Vitaminas, una fuente inagotable de vida para el cuerpo

Estas sustancias son indispensables en la formación y funcionamiento del organismo humano.

POR:
agosto 10 de 2012 - 01:25 a.m.
2012-08-10

En ese mundo complejo, pero sabio de la vida, la naturaleza provee todos los elementos para alcanzar un equilibrio perfecto, y la verificación de una de esas maravillas, inmersa en la naturaleza misma, es el descubrimiento de la existencia de las vitaminas, una fuente de vida, bienestar, salud y belleza inagotables.

Precisamente, el mundo médico, bioquímico y de la farmacéutica están en celebración constante todo este año, debido a que en 1972, el bioquímico polaco Casimir Funk logró demostrar la presencia de las vitaminas en alimentos como las verduras y las frutas.

Hoy, DSM Colombia es la compañía, cuya marca y casa matriz, posee desde hace unos ocho años, la división de nutrición que, en su momento, hace 10 lustros, pero siendo La Roche, vio nacer el descubrimiento de las vitaminas en sus laboratorios, lo que la hace merecedora de la distribución exclusiva de ellas a nivel mundial para su utilización industrial y farmacéutica.

Soraya Pinto, gerente de Nutrición Humana de DSM Colombia, explica que este segmento del mercado, denominado ‘de nutrición y vitaminas’, aporta a la firma más de un tercio del negocio total, con distribución en todos los continentes.

De tal forma, el concepto de suministro y ventas, comenta Pinto, les permite verificar la importancia de las vitaminas en la vida humana, pues es “un mercado que siempre está en constante crecimiento en nuestros registros”.

EL SECRETO REVELADO

¿Y dónde están las vitaminas?, pues el secreto revelado es que casi todos los alimentos naturales poseen varias de ellas, y lo ideal es adquirirlas a través de una alimentación balanceada.

Sin embargo, con el día a día y la industria que las procesa, se ha hecho necesario hacer algunos desarrollos, que en ciertos casos retiran las vitaminas o las modifican en los alimentos; en otros, el mismo estilo de vida actual, no permite consumir la cantidad de frutas y verduras necesarias, por lo que se hace imperante suministrarlas en otras presentaciones, en la búsqueda de reponer esas que traían naturalmente los alimentos, “por lo que se adicionan a los alimentos que sí consumimos, logrando un nivel nutricional y equilibrado de ellas”.

Cabe decir que la deficiencia en la cantidad pertinente de vitaminas se llama avitaminosis y puede llegar a provocar la muerte, mientras que su exceso, denominado hipervitaminosis, trae también trastornos severos.

EN EL CUADRO DE HONOR

Siempre resulta útil recordar que las vitaminas se clasifican según su solubilidad en liposolubles ( A, D, E, K) e hidrosolubles ( C y el complejo B) y que existen vitaminas tóxicas como la vitamina D y la A.

Las hidrosolubles se caracterizan porque se disuelven en agua. Muchos alimentos ricos en este tipo de vitaminas no aportan (al final de prepararlos) la misma cantidad que contenían inicialmente, lo que hace que deban aportarse regularmente y prescindirse de ellas durante algunos días.

Y las liposolubles, en cambio, no se disuelven en agua, se almacenan en el organismo y su ingesta en exceso puede provocar desajustes. Un grupo especial es el del Complejo B, que es un conjunto de muchas vitaminas (B1, B2, B3, ...).

Siga bajando para encontrar más contenido