Finanzas

La porcicultura, un sector en crecimiento

Durante los últimos 15 años, el sector porcícola ha realizado importantes esfuerzos para incrementar la productividad de la industria de la carne de cerdo y mejorar su competitividad, fortaleciendo su participación en el mercado interno y creando opciones en el mercado externo de proteína animal.

Finanzas Por: Portafolio

Esto se refleja en avances en la tecnificación de las explotaciones porcícolas y en el mejoramiento de los parámetros productivos, ofreciendo un producto de excelente calidad: una carne de cerdo con alta proporción de magro y magníficas propiedades nutricionales. Las cifras reflejan la transición de la industria porcina afectada en términos de sacrificio y producción por la crisis experimentada entre 1994 y el 2000, lo que provocó una recomposición de la estructura productiva del sector y causó que muchos porcicultores ineficientes y poco organizados fueran desplazados por empresas de mayor organización y visión empresarial, dedicadas a la porcicultura como actividad principal. En el 2006, el sacrificio porcino llegó a 1’902.939 cerdos, mientras la producción de carne de cerdo y subproductos fue de 146.380 toneladas. Tras recuperarse de la crisis, el sector ha crecido a una tasa anual promedio del 6 por ciento. No obstante, aún existe un alto margen de producción porcina de traspatio, estimada en un 40 por ciento, lo que significa un sacrificio total de alrededor de 3’400.000 cerdos y una producción cercana a las 260.000 toneladas. El mercado de la carne de cerdo en Colombia representa hoy una gran oportunidad y un reto para los productores. Nuestro consumo per cápita llega apenas a 6 kilos al año, mientras el promedio suramericano es de 9 kilos y el promedio mundial ronda los 16 kilos anuales. La calidad de la carne de cerdo, su gusto y precio, la convierten en una excelente alternativa para la mesa de los colombianos. Las cifras lo demuestran: durante el último año el IPC para la carne de cerdo bajó 1,05 por ciento, mientras el pollo subió 5,91 por ciento y la carne de res aumentó 17,64 por ciento. Al comparar los precios de los diferentes cortes de carne de cerdo con las demás carnes, los consumidores encontrarán variedad y calidad a buenos precios. Un incremento de 1 kilo de consumo per cápita al año aumentaría la producción de carne de cerdo en 44.000 toneladas, lo que implicaría un sacrificio adicional de alrededor de 565.000 cabezas y 30.000 hembras de cría más. Este crecimiento generaría una demanda adicional de alimento balanceado de 172.000 toneladas, y por ende un incremento en la demanda de maíz amarillo y soya de 120.000 toneladas anuales. El trabajo realizado en los últimos años no solo fortalecerá a los empresarios del sector porcícola, sino que aumentará su competitividad frente a nuestros socios comerciales y posicionará al sector como un excelente polo de desarrollo a nivel regional. Colombia tiene un gran potencial en la producción de carne de cerdo y sus derivados para los mercados de la Comunidad Andina y Centroamérica. * Columna de la Fundación Buen Gobierno. Gerente general, Asociación Colombiana de Porcicultores "Colombia tiene un gran potencial en la producción de carne de cerdo y sus derivados para los mercados de la Comunidad Andina y Centroamérica”.

Más...