Guillermo Valbuena Calderón
Columnista

Cadenas de valor y capital intangible

Gran parte de las decisiones en las cadenas globales de valor, dependen de los costos de producción y comercio que se presentan entre países.

Guillermo Valbuena Calderón
POR:
Guillermo Valbuena Calderón
diciembre 03 de 2019
2019-12-03 10:18 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63372217ad.png

La gestión del valor de los activos intangibles en las cadenas globales de valor, repercuten favorablemente en los procesos de negocios de las empresas que tienen deslocalizada su producción en diferentes lugares del mundo y, en los flujos de comercio internacional.

En este escenario, se debe mencionar que gran parte de las decisiones en las cadenas globales de valor, dependen de los costos de producción y comercio que se presentan entre países.

Ahora, la generación de capital intangible en las cadenas globales de valor, varía de acuerdo a la etapa del proceso de producción. En los procesos iniciales, como lo son el diseño, investigación & desarrollo y fabricación, existe una notable generación de valor de capital intangible; generalmente, estos procesos de producción se presentan en países que son intensivos en capital, es decir, son procesos con un alto valor agregado.

En otras etapas de la cadena de valor, como el ensamblaje y las pruebas, la generación de valor de capital intangible no es tan notoria; mientras en la etapa de comercialización, se genera un alto valor del capital intangible, a través de signos distintivos, como lo son las marcas.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, presentó una comparación entre los ingresos derivados por capital intangible y tangible para los productos fabricados mediante cadenas globales de valor. Lo concluido es que entre los años 2000 a 2014, los ingresos obtenidos por concepto de capital intangible fueron mayores a los ingresos obtenidos por capital tangible.

Para el año 2014, respecto al valor total de la producción, los ingresos por capital intangible participaron aproximadamente en un 30%, mientras los ingresos derivados por capital tangible obtuvieron una ponderación aproximada del 19%, y el 51% restante de la obtención de los ingresos correspondieron a la mano de obra. Los productos con una mayor participación de ingresos derivados de capital intangible fueron: productos derivados del petróleo, productos químicos y productos farmacéuticos.

Estos resultados del capital intangible reflejan su gestión dentro de la cadena de valor, soportada por procesos de propiedad intelectual que permiten la difusión de tecnología y transferencia de conocimiento en todos los eslabones de la cadena, garantizando la generación de valor agregado de los activos intangibles.

Haciendo referencia a los flujos de comercio internacional, estos cuentan con políticas comerciales que favorecen la disminución de las barreras al comercio, como lo son una menor carga arancelaria, bajos costos logísticos y escenarios favorables que incentivan la inversión extranjera directa, junto con el desarrollo de nuevas tecnologías.

Países que cuentan con sistemas fortalecidos de propiedad intelectual, atraen mayores niveles de inversión, debido a que se garantiza una protección viable de los activos intangibles, aumentando la rentabilidad de las inversiones e incentivando a las empresas a tomar decisiones acertadas en la deslocalización de su producción.

Guillermo Valbuena Calderón
Director de Bioecoval SAS
guillermo.valbuena@bioecoval.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes