JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Contenido Patrocinado

23 nov 2023 - 9:04 p. m.

ISAGEN suma esfuerzos para mitigar la crisis del sector eléctrico

La Compañía ofrece un panorama real de la situación y las propuestas que hace para sobrellevarla.

Parque éolico Guajira

Parque éolico Guajira

POR:
Portafolio

Como una de las más importantes empresas generadoras de energía eléctrica del país, ISAGEN tiene mucho que decirle a los colombianos con respecto a las informaciones relacionadas con la crisis que atraviesa el sector y a un eventual racionamiento del servicio.

Para comenzar, es importante conocer el contexto actual de la energía eléctrica en Colombia: más de 21 gigavatios (GW) de potencia han sido instalados gracias a inversiones públicas, privadas y mixtas que han sumado cerca de 134 billones de pesos en las tres últimas décadas.

Solo ISAGEN cuenta en la actualidad con 19 centrales de generación de energía 100% renovable, 15 de ellas son hidroeléctricas y aportan más de 3.000 megavatios de capacidad (MW) a la matriz nacional que, en su conjunto, es 70% renovable y altamente confiable, sin apagones registrados en 30 años.

Al respecto, ISAGEN ha llevado a cabo inversiones por cerca de 4 billones de pesos en los últimos 3 años, que incluyen la adquisición de más de 200 MW hidráulicos, la construcción y la puesta en operación de 32 MW eólicos, y la construcción de 140 MW solares, 100 de ellos próximos a entrar en operación en el municipio de Sabanalarga (Atlántico), que aportan a la operación segura y confiable del sistema, haciéndolo más resiliente a efectos del clima.

También, la Compañía ha estructurado un portafolio de proyectos de crecimiento con el que seguirá aportando a la transición energética del país, haciendo hincapié en la importancia de señales claras y estables de política pública.

San Carlos ISAGEN

San Carlos ISAGEN

Un problema de agua
Ahora, los colombianos deben conocer las causas de la situación que atraviesa el sistema y que tiene efectos en la economía de los hogares.

Para comenzar, ISAGEN y las empresas de generación hidráulica han reportado una sensible disminución en los aportes hídricos durante los últimos meses, consistente con el declarado fenómeno de ‘El Niño’, razón por la cual durante septiembre y octubre, en particular, se generó solo la energía necesaria para cubrir los contratos de largo plazo de sus clientes.

Pese a las lluvias de las últimas semanas, el promedio de los aportes en los últimos meses a los embalses de Colombia solo ha sido suficiente para generar un poco más de la mitad de la energía que se consume en el país, lo que llevó al sistema a acudir a otras fuentes, en especial de origen fósil, más costosas.

Entonces, ¿existe un riesgo real de racionamiento de energía, que es el principal temor de los colombianos?

ISAGEN señala que, en el corto plazo no, pero es necesario tener en cuenta que la principal explicación de la actual coyuntura de precios se encuentra en el retraso del ingreso de, aproximadamente, 4.000 MW de capacidad que el sistema y los agentes están esperando desde hace más de 2 años.

Dichos retrasos en el ingreso de capacidad están representados, sobre todo, por Hidroituango (que hoy funciona al 50% de su capacidad) y cerca de 2,500 MW de proyectos eólicos de La Guajira (por cuenta del atraso de la línea de transmisión de La Colectora y problemas socioambientales), equivalen a cerca del 20% de la capacidad total del país.

La demanda crece

La demanda se ha incrementado cada año cerca del 5%, un número que es mayor a las estimaciones de la UPME, que eran del 2,5 y la realidad es que se requieren cada año 7 billones de pesos en inversiones para abastecer la cada vez mayor demanda.

En cuanto a ‘El Niño’, es claro que afectará las tarifas durante algunos meses por la generación térmica a mayores precios que entra para respaldar el sistema, pero sin un impulso al crecimiento del sector con reglas de juego estables y sin un crecimiento de la capacidad para atraer inversiones cuantiosas, los precios se mantendrán altos y habrá problemas en el suministro por años.

Lo anterior impacta, de manera inevitable, en los costos al consumidor final, aunque Colombia no es el país con la tarifa de energía eléctrica más alta ni de la región ni del mundo, y el sector nacional se destaca por su eficiencia en precios y la confiabilidad del servicio.

Sin embargo, existen otras razones que impactan en las cifras que los colombianos ven plasmadas en sus recibos. Un ejemplo de esto son las pérdidas no operativas que se cobran a los usuarios de la Costa Caribe y los precios en Bolsa de corto plazo.

Por otra parte, la pérdida de los beneficios propios de proyectos de energía renovables contemplada en la última Reforma Tributaria y el Plan Nacional de Desarrollo, aprobado por el Congreso, se trasladan en mayores costos de inversión y, por ende, al consumidor final.

Camilo Marulanda Gerente ISAGEN

Camilo Marulanda Gerente ISAGEN

Soluciones y propuestas

Ahora bien, y con respecto a ‘El Niño’, ISAGEN se ha preparado manteniendo los embalses en niveles óptimos y administrando, de manera prudente, los recursos hídricos con el objetivo de garantizar la energía a precios competitivos en los contratos de largo plazo de todos sus clientes.

La Compañía recomienda confiar en el diseño del sector y no alarmarse por los mecanismos de control, como el precio de escasez o la volatilidad de la Bolsa de energía, ya que ambos sirven para advertir a los actores y activar las medidas de control estipuladas, que incluyen las Obligaciones de Energía Firme otorgadas mediante el Cargo por Confiabilidad, que no representan un mal funcionamiento del mercado ‘per se’, sino que son medidas que envían las señales de mercado adecuadas para tomar decisiones.

Al mismo tiempo, la Compañía presenta algunas propuestas que permitirán abordar la crisis energética con efectividad:

- Apoyar el ingreso de más oferta mediante una nueva subasta de expansión para así tener mayor competencia.

- Invitar al Gobierno a construir soluciones a la crisis basadas en decisiones con impactos certeros y de corto plazo.

- Titularizar, de manera parcial, la tarifa de restricciones futuras en la Costa con una garantía de la Nación.

- Incentivar la contribución de todos los actores, lo que incluye un aporte de recursos públicos que alivie la caja de algunas distribuidoras en estado crítico.

ISAGEN ha realizado descuentos significativos y otorgado plazos de financiación a los distribuidores. Sumado a eso, le ha planteado al Gobierno diversas alternativas, como que, a partir de un techo en los precios de Bolsa, se destine el excedente a un programa de subsidios.

Hace un año, ISAGEN firmó, como pionera, el ‘Pacto por la Justica Tarifaría’, liderado por la exministra Irene Vélez, decisión a la que añadió los descuentos que ofreció desde 2021 a varios clientes, especialmente en la Costa, un congelamiento del precio en 2022 y un techo máximo acordado para 2023 que ha permitido mitigar las alzas.

La invitación al Gobierno es a construir soluciones a la crisis con el aporte de todos los actores y manteniendo el vigor de la expansión eléctrica que el país requiere.


Destacados

Más Portales

cerrar pauta