close
close

Contenido Patrocinado

‘La transformación digital es una realidad y ya no es una opción’

Así lo asegura Diego Bekerman, director general para Pequeñas y Medianas Empresas (SMB) para Latinoamérica en Microsoft.

1
POR:
CONTENIDO PATROCINADO
marzo 29 de 2021 - 12:00 a. m.
2021-03-29

En esta entrevista, Diego Bekerman, director general para Pequeñas y Medianas Empresas (SMB) para Latinoamérica en Microsoft, explica algunos de los temas que se abordaron en el foro virtual ‘Reinvención de la productividad’.

¿Cuál es el balance que usted hace sobre este primer año de pandemia desde el punto de vista de un mundo remoto, y que se prevé para el futuro?

Este ha sido un año de enormes aprendizajes, y creo que el foco de las pequeñas y medianas organizaciones, de los colaboradores y de aquellos que servimos a las pymes tiene que ver en cómo utilizar todos esos aprendizajes en la mirada hacia el futuro, pero es importante considerar que el trabajo flexible llegó para quedarse y que va a haber un mundo en el cual la mayoría de los colaboradores quieren seguir trabajando en un modelo flexible, con un mejor balance de vida, y donde al mismo tiempo quieren volver a tener encuentros con personas y poder vivir lo mejor de los dos mundos.

También tenemos que entender que el aumento de la productividad que se vivió tiene detrás un costo humano muy alto: la fuerza laboral en su gran mayoría está sobrecargada de trabajo y agotada, y en eso hay un trabajo pendiente muy importante.

¿Qué otros hallazgos hay?

Lo otro que está pasando es que alguna de estas interacciones restringidas, según lo dicen los encuestados, pueden estar llegando a limitar la innovación, pero al mismo tiempo les da el beneficio a las personas de sentirse más incluidas y tener un espacio para dialogar.

Y el último punto es que el talento está en todas partes. Esta pandemia habilitó a los colaboradores a trabajar desde donde quieran, y a los colaboradores esto les ha permitido acceder a trabajos que hasta ahora jamás se imaginaban y a las pymes les habilitó el acceso a talento que nunca habían imaginado, lo cual vuelve más rico y competitivo el mercado de talento y requiere que todos nos ocupemos de mantener al máximo nivel las habilidades digitales, las blandas y que pongamos en práctica esos aprendizajes.

¿Cuáles son los beneficios y los retos de esta nueva realidad?

La transformación digital es una realidad y ya no es una opción. Lo que hemos visto es que en la mayoría de las pequeñas y medianas organizaciones en Colombia y en el resto de Latinoamérica han entendido que no se trata de adoptar tecnología o adquirirla, sino de transformarse digitalmente a partir de ella, y que ese es el vehículo para repensar tu negocio, entender cómo diferenciarte y movilizar las distintas variables de crecimiento, donde el uso de tecnología no tiene únicamente que ver con la adopción de un computador para trabajar en forma remota, en la plataforma de video-llamada o de colaboración virtual, sino con cómo muevo mi negocio digitalmente. Hoy las pymes acceden a la misma tecnología que cualquier gran organización, lo que las pone en un marco de competitividad único y les permite entender que hay dos grandes tendencias en tecnología: que son un reto en un caso y una oportunidad en el otro.

¿Cuáles son ese reto y esa oportunidad?

Un reto tiene que ver con la ciberseguridad. La exposición del trabajo remoto, del e-commerce y del mundo online ya ha mostrado a la pyme que está expuesta a delitos cibernéticos mucho más que antes y ya hemos visto muchos tips sobre cómo deben invertir en entrenamiento de su fuerza laboral y en tecnología para protegerse de estafas, para proteger sus activos, su información y sus datos. Es así que la ciberseguridad se vuelve una máxima prioridad para atender un reto y una amenaza.

La inversión en data, en cómo obtengo valor de los datos y cómo automatizo procesos de negocio a través de inteligencia artificial, se ha convertido en una gran oportunidad y en un diferenciador, donde muchas pymes han visto cómo la utilización de ‘Chat Bots’ y de distintos mecanismos de Big Data o de explotación de datos les ha permitido monetizar de una manera que no imaginaban antes y encontrar oportunidades de negocio mucho más allá de lo que veían pre-pandemia.

¿Por qué es tan importante entender que las pequeñas y medianas empresas son fundamentales en la recuperación económica de los países?

La Cepal dice que en Latinoamérica las pymes son más del 99 por ciento de las empresas, más del 22 por ciento del PIB y que generan el 61 por ciento del empleo, mientras que en Colombia –según el Dane– representan más del 90 por ciento del sector productivo nacional, el 35 por ciento del PIB y el 80 por ciento del empleo; entonces, si cabe alguna duda de que la pyme es el motor del crecimiento de Colombia y de los distintos países de la región, los datos soportan ese postulado.

¿Por qué es tan importante la capacitación del talento humano?

Uno de los pasos clave necesarios para fomentar una recuperación económica segura y exitosa es ampliar el acceso a las habilidades digitales necesarias para ocupar nuevos puestos de trabajo. Microsoft tiene el compromiso sostenido de proporcionar capacitación en habilidades a trabajadores de las diferentes industrias, y en ese sentido el 30 de junio de 2020 lanzó una iniciativa global destinada a llevar más habilidades digitales a 25 millones de personas en el mundo, y que reunirá a todas las partes de nuestra empresa, combinando recursos existentes y nuevos de LinkedIn, GitHub y Microsoft.

¿Y en esa línea, cómo hacerles ver a las pymes que la transformación digital también les compete, es posible y necesaria para ellas?

Hay varios ejemplos de organizaciones que, a partir de distintas soluciones de tecnología, han agregado valor a la sociedad, han crecido o se han reinventado para mirar al futuro. Hoy, tres de cuatro pequeñas y medianas empresas tienen absoluta claridad de que la transformación digital es lo que va a determinar su futuro; siete de cada 10 pymes están invirtiendo en capacitar a sus equipos de trabajo en nuevas tecnologías, en habilidades blandas y el 83 por ciento de ellas entienden que la pandemia impulsó su transformación y que capacitarse a sí mismas con nuevas habilidades digitales las diferencia del resto.

Lo que vemos hacia adelante es que las pymes van a adoptar políticas de trabajo flexible, modelos híbridos, que más de la mitad comprenden que el trabajo remoto ha mejorado la calidad de vida de sus equipos de trabajo y que les ha permitido entrenarse de un modo que antes no veían.

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido