Trump ahora se pelea con las estrellas de la NBA y del fútbol americano

Lebron James llamó la presidente estadounidense "holgazán". El inquilino de la Casa Blanca pidió despedir a jugadores de la NFL que no respeten el himno nacional.

LeBron James

Lebron James le dijo a Trump que "¡Ir a la Casa Blanca era un placer hasta que llegó usted!".

USA TODAY SPORTS

POR:
EFE
septiembre 23 de 2017 - 04:10 p.m.
2017-09-23

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, chocó este sábado con el mundo del deporte al retirar una invitación para visitar la Casa Blanca a Stephen Curry, la estrella de la liga de baloncesto NBA que juega en los Golden State Warriors. "Ir a la Casa Blanca se considera un gran honor para el equipo campeón. Stephen Curry está dudando. Por tanto, ¡la invitación se retira!", afirmó Trump en su mensaje de su cuenta personal en la red social Twitter.

Lea: (Trump desafía el espíritu de cooperación internacional con mensaje de “EE. UU. primero”).

Curry dijo esta semana que no quería que su equipo visitase la residencia presidencial para celebrar el título de la NBA logrado la temporada pasada. "Yo no quiero ir", señaló el viernes el base de los Golden State Warriors.

Lea: (Líderes se oponen al discurso de Trump).

De momento, no está claro si Trump prohibiría el acceso a la Casa Blanca sólo a Curry o a todo el equipo, cuyos directivos habían señalado que debatirán una decisión final. Aunque la residencia presidencial aún no ha emitido una invitación formal, la NBA había estado en contacto con la residencia presidencial en relación con una posible visita, según el canal de información deportiva ESPN.

La entidad emitió un comunicado en el que despejó todas las dudas, al anunciar que no acudirá a la Casa Blanca y aprovechará su viaje a Washington, previsto en febrero, para celebrar "la igualdad, la diversidad y la inclusión". "Aceptamos que el presidente Trump ha dejado claro que no estamos invitados", agregó el equipo californiano, que se declaró "decepcionado".

El jugador, premiado como jugador más valioso de la NBA dos veces, explicó el viernes que su boicot busca enviar un mensaje: "Que nosotros básicamente no apoyamos lo que nuestro presidente ha dicho y las cosas que no ha dicho en el momento correcto". "Con suerte -agregó-, el no ir inspirará algún cambio para lo que toleramos en este país y lo que apoyamos, lo que se acepta y aquello ante lo que nos hacemos los tontos".

Curry recibió este sábado mensajes de apoyo de otras estrellas de la NBA, como Lebron James, de los Cleveland Cavaliers, que perdieron la final de liga ante los Golden State Warriors la pasada temporada. En su cuenta de Twitter, James, vicepresidente de la Asociación de Jugadores de la NBA, llamó a Trump "holgazán" y le espetó que "¡Ir a la Casa Blanca era un placer hasta que llegó usted!".

El gobernante publicó su mensaje sobre Curry después de criticar el viernes en un mitin en Alabama a jugadores de la liga de fútbol americano NFL que han hecho protestas durante la interpretación del himno nacional.

El presidente instó a los dueños de esos equipos a despedir a los jugadores críticos y añadió que, si los aficionados "abandonaran el estadio" cuando tienen lugar protestas de ese tipo, esas "cosas pararían".

Trump fue aún más lejos en su lenguaje al subrayar que los propietarios de entidades de la NFL deberían decirle a los deportistas rebeldes: "saquen a ese hijo de puta del campo ahora mismo".

El pasado año, el afroamericano Colin Kaepernick (entonces jugador de los San Francisco 49ers y actualmente sin equipo) llamó la atención al no levantarse para rendir pleitesía al himno nacional antes de un partido. "No me voy a levantar para mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y de color", explicó entonces Kaepernick.

Las duras críticas de Trump provocaron la reacción del comisionado de la NFL, Roger Goodell, quien aseveró en un comunicado que los comentarios del mandatario son "divisorios" y suponen una "desafortunada falta de respeto".

Siga bajando para encontrar más contenido