Publirreportaje

Artesanías de La Guajira, saber ancestral con gran potencial

La Guajira tiene enormes desafíos, entre los que se destaca la generación de ingresos sostenibles.

1

ARTESANIAS

POR:
cerrejon 
junio 04 de 2019 - 02:58 p.m.
2019-06-04

Una de las actividades económicas y culturales más reconocidas en la región y fuera de ella es la producción de artesanías desarrolladas principalmente por parte de comunidades indígenas. Sin embargo, esta actividad presenta también grandes retos. De acuerdo con un estudio de Artesanías de Colombia, entidad vinculada al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, 83,8 por ciento de los artesanos recibe ingresos inferiores a un salario mínimo (alrededor de USD 250) y 86,6 por ciento de ellos se dedica exclusivamente a este oficio, es decir, depende directamente de la comercialización de sus productos.

Las artesanías siempre han estado ligadas a la identidad de las comunidades indígenas y de La Guajira. Es por eso que la Fundación Cerrejón a través de su programa Fortalecimiento Artesanal, busca contribuir a la consolidación de este sector y a la implementación de buenas prácticas alrededor del mismo, para promover la generación de ingresos para las comunidades y la preservación de sus usos y costumbres.

María Camila Benjumea, coordinadora del Programa Fortalecimiento Artesanal afirma en que el esfuerzo de estos 11 años hoy se evidencia en ingresos sostenibles para sus grupos aliados: “Cuando iniciamos actividades en este frente, estábamos convencidos que era una oportunidad para contribuir al desarrollo del Departamento y su población. A partir de un relacionamiento y diálogo permanente con las comunidades, hemos identificado las principales necesidades y temas prioritarios para el fortalecimiento del sector artesanal y con ello, dirigido nuestras intervenciones a los puntos de mayor impacto”.

2

 

Una de las metas del programa Fortalecimiento Artesanal, implementada a partir de una alianza entre la Fundación y Artesanías de Colombia, es establecer una cultura de sostenibilidad artesanal y empresarial en las comunidades indígenas mediante la creación de espacios de participación social, fortalecimiento de la productividad e impulso de la competitividad ante el mercado, que contribuyan en el mejoramiento de la calidad de vida de los artesanos. El desarrollo de la actividad artesanal involucra también la formación de capital humano, integrando elementos ancestrales y culturales.

Janneth Daza, directora de la Fundación Cerrejón considera que el elemento diferencial de este programa es su base en el entendimiento y diálogo permanente con las comunidades, para ofrecer soluciones compatibles con su cultura: “Hemos logrado articular actores alrededor de la actividad artesanal, que en ocasiones puede ser relegada a un segundo plano. Nuestra meta es contribuir a la consolidación del sector como una alternativa de subsistencia sostenible para las comunidades, de modo, que, al mediano y largo plazo, sea una actividad representativa en términos de generación de ingresos permanentes”.

Esta iniciativa contribuye al desarrollo sostenible abarcando tres dimensiones: social, económica y ambiental, propiciando una dinamización económica y contribuyendo al fortalecimiento de sectores de potencial desarrollo como el turismo.

Recientemente, representantes de diez comunidades indígenas wayuu y wiwa, participantes del programa Fortalecimiento Artesanal, expusieron sus productos artesanales por tercer año consecutivo en Expoartesano 2019, la segunda feria más importante en este campo a nivel nacional, que se desarrolló en la ciudad de Medellín.

En esta oportunidad los grupos artesanales provenientes de seis municipios del Departamento de La Guajira: Uribia, Maicao, Hatonuevo, Albania, Barrancas y San Juan del Cesar, que desde el 2016 son aliadas del programa Fortalecimiento Artesanal, exhibieron diferentes productos que dan cuenta de todo el tejido cultural que los caracteriza en las líneas de tejeduría Wayuu en hilo acrílico como mochilas, bolsos y accesorios; tejeduría wiwa en fique como mochilas; y la nueva línea de mantas y bordados de los grupos de Julimakal y ASOAWPRO de los Resguardos Indígenas de Provincial de Barrancas y El Cerro de Hatonuevo.

Los resultados en esta ocasión fueron significativos con respecto a la participación del año anterior, evidenciando 85 por ciento de aumento en las ventas, que dan cuenta de un gran avance en el proceso de producción y en el diseño de la estrategia de ventas de estos grupos artesanales.

Tania González, artesana de la comunidad de Riritana, en Maicao, manifestó: “Este ha sido un proceso de formación y aprendizaje junto a la Fundación, el cual nos ha permitido perfeccionar nuestras técnicas de tejido y manufactura. La experiencia que estamos viviendo aquí será replicada en nuestras comunidades para afianzar habilidades y seguir trabajando en beneficio de nuestra comunidad”.

Para las artesanas participantes, este espacio permite la consecución de potenciales clientes, la captura de ideas sobre nuevas alternativas de mercados, la socialización del significado y rescate cultural de los tejidos wayuu y wiwa y, como resultado de sus logros: la posibilidad de evidenciar grandes avances del programa a propios y visitantes, aspecto que es fundamental como estrategia de promoción, generando recordación en el público que asistió a esta importante feria.

En línea con estos importantes logros Cerrejón, a través de su Fundación, contribuye a la formación de capital humano y la consolidación de alianzas que amplíen la plataforma de exposición comercial de los artesanos, al tiempo en que se constituye en un aliado para las comunidades indígenas vecinas a su operación y en un actor del desarrollo de la región.

Esta empresa minera, en tres décadas de operación, ha estado enfocada en la extracción y exportación de carbón con los más altos estándares y en el desarrollo de una gestión responsable de impactos, compromiso que mantiene pero que ahora se centra en la búsqueda de una generación de valor significativa, no solo económica y ambiental, sino también social, donde pueda liderar cambios que contribuyan al esperado desarrollo equitativo en La Guajira, por medio de la generación de impactos materiales, sostenibles y estratégicos en las regiones.

3

.