close
close

Contenido Patrocinado

El buen momento del PIB y las perspectivas hacia futuro

Los sectores líderes del crecimiento son las actividades de recreación, el comercio y la industria.

Anif

Anif

Anif

POR:
contenido patrocinado 
noviembre 30 de 2021 - 06:36 p. m.
2021-11-30

Los resultados del tercer trimestre del PIB sorprendieron al alza a mercados y analistas. La economía colombiana creció 13.2% y dio muestra, una vez más, de su capacidad de recuperación. Cabe señalar que los datos continúan reflejando los efectos estadísticos de base creados por los registros históricamente negativos del año pasado. No obstante, también hay evidencia de que la economía colombiana está recuperando rápidamente su habilidad de generar valor agregado, incluso a niveles similares a los observados antes de la llegada de la emergencia sanitaria.

Por el lado de la producción, hay que destacar el desempeño sobresaliente del comercio (33.8%) y la industria (18.8%), de la mano con variaciones positivas en todas las demás actividades, incluyendo la construcción. Entre enero y septiembre, la economía colombiana tuvo un crecimiento 10.3% (vs. -8.0% en el mismo periodo de 2020). En la senda año corrido, los sectores que lideraron el crecimiento fueron las actividades de recreación (34.6% vs. -13.3%), el comercio (21.8% vs. -18.3%) y la industria (18.4% vs. -10.4%). En contraste, se observan rezagos importantes en la explotación de minas y canteras (-2.2% vs. -14.7%).

Desde la perspectiva del gasto, la demanda interna creció 16.8% frente al -9.1% observado en el tercer trimestre de 2020. Ese crecimiento tuvo el impulso del consumo de los hogares y el gasto público. Por su parte, la formación bruta de capital registró un desempeño relativamente favorable de 4.5%, frente a una caída de 15% en el 2020.

Por el lado del consumo de los hogares, cuyo crecimiento fue de 20.2%, hubo una importante recuperación en el gasto de restaurantes y hoteles (81.4%), prendas de vestir (66.2%) y transporte (56.1%), que demuestran el cambio en el patrón de consumo que acompaña la reactivación. Por su parte, el gasto del gobierno creció 19.1%, que muestra una importante aceleración con respecto a lo observado un año atrás. En el frente externo, una vez más, el crecimiento de las importaciones supera con creces al de las exportaciones. Mientras que las primeras crecieron a una tasa superior al 40%, las ventas externas lo hicieron en 24%, dinámica que sin duda se verá reflejada en la balanza comercial del país.

Con base en los resultados favorables del PIB y de los indicadores líderes, ANIF hizo una revisión al alza de nuestra proyección de crecimiento para el cierre del 2021, pasando de 8.4% al rango de 9.7%-10.1%. Ahora, para el cierre del 2022 proyecta un crecimiento de 3.8%, ligeramente superior al crecimiento potencial estimado en 3.5%. Con eso, la economía retornaría a condiciones normales, en ausencia de efectos estadísticos de base y bajo el supuesto de la ausencia de choques económicos que nos desvíen de la senda de recuperación. El tercer trimestre trajo noticias muy positivas en materia económica, con variaciones en el PIB y el valor agregado que superaron las expectativas del mercado. Resalta que esa dinámica responde, en buena medida, a que no hubo medidas restrictivas a la movilidad o manifestaciones que interfieran en la operación de las empresas del país.

Por otra parte, no podemos ignorar los retos hacia adelante para el inicio del 2022. El rezago en la recuperación de la ocupación, frente al valor agregado de la economía, requerirá de medidas activas de recuperación del empleo, en especial del segmento formal. Relacionado con eso está la deuda que tenemos con las mujeres colombianas quienes, hoy por hoy, llevan la carga del cuidado del hogar y de los niños, razón por la cual participan menos en el mercado laboral y realizan, en mayor proporción, trabajos no remunerados. Cerrar las brechas de género es algo que no da espera. En esa misma vía, cumplir con los compromisos que el Gobierno Nacional ha adquirido en términos de Infraestructura para el país, sobre todo avanzar en lo que se refiere a las vías terciarias, pueden ser una fuente de generación de empleo a nivel local. Al igual que culminar las obras 4G y agilizar las 5G que, durante los últimos años, han sido uno de los pilares fundamentales de la generación de valor agregado en la economía, trabajo e ingresos en los hogares de los colombianos. El sector externo también enfrenta retos importantes, Colombia todavía tiene mucho espacio para crecer y avanzar en las exportaciones no tradicionales y, con eso, reducir el déficit comercial.

Ahora bien, hay cuestiones más estructurales que tenemos que empezar a zanjar. Como es el poder llegar a un acuerdo fiscal estructural, en el que no solo se atiendan las emergencias coyunturales y de corto plazo, sino que se reparen a cabalidad las necesidades sociales que nos plantean los próximos años. Tenemos una deuda con sistema impositivo más progresivo y eficiente, que permita que una mayor proporción de la población se formalice y pague impuestos y que sea amigable con el desarrollo de las empresas colombianas. De la mano con lo anterior, es inaplazable construir un sistema integral de protección a la vejez que aumente la cobertura, que incluya a quienes históricamente han estado excluidos, que sea equitativo y sostenible financieramente.


Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido