El universo del café, epicentro de la feria Carulla

La estrategia que desde hace cuatro años tiene en marcha la cadena Carulla para estimular el consumo de café entre los colombianos ya muestra sus frutos.

Tendencias
POR:
agosto 15 de 2014 - 04:49 a.m.
2014-08-15

Según sus cuentas, el año pasado 341.600 clientes compraron café en sus tiendas, un 4.5 por ciento más que en 2012.

En el 2013, la categoría en los supermercados, denominado también el canal moderno, creció el 1,5 por ciento a nivel nacional, mientras que en Carulla aumentó el 8 por ciento.

Resalta la respuesta de los consumidores en el caso de los cafés premium soluble y premium molido. En Carulla representan el 40 por ciento de las ventas, mientras que en el país, en general, llegan a ser apenas el 5 por ciento.

Los premium dinamizan hoy la categoría. Esto, según Carulla, lo evidencia un estudio de The National Coffee Association del 2011. Señala que el consumo de café premium en el mundo mantiene una elevada participación en el consumo total de café (37 por ciento), lo que significa que en Colombia hay un potencial importante.

El comportamiento positivo del segmento premium y la aparición de un tipo de cliente cada vez más informado, enmarcan una tendencia hacia el aumento del consumo interno.

Todo ese nivel de ventas se traduce en que los colombianos se toman dos tazas diarias, en tanto que en el caso de Carulla el consumo alcanza las 4 tazas.

Ese dinamismo que mueve el mercado es lo que ha llevado a la cadena a promover la cuarta edición de la Feria Carulla es Café, que se realizará en el Museo de El Chicó, del 22 al 24 de agosto.

Claudia Gutiérrez, administradora de categorías de alimentos de la cadena y directora de la Feria, sostiene que así como los franceses son expertos en champán o coñac, los colombianos debemos saber más sobre nuestro producto, que cuenta con la primera denominación de origen extranjera en ser aceptada, lo que nos debe generar orgullo.

La cadena tiene en marcha desde el 2007 el Programa Especialista del Café (PEC), con el fin de impulsar el conocimiento y consumo de esta bebida. El programa incluye un surtido exclusivo de cafés tradicionales, excelsos, orgánicos, gourmet, exóticos, cafés de origen, descafeinados y solubles.

Igualmente, se preocupa por asesorías especializadas, catas a clientes en los puntos de ventas y la Feria Carulla es Café en alianza con los proveedores.

El evento se considera una fiesta “cafetera” que incluye catas, conferencias, degustaciones, shows de diferentes preparaciones de café, chocolatería, actividades especiales para niños y una tienda con descuentos y promociones.

El año pasado asistieron 7.600 personas, de las cuales más de 4.000 asistieron a nuestra agenda académica en donde expertos educan a los consumidores sobre el mundo del café.

Por su parte, Liliana Palma, asesora experta en café para la cadena de comercio, opina que “un aumento del consumo interno significaría mayor estabilidad de precios y mayores beneficios para las más de 565.000 familias que viven de la actividad cafetera y que, con su trabajo, generan importantes ingresos a la economía del país”.

Y agrega que impulsar el consumo de café de gran calidad es, precisamente, uno de los principales objetivos de la Feria Carulla es Café.