close
close
Mario Hernández Zambrano

Aumento salarial debe ser general

Seguro que el 2022 seguiremos esa ruta y los empresarios deben reconocer que los otros agentes han hecho su contribución.

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
diciembre 23 de 2021
2021-12-23 11:19 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Son muchos los sentimientos que nos generó este año que está acabando, si se quiere más que el mismo 2020 en el que ni siquiera pasados los tres primeros meses arrancó el peor fenómeno natural del que se tengan noticias en más de un siglo y puede que los dos últimos años no se puedan comparar entre sí en datos y cifras, pero sí en expectativas y cambio en el comportamiento de la gente.

Sin duda alguna que el 21 se cierra con un estado de ánimo muy distinto al de 12 meses atrás, cuando la sombra de fatalidad e incertidumbre reinaban en la mayoría de los núcleos de la sociedad, comenzando por las familias, las empresas y los países. Muchos seres queridos se nos fueron, castigados injustamente por el virus que sin clemencia ni distancia alguna azotó al mundo. Y hay que reconocerlo: con la aprobación de la vacuna, a comienzos del 2021 por la OMS, se comenzó a vivir una nueva etapa, al comienzo con cierta incredulidad pero luego con mayor confianza. Muy distinto es el cierre de este año, así los últimos datos muestren un rebrote expansivo del virus mucho más contagioso pero inmensamente menos letal.

Sorprende positivamente lo que está pasando en nuestro país, aunque haya que abonar algo a fuerzas extraterritoriales, la mayor parte es la respuesta a la buena gestión del presidente Duque y su equipo de trabajo y al esfuerzo y apoyo de la mayoría de colombianos que probaron una vez más su capacidad guerrera y capacidad para hacer la crisis una oportunidad, la resiliencia de la que habla Duque.

Seguramente si no se hubiera dado la pandemia, no habríamos tenido la oportunidad de mostrar algunas facetas ocultas que han salido a flote. En particular, me refiero a temas tan importantes como el ingreso de millones de colombianos que anualmente esperan una compensación que les mejore su capacidad de compra. Aunque durante este gobierno se ha dado siempre un aumento del salario mínimo por encima de la inflación, lo que acaba de ocurrir es una clara muestra de que la solidaridad efectiva de muchos empresarios es para ponerla de presente, más incluso que la de algunos tecnócratas que se atienen a las formulaciones teóricas y modelos montados sobre supuestos de los textos. Esa solidaridad debe ir más allá de lo ocurrido con el mínimo y extenderse al resto de trabajadores, incluyendo los del Estado, con lo que se dará un aumento generalizado de los ingresos y demostrará que la misión empresarial va más allá que los indicadores de rendimiento y utilidades.

2021 fue un año inesperadamente bueno para la mayoría de empresas y con seguridad lo será para más en el 2022 con lo que no sólo seguirá mejorando el empleo sino que se reducirá la pobreza, que debe ser la gran preocupación de todos, no solo del gobierno. La mayor demanda de los hogares, los días sin IVA, los subsidios del gobierno y el ahorro disponible por efecto de la misma covid, ayudaron mucho a este destacable resultado. Y es muy grato que la economía colombiana sea calificada como primera en el mundo en recuperarse. Seguro que el 2022 seguiremos esa ruta y los empresarios deben reconocer que los otros agentes han hecho su contribución.

MARIO HERNÁNDEZ
​Empresario exportador.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes