El túnel de ‘El Chapo’, obra de ingeniería para el delito

La fuga tuvo lugar a las 8:52 de la noche del 11 de julio.

Al comienzo del túnel se observa la motocicleta en la que el capo huyó.

Archivo particular

Al comienzo del túnel se observa la motocicleta en la que el capo huyó.

Tendencias
POR:
julio 21 de 2015 - 12:02 a.m.
2015-07-21

Rodeada de campos y algunas viviendas muy alejadas entre sí se halla la casa desde donde se construyó el túnel de un kilómetro y medio que permitió la huida, el sábado 11 de julio, del peligroso narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán del penal de máxima seguridad donde estaba recluido.

A simple vista, nada hace sospechar que esta edificación de concreto y en obra negra se hubiera convertido en el centro de esta meticulosa operación que permitió la fuga del líder del cártel de Sinaloa de su celda de la cárcel Altiplano I, en el municipio de Almoloya del céntrico Estado de México. La construcción se conforma de una vivienda con algunas habitaciones y de una suerte de bodega, desde donde se entra a este túnel que llega a más de diez metros de profundidad y se extiende 1,5 kilómetros hasta llegar, con una perfección milimétrica, a la ducha de la celda donde estaba recluido el capo tras su detención en febrero de 2014.

En este precario cobertizo, con un techo de aluminio desde donde se filtra el agua, destaca un boquete en una de las paredes que apunta directo hasta el penal. No cuesta imaginar a los secuaces del capo vigilando cualquier movimiento de la cárcel y, a su vez, ambicionando día tras día un exitoso final para esta obra de ingeniería que, por su complejidad, debió involucrar a arquitectos, geólogos e ingenieros.

BUSCANDO PISTAS

Aunque actualmente más de 50 investigadores de la Fiscalía mexicana trabajan en la zona buscando cualquier pista adicional, una visita al lugar permite obtener detalles, mínimos pero llamativos, de la operación de escape orquestada.

En la bodega y pegada al acceso al túnel, se encuentra una carretilla con tierra y un radial, las únicas referencias visibles a los miles de metros cúbicos de material que se tuvieron que sacar durante estos meses. Un misterio, el de qué paso con las toneladas de tierra que sacaron del túnel y que los vecinos dicen no haber visto, que, como tantos otros en este caso que ha indignado a la opinión pública, está todavía por resolver.

La carretilla, junto con varias bebidas a medio terminar, hace pensar que, hasta el último minuto, se estuvo construyendo la escapada del capo, que tuvo lugar a las 8:52 de la noche del 11 de julio y supuso la segunda vez que Guzmán se fuga de un penal de máxima seguridad mexicano.

Además, el almacén alberga varias barras de madera, probablemente utilizadas para soportar la perforación, y se observa un agujero en el suelo que se utilizaba para la ventilación.

Ya bajo tierra, se halla un primer espacio a unos dos metros de profundidad, de unos quince metros cuadrados, que servía de antesala al estrecho túnel construido, y está repleto de barras de madera y un gran generador de luz, con capacidad para alumbrar la extensa obra.

CARACTERÍSTICAS DEL TÚNEL

De aproximadamente 1,70 metros de altura y casi un metro de ancho, cuenta con tuberías de ventilación e instalación eléctrica y en él se aprecian las bombillas que sirvieron para alumbrar la oscuridad de este conducto. Sorprende la instalación, pues a pesar de estar bajo tierra, por lo menos en los primeros metros que abrieron a la visita, el aire se respira todavía fresco una vez encendido el sistema de ventilación.

EFE