Publirreportaje

Covid-19: una prueba a la capacidad de Estados, gobiernos y sociedades

Recomendaciones de gestión y políticas públicas para una respuesta integral y coordinada.

1

    

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
septiembre 16 de 2020 - 06:10 p. m.
2020-09-16

La Maestría en Gestión Pública de la Universidad de los Andes combina el desarrollo de habilidades técnicas y humanas para llevar a cabo una gestión pública innovadora y orientada a generar resultados. La serie de publicaciones ‘Apuntes de gestión y políticas públicas’ busca poner en el debate público discusiones sobre instrumentos, ideas y recomendaciones de política que se alimentan de las investigaciones de la Escuela de Gobierno, de la experiencia de los hacedores de política y expertos; y de la literatura en el campo de los asuntos públicos.

En un contexto de capacidad institucional divergente por países, la pandemia del covid-19 emerge como un complejo problema transnacional que, hasta ahora, se ha buscado responder con respuestas nacionales, intrafronterizas y desarticuladas. En ese contexto, cada país ha empezado a darle manejo con lo que tiene de capacidad institucional.

Las respuestas usualmente recurren a lo estatal y organizaciones de la sociedad civil, pues la dimensión del problema trae retos de planeación y coordinación que el mercado no resuelve por sí solo, si bien se observan iniciativas interesantes desde los actores privados (donaciones, intervenciones, apoyos a iniciativas estatales).

No obstante, la capacidad institucional refleja importantes desigualdades a través de los países, y dentro de ellos, que no facilitan respuestas sólidas y coordinadas internamente. Por ejemplo, la oferta de salud, en varios países, ha involucrado un viraje hacia el mercado que ha dificultado el acceso universal, mientras, por el otro lado, la infraestructura hospitalaria pública ha sido reducida por años como parte de reformas a sistemas de salud disfuncionales e insostenibles financieramente.

La descentralización en la implementación de la política social y de protección dificulta, en algunos casos, las respuestas ordenadas y coordinadas, mientras la excesiva centralización introduce demoras y reprocesos costosos en emergencia.

Finalmente, la reducida capacidad de ciencia y tecnología, en países que históricamente han destinado muy bajos porcentajes de su presupuesto al desarrollo de capacidades científicas locales, hace menos posibles las respuestas efectivas en materia de infraestructura para pruebas, testeos masivos, seguimientos, adaptaciones de protocolos y trazabilidad de sistemas de salud y control de enfermedades.

Así pues, para ahondar más en este tema que atañe a la sociedad actual, continúe leyendo la publicación ‘Covid-19: una prueba ácida a la capacidad de Estados, gobiernos y sociedades. Recomendaciones de gestión y políticas públicas para una respuesta integral y coordinada’ de Pablo Sanabria, profesor asociado de la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes.

Recomendados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN