Una tradición para paladares exquisitos

El whisky siempre ha sido asociado a negocios, al lujo y a la calidad.

Alfonso Ibañez, Premium Portfolio Specialist de William Grant & Sons Colombia.

Alfonso Ibañez, Premium Portfolio Specialist de William Grant & Sons Colombia.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2017 - 09:31 a.m.
2017-12-18

Con la llegada de las festividades decembrinas, surge la pregunta de cuál podría ser el mejor obsequio para dar a nuestros seres queridos o a aquellos que marcaron la diferencia durante el año. La mayoría de personas buscan regalar cosas novedosas y exclusivas, y uno de los productos que reúne estas características es el whisky.

Cabe resaltar que un alto porcentaje de las ventas de licor a nivel nacional son de esta exclusiva bebida, lo que quiere decir que los colombianos son consumidores de whisky, y, por lo tanto, puede ser una excelente opción para incluirla en la lista de regalos. 

Actualmente, el single malt se ha convertido en el licor de moda, pues se diferencia de los demás escoceses porque este es producido en una sola destilería, que no se combina como es el caso del vatted, ni se mezcla con tragos de otra destilería como el blended.

Glenfiddich es uno de los líderes del single malt más galardonado del mundo. Este whisky llama la atención porque es creado con cebada malteada en pequeños alambiques de cobre y luego es envejecido en barriles de madera.

Glenfiddich ofrece cuatro referencias que tienen un tiempo y forma de maduración diferentes. Allí sobresalen las categorías de 12, 15, 18 y 21 años, cada una con una expresión única y particularidades que hacen de este, un trago joven y divertido.

“Lo que tiene de especial este tipo de whisky es que es muy natural, pues su resultado final es único y exclusivo. Cuenta con características deliciosas, notas frutales y aromas frescos”, afirma Alfonso Ibáñez, Premium Portfolio Specialist de William Grant & Sons Colombia.

EL REGALO PERFECTO 

Una de las novedades que trae Glenfiddich para esta temporada navideña es que en el centro comercial El Retiro, de Bogotá, se encuentra ‘The Glenfiddich experience’, un stand donde los consumidores podrán realizar diferentes notas de catas, las cuales están acompañadas por un experto, para conocer más de cerca el producto e identificar cuál licor se ajusta más a sus necesidades.

En este lugar también se puede adquirir los productos o los estuches de Navidad, que vienen con las botellas de whisky y vasos propios de la marca, y se podrán personalizar las botellas con el nombre al que irá dirigido el regalo y un mensaje.

“Allí tenemos un espacio de realidad virtual para que las personas puedan ver en una visión de 360 cómo es el lugar y la destilería en Escocia. Mostramos paso a paso lo que hacemos para que al final logremos tener un producto perfecto. Queremos que se den cuenta de que con estos licores se puede jugar y que se puede tomar sin correr el riesgo de dañar el sabor. Estos son ideales para tomar en la playa, de fiesta con los amigos, en una cena romántica, entre otros”, asegura Ibáñez.

La tradición es un elemento muy importante al momento de la elaboración de estos productos, por eso desde 1887, cuando William Grant comenzó con su destilería, compró los terrenos que bordean el manantial de agua Robbie Dhu, el más puro y rico de Dufftown (Escocia), y del mundo para que los licores se hicieran con esta. Desde entonces, Glenfiddich se fabrica con este tipo de agua.

“Todo lo hacemos de forma manual, cultivamos y recolectamos nuestra propia cebada y la malteamos; como el 60 por ciento de un whisky es agua, tenemos nuestro propio manantial y a nuestros toneleros, quienes desde 1955 se encargan de cuidar y de tratar nuestros barriles”, sostiene Ibáñez.

NOVEDADES DE GLENFIDDICH 

- Cada whisky de single malt tiene un sistema de maduración y producción diferente, lo que hace que no se parezcan entre sí, con esto buscan satisfacer las necesidades de sus clientes.

- Glenfiddich es el whisky de malta más premiado y vendido del mundo.

- El Glenfiddich 12 años, experimenta sabores frescos, con notas de frutas blancas, sutiles aromas de toffee y dulzura de vainilla.

- El 15 años cuenta con una maduración solera, posee aromas a miel brezo, frutas pacificadas y untosas de vainilla.

- El 18 años se madura en barricas de bourboun y oloroso español y es maridado en pequeños lotes en los distillery puncheons.

- El 21 años es el predilecto por los apasionados a los destilados oscuros, une lo mejor del malteado con el ron caribeño.

Siga bajando para encontrar más contenido