close
close

Contenido Patrocinado

‘Aspiramos a que el país contribuya a nuestro crecimiento para 2022’

Colombia sigue siendo muy atractivo para compañías extranjeras que quieren crecer. De estas oportunidades habla Pablo Bocchi, presidente de Berkes.

1
POR:
CONTENIDO PATROCINADO
noviembre 29 de 2021 - 03:23 p. m.
2021-11-29

¿Qué es Berkes? ¿Cuál fue su origen?

Berkes es una empresa 100% uruguaya, fundada en Montevideo en 1939 por el inmigrante húngaro Julio Berkes. En sus comienzos, se desarrolló como un taller metalúrgico para la industria, asegurándose de que tuviera una cualidad esencial: hacer las cosas bien.

Más tarde, en 1972, Julio Berkes les vendió la empresa a los socios Hugo Gastelumendi, Jorge Pivel y Walter Barreto, quienes pronto se mudaron a un taller de la calle General Hornos, de la capital de Uruguay, en donde mantiene parte de su actividad de taller metalúrgico y fabricación de calderas hasta hoy.

Hay un dato importante para destacar y es que Berkes se convirtió en el primer fabricante nacional de calderas industriales.

Nuestra oficina principal se encuentra en Montevideo, con cerca de 200 personas trabajando aquí, una oficina comercial y administrativa en Madrid (España), y una oficina más a las afueras de Copenhague debido a la adquisición que hicimos recientemente de la compañía BWE (Burmeister & Wain Energy).

¿Cuándo llega usted a Berkes?

Yo llego en 1985, pero comienzo a dirigirla en 1996 e incorporo una empresa de ingeniería y construcción civil. Así, Berkes comienza también a desarrollar actividades en el campo de la construcción, al que considero un complemento natural para las actividades de fabricaciones y montajes industriales.

Teniendo en cuenta esa diversificación en las actividades de la empresa, ¿cuáles son las áreas actuales de trabajo de Berkes?

Tenemos cinco: la ya mencionada construcción civil más energía, eléctrica, industria y la división vial.

En construcción, ejecutamos proyectos como estructuras de hormigón, estructuras de acero, estructuras mixtas, plantas industriales, depósitos logísticos, obras de infraestructura, obras de puertos, plantas de silos, celdas de granos y obras de arquitectura comercial, entre otros.

En el área de energía, la empresa se caracteriza por el diseño, la fabricación, el suministro y el montaje de calderas industriales y de potencia con diversas capacidades. De esta manera, ofrecemos tecnología madura y de primer nivel mundial para un gran número de combustibles de biomasa y residuos.

Con respecto a industria, Berkes es una de las pocas empresas capacitadas para realizar trabajos de máxima exigencia en Piping, tanques API con la instalación de grandes depósitos “llave en mano”, montajes electromecánicos de equipos, plantas industriales, trabajos en refinerías y plantas de generación térmica, por mencionar algunos.

Así mismo, y gracias a la experiencia de muchas décadas en la instalación de equipos industriales y calderas, combinamos con el área eléctrica una amplia experiencia en la ejecución de la instrumentación y el control de los procesos industriales asociados, pudiendo brindar soluciones integradas y globales, diseñadas con ingeniería propia.

Finalmente, en cuanto a la construcción de vías, desarrollamos esta división a través de la empresa RYK, que adquirimos hace dos años.

¿En qué países hace presencia Berkes?

Aunque ya en la década de los ochenta se habían vendido calderas tanto a Argentina como a Paraguay, no fue sino hasta 2002 cuando comenzamos el proceso de internacionalización con la apertura de oficinas en Brasil, Chile y España.

Hoy, tenemos proyectos en Francia, Turquía, República Dominicana, Bolivia y México, además de esos países que ya mencioné.

Volvamos a hablar de la adquisición de BWE. ¿Qué implica esta operación para ustedes?

Si bien veníamos trabajando con nuestra marca propia en Europa y Suramérica, entendimos que debíamos dar un salto con la adquisición de una empresa con tecnología de punta. Se presenta, entonces, la posibilidad con BWE, que es, posiblemente, el fabricante más antiguo de calderas en el mundo, con 170 años de historia, y que tiene sedes en Copenhague (Dinamarca) y Nueva Delhi (India).

Esto nos permite poner un pie más fuerte en Europa y tener una gama de productos muy amplia en cuanto a tamaños y combustibles. Además, hace posible la coexistencia de dos importantes marcas, Berkes y BWE, en los diferentes mercados.

¿Cuándo llegó Berkes a nuestro país y con qué proyectos?

Nosotros tenemos una sociedad con Bremer, el más antiguo fabricante de calderas de Brasil, pero más especializado en desarrollos en serie y a medida. En un momento dado, ellos se enteraron de un proyecto en Colombia adelantado por el Grupo Valorem. Nos refirieron e hicimos la cotización. Lo interesante fue que ya estábamos haciendo una planta “llave en mano” en la Guayana Francesa, muy parecida a lo que el cliente pedía.

El contrato fue muy desafiante porque se ubica en Puerto Carreño y nos exigió en temas logísticos y de traslado de personal. Armamos un equipo bastante bueno y el cliente colaboró mucho en medio de la COVID-19, pero nos entendimos muy bien.

Al final, quedamos muy contentos por trabajar juntos y esta labor nos ha dado un aliento enorme para tratar de seguir con otros proyectos en Colombia, tanto en energía como en industria y en construcción civil.

¿Cómo ve nuestro país para su negocio?

Consideramos que Colombia brinda muchas oportunidades. Somos una empresa procedente de una nación pequeña, con cerca de 2.000 colaboradores entre operarios, técnicos, cocreativos y demás, y precisamos mercados más grandes.

Nos pareció, luego de Brasil, en donde ya estamos a medias con un socio, que Colombia es el país más atractivo de la región por su tamaño y potencial. Además, porque nos trataron muy bien y quedamos muy contentos.

Estamos siguiendo varios proyectos y observando en dónde son. Se reactivó la posibilidad de una nueva planta con Grupo Valorem y nosotros nos adaptamos a trabajar en cualquier región porque tenemos una gran capacidad de adaptación.

En resumen, dentro de Colombia vamos a estar en donde estén los negocios.

¿Cómo se proyecta Berkes en Colombia y la región?

Cuando llegué a la gerencia general hace ya 25 años, éramos una empresa de 40 personas y facturábamos un millón de dólares. Hoy, contamos, como ya he dicho, con unos 2.000 empleados y facturamos cerca de 130 millones de dólares.

Lo que nos habíamos propuesto desde hace tres años era llegar a una facturación de 150 millones de dólares para 2023, aunque creo que ya va a ser para 2022. De esta cifra, la mitad debe ser generada por negocios fuera de Uruguay. Aspiramos a que Colombia sea uno de los mercados que contribuyan a este propósito.

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido