Ricardo Gaitán

Brecha digital post-pandemia

La recuperación sobrelleva un reto global que incluye los países desconectados, procurando que la brecha digital, por lo menos, no aumente.

Ricardo Gaitán
POR:
Ricardo Gaitán
julio 15 de 2021
2021-07-15 08:31 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c330e8d35.png

La llegada de la pandemia sorprendió al mundo imponiendo una nueva realidad en el comportamiento de las personas, en las formas de consumo, en el mercado laboral y en la economía, generando una serie de nuevas oportunidades, pero destapando la brecha entre los países que tienen acceso a la tecnología y los que no cuentan con los recursos ni las herramientas para ingresar a ella.

El pasado mes de mayo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), reunió a expertos de todo el mundo para examinar cómo las nuevas tecnologías están trabajando para mejorar la vida cotidiana, mientras el mundo se recupera de la crisis de la covid-19. La vicesecretaria general de Naciones Unidas, Amina Mohammed, afirmó que “la recuperación post-pandémica ofrece la oportunidad para centrarse en tres transiciones clave que están fuertemente vinculadas a la ciencia, la tecnología y la innovación: 1. Acelerar el desarrollo de las energías renovables. 2. Transformar la forma en que producimos y consumimos los alimentos. 3. Garantizar un futuro digital inclusivo”.

Por otro lado, la directora de tecnología de Unctad, Shamika Sirimanne, sostuvo que “la pandemia ha resaltado la necesidad urgente de priorizar la ciencia y la tecnología en términos políticos, de asignación de recursos y de cooperación internacional”.

Sirimanne sostiene que “es vital que todos los países tengan el mismo acceso a los beneficios de los tratamientos médicos que pueden salvar vidas, no solo para la pandemia, sino también para las enfermedades relacionadas a la pobreza, las futuras emergencias sanitarias y los brotes de enfermedades infecciosas”.

Buena parte del mundo empresarial descubrió que podía continuar con sus actividades productivas, apoyándose en el comercio electrónico a través del trabajo remoto y con reuniones virtuales, modalidad que seguramente no desaparecerá en el futuro, pues en la mayoría de los casos se han obtenido buenos resultados y también un ahorro de dinero y tiempo en los desplazamientos físicos.

Así las cosas, la tecnología puede permitir a los países desarrollados saltar los paradigmas anteriores a través de la inteligencia artificial, machine learning, blockchain o internet, pero: ¿qué pasará con los que no tienen la misma facilidad de acceso? Existe el riesgo de que las desigualdades entre ‘conectados’ y ‘desconectados’ acentúen la brecha digital, destapada por la pandemia.

En el contexto post-pandémico el trabajo requerirá la combinación de habilidades claves entre empresarios y empleados preparados, a la hora de mejorar los procesos e impulsar la innovación, pues la pandemia está generando un nuevo escenario que permite a las ‘organizaciones ágiles’ aplicar una forma distinta de trabajar y organizarse, utilizando la tecnología como aliado estratégico.

Lo que viene y que tomará su tiempo es muy distinto a cómo se vivía antes, porque el mundo post-pandemia no va a ser igual. La recuperación sobrelleva un reto global que incluye los países desconectados, procurando que la brecha digital, por lo menos, no aumente.

RICARDO GALÁN
Consultor de Branding

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes