close
close

Contenido Patrocinado

Publirreportaje

La reactivación global debe darse al borde de la red

Para Vertiv, este concepto define el comportamiento de las empresas al soportar su tecnología propia.

1

  Vertiv

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
agosto 13 de 2021 - 10:08 a. m.
2021-08-13

Durante los últimos años, la informática en el borde de la red (o ‘edge computing’) se ha convertido en una de las más importantes tendencias de cara al desarrollo corporativo y social.

La razón es que casi todos los sectores de la industria reconocen las limitaciones al momento de sustentar tanto a los clientes como a las tecnologías emergentes a través de infraestructuras informáticas centralizadas. Por consiguiente, están llevando el almacenamiento y los recursos informáticos más cerca de los usuarios y sus dispositivos.

De acuerdo con Daniel De Vinatea, director de sales operations and customer para Vertiv Latinoamérica, “el ‘edge computing’ es un concepto que promueve el despliegue de estructuras de red con capacidades de procesamiento cercanos al origen de la información”.

Esta implementación es necesaria debido a la mayor conectividad de los dispositivos y de las personas, así como a los grandes volúmenes de datos que se generan y consumen en el mundo.

2

  

Vertiv ha analizado los ejemplos de uso que conforman el ecosistema del borde de la red para comprender mejor estas diferencias y sus implicaciones en la infraestructura subyacente.

Como resultado, se han identificado cuatro arquetipos principales para las aplicaciones de ‘edge computing’:

- Aplicaciones con uso intensivo de datos.
- Aplicaciones sensibles a la latencia humana.
- Aplicaciones sensibles a la latencia máquina-máquina.
- Aplicaciones cruciales para la vida.

“El ‘edge computing’ proporciona una infraestructura de almacenamiento y procesamiento de datos sólida que reduce el ancho de banda y la latencia para mantener cientos de dispositivos en línea, entregando una experiencia consistente”, explica De Vinatea.

Más cerca de la recuperación

Los cambios en la infraestructura de cálculo y almacenamiento necesarios para sustentar el futuro inteligente y conectado, en especial localmente, son fundamentales y pasan por ofrecer estrategias de redes más cercanas para que la información y los datos sean compartidos en tiempos cada vez menores.

Esta característica del borde de la red se convierte en un importante diferencial de cara a la reactivación económica en los mercados globales, por su carácter de “habilitador para el soporte del día a día hiperconectado y la cotidianidad de la vida con base tecnológica”, afirma el ejecutivo de Vertiv.

La disponibilidad de la red pasa a ser, así, un respaldo de las tecnologías e innovaciones adoptadas por las empresas, desde las pequeñas hasta las más grandes, con el fin de tener un cierto grado de éxito en medio de las circunstancias actuales.

Y aunque el ‘edge computing’ parece ser un concepto enorme, hasta las ‘startups’ deben interesarse en esta tendencia, no porque tengan la capacidad o el interés de implementar una red con el volumen requerido, sino porque van a tener que acudir a proveedores de ‘cloud’, por ejemplo, disfrutando indirectamente de sus beneficios.

“La ventaja del borde de la red es que habilita nuevas estrategias de comunicación gracias a un mayor ancho de banda y menor latencia”, manifiesta De Vinatea.

Por eso, y de cara a la recuperación de los mercados y las industrias, es necesario que las organizaciones identifiquen bien su estrategia y sus necesidades tecnológicas, y establezcan en dónde van a estar ubicados los puntos críticos de conexión de datos, que debe ser lo más cerca posible de los usuarios.

Esto comprende casos de uso en los que la cantidad de información hace imposible la transferencia a través de la red directamente a la Nube, o de la Nube al punto de uso, debido a incidencias con el volumen de datos, los costos o el ancho de banda.

“Para poder apalancar la innovación y la reactivación es imprescindible contar con una mejor conexión al mundo tecnológico. Entonces, urge disponer del ancho de banda y la latencia correctos, porque son elementos importantísimos en la calidad de la información y los datos que se brindan”, dice Daniel De Vinatea.

Un socio que entienda

Las empresas deben considerar los proveedores de tecnología como cruciales para que se cumplan sus objetivos de informática al borde de la red.

De Vinatea les recomienda que los socios cumplan con, al menos, las siguientes tres condiciones:

- Conocimiento del concepto del ‘edge computing.
- Capacidad para soportar la estrategia general de las compañías y sus requerimientos de ‘data center’.
- Convertirse en ‘partners’ que entreguen soluciones en todos los componentes de la estrategia de ‘edge computing’, más respaldo para que la solución funcione 24/7.

Al tener en cuenta que el borde de la red abarca casos de uso que impactan, directamente, la salud y la seguridad del ser humano, como bienestar digital, vehículos conectados, robots autónomos y drones, existen razones de sobra para considerar la velocidad y la confiabilidad como vitales, y un buen socio tecnológico como fundamental.

Para más información visite el sitio web Vertiv.com.

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN