Finanzas

Dólar podría llegar a $7.020 si se suspende exploración petrolera

Así lo señala un análisis de Corficolombiana que menciona varios efectos en la economía colombiana en caso de que esa política se aplique.

Dólar cerró la jornada en $2.380,95. Perdió $5

Finanzas Por: Portafolio

Un documento de análisis de la firma Corficolombiana dice que la propuesta del candidato Gustavo Petro de suspender la firma de nuevos contratos de exploración de hidrocarburos, en el contexto de transición energética global, podría traer varios efectos económicos de impacto como por ejemplo una devaluación entre el 40 y 44% hacia el 2027, lo que llevaría el dólar hasta un máximo de $7.020.

(Dólar cae y se negocia por debajo de $4.000). 

La firma dice que para Colombia, esta decisión tendría consecuencias importantes no solo sobre la inversión en exploración, sino también en aquella destinada al desarrollo y explotación de yacimientos descubiertos de petróleo y gas. Los efectos macroeconómicos serían drásticos e inmediatos sobre la tasa de cambio y la balanza comercial, como lo analizamos en este informe.

En particular, la propuesta del candidato Petro consiste en transformar la composición de la matriz energética de Colombia, sentando las bases de un desescalamiento gradual de la extracción de hidrocarburos. Para ello, propone “detener el otorgamiento de nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, prohibir la exploración y explotación de yacimientos no convencionales, así como suspender los proyectos piloto de fracking y el desarrollo de yacimientos costa afuera. En el caso de la explotación de las reservas actuales, estas se destinarían al consumo interno”.

(El dólar se fortalece: ¿está recuperando su poderío o nunca lo perdió?). 

Corficolombiana dice que esta propuesta debilitaría la actividad petrolera para crear una política centrada en energéticos renovables no convencionales. Lo anterior no solo desincentivaría las nuevas inversiones en exploración de hidrocarburos, sino también aquellas en proyectos de desarrollo de reservas y recursos descubiertos, haciendo más lenta su ejecución e incluso poniendo en riesgo su viabilidad económica.

El impacto macroeconómico para Colombia de una caída acelerada en la producción petrolera –asociada al desincentivo a la nueva exploración– tiene varias dimensiones, no solo por sus implicaciones sobre la tasa de cambio y las cuentas externas, según Corficolombiana.

La corporación financiera parte de los dos escenarios de producción petrolera que realizó la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), basados a su vez en los informes oficiales de reservas y recursos que presenta la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

El escenario A asume que se siguen firmando nuevos contratos de exploración en los próximos años, mientras que el escenario B supone que se suspende la firma de estos a partir de 2023.

En el escenario A, dice que la producción se mantendría alrededor de los niveles actuales (760.000 barriles por día) entre 2023 y 2027, y empezaría a caer desde 2028, con lo cual la autosuficiencia llegaría hasta 2033 y en adelante el país tendría que importar crudo.

El escenario B coincide con la senda de producción de la ANH, en el cual la producción caería a un ritmo promedio de 9,8% anual entre 2022 y 2027, al pasar de 756.000 barriles por día en 2022 a 715.000barriles diarios en 2023 (-5,4%) y 450.000 barriles día en 2027.

En este caso, Colombia perdería la autosuficiencia petrolera a partir 2028, es decir, produciría menos de lo que consumen las refinerías locales (aproximadamente 400.000 barriles diarios) y pasaría a ser un importador neto de petróleo.

(¿Qué pasará con el dólar tras los resultados de segunda vuelta?). 

Corficolombiana dice que en el año 2040 el país agotaría completamente su producción de crudo.

”En 2027, la devaluación del tipo de cambio nominal sería de entre 39,9% y 43,7%, lo que implica que el dólar se cotizaría entre $5.080 y $7.020, mientras que el déficit comercial de bienes aumentaría entre 15,4% y 38,6% y el valor de las importaciones se contraería entre 4,8% y 8,9%”, asegura Corficolombiana.

Lo anterior tendría un duro impacto sobre el consumo y la inversión en la economía colombiana, que seguramente se vería arrastrada hacia una recesión, dice el análisis de Corficolombiana.

PORTAFOLIO