En Viena, convertirse en rey cuesta 6 mil dólares

A partir del próximo 30 de abril se podrá vivir esta experiencia a cambio de unos 6.778 dólares por noche en una nueva y exclusiva 'suite' del histórico Palacio de Schönbrunn en la capital austríaca.

En Viena, convertirse en rey cuesta 6 mil dólares

Reuters

En Viena, convertirse en rey cuesta 6 mil dólares

POR:
abril 26 de 2014 - 07:17 p.m.
2014-04-26

Se trata del mismo palacio en el que la legendaria emperatriz austríaca Sisi (1837-1898) pasaba sus veranos. Alejados de la simple idea de dormir en un hotel, los 167 metros cuadrados de esta suite de lujo ofrecen la posibilidad de vivir una experiencia "real" que haga de la estancia una vivencia inolvidable. Despertarse en una cama con dosel, tener un mayordomo propio, un cocinero que le prepare el desayuno, la comida y la cena, darse un paseo por el jardín del Palacio, son sólo algunos de los inusuales detalles con los que se encontrará el huésped.

"Nos era importante mantener el ambiente imperial de Schönbrunn sin omitir elementos modernos (de decoración)", explica Franz Sattlecker, representante de la empresa pública austríaca que gestiona este palacio imperial vienés. Para ello, agrega Sattlecker durante una visita guiada, el apartamento imperial situado en el ala oriental del Palacio "ha sido renovado durante meses, siempre teniendo en cuenta todos los aspectos de la conservación". El Palacio, patrimonio cultural de la Humanidad de la UNESCO, es el destino turístico más visitado de la capital austríaca, con casi 3 millones de visitantes por año. La suite imperial, que puede ser reservada en la página de la empresa Austria Trend Hotels, se encuentra en la tercera planta del Palacio de Schönbrunn, llamado también el "Versalles vienés".

En sus jardines Sisi montaba a caballo y daba largos paseos, de hasta ocho horas por día. La suite está decorada al estilo "neo-rococó", conocido también en la corte austríaca del siglo XIX como el "estilo de María Teresa", en referencia a la emperatriz austríaca que ordenó la ampliación del palacio a partir de 1743. Destacan muebles en color blanco y oro cubiertos con tejido damasco rojo, característico de la época y que también se pueden apreciar en el resto del palacio. Con capacidad para cuatro personas, el apartamento con sus interiores bañados en oro, blanco y negro, consta de una entrada principal que lleva a dos dormitorios con baños privados.

Además, hay una cocina totalmente equipada y un salón principal con vistas a los jardines con la famosa glorieta de Schönbrunn, situada al fondo en la cumbre de una colina. La romántica cama cubierta con un dosel blanco y paredes estampadas en oro con auténticas joyas, más las vistas del jardín, invitan a los huéspedes a sentirse como auténticos emperadores. "Ofrecemos a los visitantes la oportunidad de residir en uno de los edificios culturales más famosos de Austria y seguir los pasos de la pareja imperial", asegura Harald Nograsek, director general del grupo hotelero Verkehrsbüro, que gestiona esta suite.

Las reservas prometen satisfacer todas las exigencias de los clientes, y para conseguirlo, se ofrecen cuatro tipos de "paquetes". La oferta "imperial", por 4.900 euros la noche, sólo para bolsillos generosos, es la opción estrella. Incluye una noche con desayuno en la suite, un traslado en carruaje hasta el Palacio, un cocinero y mayordomo privado, un servicio de limusina durante 24 horas, y sin dejar de lado el recibimiento acompañado de champán, una visita privada guiada a través del palacio y una cena a elegir entre dos restaurantes de lujo de la capital austríaca.

Tampoco se han olvidado de los recién casados, y para ellos se ha elaborado el paquete "luna de miel", que incluye una recepción con rosas, champán y dulces típicos de la repostería francesa. Esta oferta incluye también desayuno en la habitación, mini-bar, traslado en carruaje hasta la suite y limusina al precio de 2.700 euros por noche. Con el paquete "Suite Royal", la tercera opción por 3.900 euros la noche, se disfrutará de un traslado en limusina desde el aeropuerto hasta la suite, doce horas de mayordomo privado, recibimiento con champán y dulces, visita guiada privada por el Palacio y la prensa internacional que se desee.

Si se cuenta con un presupuesto más apretado, el hotel ofrece también un paquete básico "residencial" a "solo" 699 euros por persona y noche, incluyendo el desayuno en un cercano hotel. Eso sí, el servicio de traslado y el sentimiento de ser rey o reina por una noche siguen estando incluidos. Toda una oferta hotelera "única en Europa", concluye Harald Nograsek, el gerente responsable del proyecto.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido