Publirreportaje

Isacol, la mano derecha de los buques tanqueros en Colombia

El agente marítimo afianza su liderazgo en el sector petrolero aún en medio de la crisis.

1

   

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
octubre 28 de 2020 - 10:30 p. m.
2020-10-28

La base de todo tipo de relación se basa en la confianza, un valor que tiene en Isacol, la principal compañía de agenciamiento marítimo de tanqueros del país, uno de sus máximos exponentes, teniendo en cuenta que el negocio en el que navega la empresa se fundamenta más que en procesos y equipos eficientes, en un relacionamiento transparente con todos sus grupos de interés.

Y tal vez, el estandarte sobre el cual se cimenta este pilar tenga que ver con su origen de empresa familiar, un origen que pese a las turbulencias del sector aún se mantiene, y que ha sido, a lo largo de sus 44 años de funcionamiento, la fuerza para mantener a flote una industria que exige el mayor conocimiento, experticia y credibilidad, credibilidad que, además, se refleja, en su fehaciente compromiso en el cuidado y protección del medio ambiente y en pro de la sostenibilidad del sector.

Al comando de Isacol, desde sus inicios, ha estado su fundador, el capitán César Augusto Rojas Franco, quien gracias a la dedicación, esfuerzo, compromiso y profesionalismo de su familia y de sus colaboradores ha logrado construir una organización sólida, reconocida y valorada en el sector petrolero mundial.

A lo largo de esta ruta recorrida, sus colaboradores se han convertido en la brújula que ha marcado el rumbo. “Para nosotros, los empleados son nuestra razón de ser, contar con ellos ha sido fundamental a la hora de prestar nuestros servicios como agente marítimo a casi 12.000 buques tanqueros que representan el 56% del mercado, convirtiéndonos en el agente preferido de la mayoría de las empresas que comercian petróleo con Colombia”, asevera David Sierra Henao, gerente administrativo de Isacol.

2

El capitán César Augusto Rojas Franco, fundador de Isacol, con su equipo de trabajo. 

   

Para lograrlo, la organización- que tiene su sede principal en Cartagena y adicionalmente presencia física también en los puertos de Santa Marta, Barranquilla, Coveñas, Tumaco, Buenaventura y Puerto Bolívar-, ha tenido como principales insumos: la constante formación de sus empleados, el soporte continuo 24/7 a sus clientes, y un trabajo cuya esencia ha sido la transparencia.

“Pese a trabajar en un entorno que está altamente expuesto a situaciones complejas, nuestras gestiones operativa y administrativa han logrado sortear los posibles problemas, debido a un manejo veraz, oportuno y en tiempo real de la información, a la disponibilidad de oficinas trabajando 24/7, con un personal altamente calificado, sin importar el país en el que se encuentren nuestros clientes”, resalta Sierra.

Como agente marítimo, Isacol se encarga de atender los requerimiento de los buques de banderas colombiana y extranjeras que arriban a los puertos del país, en temas como la coordinación del cargue o descargue, provisiones, servicios a las tripulaciones, cambio de personal, vacaciones, transporte terrestre, repatriaciones a sus lugares de origen, suministro de combustible, al tiempo que desarrolla actividades de consultoría como asesoría legal y los trámites aduaneros propios del agenciamiento, entre otros.

3

   

Adaptarse para no hundirse

Pese a que la pandemia generada por la Covid-19 impactó fuertemente a la industria al restringir los vuelos y el transporte terrestre, provocando la reducción del consumo de combustibles, Isacol supo no solo responder rápidamente a la crisis sino también aprender las lecciones de esta atípica situación mundial.

“Nuestra forma tradicional de trabajo 24/7 nos permitió que desde el día uno del anuncio de la cuarentena, cuando nos enviaron a laborar desde las casas, pudimos trabajar sin traumatismos, pues todos teníamos acceso a internet, a un computador portátil, celulares, escáneres y, en casos especiales, a equipos de radio y comunicaciones”, acota Sierra.

Es más, agrega el gerente administrativo de Isacol, “la pandemia nos ha ayudado a mejorar técnicamente, teniendo en cuenta que antes no habíamos tenido necesidad de hacer cambios en las comunicaciones internas, por lo que este tiempo ha sido fundamental para fortalecernos sobre todo en lo técnico, con capacitaciones y uso de recursos que a pesar de estar disponibles no utilizábamos”.

La compañía logró enrutarse rápidamente en esta nueva dinámica y a las nuevas modalidades de trabajo y teletrabajo, reacomodando turnos, alternando trabajo en la casa y en las oficinas, reduciendo gastos para los empleados y brindándoles medidas adicionales de bienestar.

Aún hay retos por resolver en la industria, especialmente para los países petroleros, puesto que han tenido que modificar sus sistemas de oferta comercial para poder colocar en el mercado internacional los volúmenes de producción en forma rentable.

“Queda claro que la pandemia le ha mostrado a Isacol nuevas oportunidades y nuevos rumbos dadas las nuevas situaciones sociales, sanitarias y económicas que formarán parte de nuevos desarrollos y técnicas que ya estamos implementando para seguir aumentando nuestra calidad y excelencia en el servicio”, puntualiza el gerente administrativo de Isacol.

Para más información puede visitar nuestro sitio web www.isacol.com

Recomendados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN