Colombia, existen otras actividades de la compañía que pueden hacer este hecho aún más evidente, por ejemplo, nuestra responsabilidad ambiental y nuestra gestión social.

En la primera, hay que señalar que Telefónica fue la primera empresa del sector en Colombia en emprender un programa de recolección de equipos móviles usados.

Luego, de la mano del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, los fabricantes de celulares y accesorios, y los demás operadores, se puso en marcha la campaña ‘Recicla tu celular y comunícate con la Tierra’, que tiene por objeto darles una alternativa a los clientes de desechar de forma responsable aquellos equipos de telefonía celular y accesorios que ya no están usando. Esta es una de las acciones de protección al medio ambiente que le han valido a Telefónica para obtener la certificación ISO 14001 por segundo año.

Como si lo anterior fuera poco, nuestro sistema de gestión ambiental ha sido reconocido con el Premio Andesco a la Responsabilidad Social Empresarial 2011, en la categoría Gran Empresa, y el premio de Excelencia Ambiental Pread, por segundo año consecutivo.

En lo que tiene que ver con nuestra gestión social, la compañía, mediante la Fundación Telefónica, está redoblando sus esfuerzos para llegar más lejos. Los niños beneficiarios por el programa de erradicación del trabajo infantil, Proniño, pasaron de 19.318 en el año 2010 a 23.468 en el 2011.

Igualmente, los beneficiarios de Educared, iniciativa que promueve la mejora de la calidad de la educación a través de la incorporación de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje, crecieron el 149,3 por ciento, llegando a 127.233 menores, y las Aulas Telefónica avanzaron de 40 a 55 en el año 2011. Respecto a los empleados que participan en el programa de voluntariado, pasaron el año pasado del 34 al 56 por ciento de la planta, y las horas donadas por ellos se elevaron de 9.029 a 14.485.

Estas acciones sumadas demuestran cómo desde Telefónica le jugamos limpio a Colombia.

Alfonso Gómez Palacio, presidente ejecutivo de Telefónica Colombia, cuenta cómo esta compañía

hace su aporte para construir un mejor país, asumiendo un serio Compromiso ambiental y social.

Alfonso Gómez P.

Presidente de Telefónica Colombia

Siga bajando para encontrar más contenido