Contenido Patrocinado

Esta es la agencia de investigadores que asesora a los empresarios

Los fraudes en las compañías es un flagelo más común de lo que sus dueños piensan.

Seguridad Privada

Seguridad Privada

Seguridad Privada

POR:
contenido patrocinado 
agosto 02 de 2021 - 01:52 p. m.
2021-08-02

El covid-19 no solo ha traído tragedias en familias, la afectación de la economía global, sino también el aumento de fraudes en contra de las empresas.

Asdrúbal* laboró durante 21 años en una empresa familiar, en el sector de Fontibón de Bogotá D.C. Su trabajo era de confianza, ya que se encargaba de llevar los pedidos de insumos para plásticos a varios clientes dentro y fuera de la ciudad.

Se encargaba, además, de ayudar a coordinar los pedidos en la zona de cargue y de despacho hacia las distintas rutas. Hasta ahí todo parecía normal, propio de su labor cotidiana.

Sin embargo, la compañía, en sus balances financieros de los últimos cinco años, determinó que algo no iba bien, que las cuentas no cuadraban, pero por más que buscaban la fuga de su capital no lograron determinar con exactitud el punto de quiebre, ni la razón de que se encontrara al borde del cierre.

A razón de ello, su gerente, decidió ahondar en las circunstancias de tiempo, modo y lugar que lo tenían entre la espada y la pared, y para ello buscó y contactó a la empresa de Detectives privados ASESORES-IP ® SAS Colombia.

Asesores IP
Investigación Privada
Investigación Privada

“Me pareció que no debía seguir siendo pasivo, sino que debía enterarme de qué estaba pasando realmente al interior de la compañía, pues en tiempos anteriores los resultados económicos eran altos y, en vez de avanzar, ahora retrocedemos, pero aun así uno como empresario se enfoca en vender y hacer plata y no cuida el negocio hasta cuando se ve en problemas; unas cámaras y un vigilante no son garantía de nada”, señaló el directivo.

Fue de esa manera que, sin decirle a nadie, acordó con los investigadores de ASESORES – IP una serie de actividades al interior de su compañía, como infiltración y análisis de riesgos, seguimiento y confrontación.

A la semana de iniciado el seguimiento, los investigadores privados detectaron una novedad con una entrega: uno de los vehículos realizó una de ellas en un punto de la ciudad que no estaba en el itinerario de la orden de servicio; los detectives privados pudieron determinar, fotográficamente y con rastreo GPS, que el sitio era una bodega de compra y venta de insumos plásticos y, al verificarlo con el gerente, se estableció algo peor: que era un antiguo cliente suyo y que el conductor de la entrega era Asdrúbal, su trabajador de confianza.

Por otro lado, el investigador privado infiltrado de la empresa de investigaciones privadas, haciéndose pasar por un trabajador más, pudo obtener evidencia fotográfica, sobre el cargue de uno de los vehículos en una zona de la empresa que no era la adecuada para ello y en la que, una vez más, participaba Asdrúbal y el jefe de bodega.

Sumado a esto, el detective también logró identificar vulnerabilidades durante su actividad, como fueron los hurtos hormiga por parte de varios operarios y fallas en los controles de seguridad de la bodega.

“Esto me pareció muy inusual, me hizo apreciar las cosas de un modo distinto, y a entender que la confianza que había depositado tan ampliamente en Asdrúbal, era cosa del pasado, que la había aprovechado para su beneficio y que en sus tantos estudios y capacitaciones en el sector empresarial no aplicó el concepto de que es mejor una investigación preventiva, que una correctiva, ¡pura y física confianza! ”, recalcó el Gerente.

Investigación Privada

Investigación Privada

Investigación Privada

Con esta información se concretó el otro punto de la investigación: confrontar a los empleados en una reunión. Para ello se determinó en llamar al jefe de bodega, quien, después de ver el video, y no lograr justificar el motivo de cargar el vehículo en un lugar aparte del autorizado para tal fin, confesó, con lágrimas en los ojos, lo que desde años atrás venía realizando en complicidad con Asdrúbal y otros dos conductores: el hurto sistemático de los insumos plásticos.

De igual modo confesaron Asdrúbal y los otros dos conductores, ante la evidencia presentada. Al Gerente le quedó un amargo sabor al enterarse no solo de la complicidad de más trabajadores suyos, sino de que Asdrúbal era el gestor del hurto desde por lo menos cinco años atrás, de que era quien convencía a los conductores nuevos, el que repartía las ganancias cada semana y el que decidía cuántas canecas por día sacaban de más entre los insumos que entregaban a los clientes.

Desde ese momento se inició, apoyado por Detectives Privados, un laborioso estudio de seguridad a cada uno de los empleados, visitas domiciliarias y un trabajo en equipo de acompañamiento social para evitar situaciones tan adversas para la compañía.

Pero esto no es nuevo, según lo afirma Jorge Mario Izkierdo, gerente general de Detectives Privados ASESORES – IP S.A.S, “el hurto continuado, el fraude y las estafas en las empresas colombianas por parte de empleados se da en todas las modalidades y formas: en la contabilidad, en la entrega de insumos, en las incapacidades médicas o los llamados “falsos enfermos”, por extorsiones, amenazas de secuestro y la competencia desleal”.

Para él, es ahí cuando el empresario o comerciante, ante la imposibilidad de que los entes del Estado actúen con la inmediación que lo requiere, se ven en la necesidad de contratar compañías de investigación legalmente constituidas, con experiencia y con estrictos protocolos de confidencialidad, como son ofrecidos por la agencia de investigaciones privadas ASESORES - IP.

“Falsos enfermos”, un dolor de cabeza

Esta modalidad, que afecta los intereses económicos de los empresarios, es una de las conductas más constantes e insostenibles que padecen las compañías.

Antes de la pandemia se evidenciaba una alta demanda de casos fraudulentos que fueron descubiertos por investigadores privados ASESORES - IP, como el caso del trabajador que fingía usar muletas para caminar solo para efectos de lograr una incapacidad permanente, o como el que no podía levantar elementos o herramientas de trabajo por fingir dolores en sus extremidades, pero que fue hallado cargando bultos en otro lugar de trabajo.

Pero ahora, la excusa adecuada es el presunto contagio del covid-19: los trabajadores manifiestan, una vez recuperados, que siguen con secuelas, con gripa, con tos, haciéndose incapacitar y burlándose así tanto del empleador como del sistema de salud. Esto significa que no solo afecta a las empresas sino a las EPS que deben pagar esas incapacidades.

Para el abogado Adrián Pino Varon, los falsos enfermos se han convertido en un dolor de cabeza para los empresarios, tanto así que no solo deben pagar los costos de las incapacidades por el tiempo que el trabajador sostuvo el engaño, sino los honorarios de detectives privados y de abogados para evitar falencias en el procedimiento de despido y recopilación de evidencias, tal como lo consagra el ordenamiento jurídico.

Por ello, recomienda acudir a los servicios de una empresa de investigaciones privadas legalmente constituida para efectos de recopilar, de manera legal y lícita, las evidencias que le puedan ayudar al empresario a tomar las decisiones de fondo respecto al engaño por parte de su trabajador; este flagelo no discrimina a las pequeñas, medianas, grandes empresas o multinacionales.

Y ahí es donde entra ASESORES-IP S.A.S, cuya demanda de trabajo para obtener las evidencias que permitan demostrar que el “enfermo” no está enfermo, ni que el “incapacitado” está verdaderamente incapacitado, ha ido en aumento en el último año.

Los interesados en conocer más sobre estos servicios pueden visitar las páginas web: www.asesores-ip.com, www.detectivesprivadosencolombia.com, www.detectivesprivadosenbogota.com, y/o comunicarse a las líneas: fijo nacional 031-2999221, WhatsApp (+57) 319 6031881 o al móvil (+57) 314 3350755.
(*) Nombre cambiado, por seguridad.

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido