Contenido Patrocinado

Publirreportaje

¿Proteger la innovación? Sí, con la propiedad intelectual

Un camino que emprendedores y empresarios deberán recorrer para identificar los activos valiosos de sus negocios.

Alejandra Salazar

Alejandra Salazar

KREAB

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
enero 27 de 2021 - 04:58 p. m.
2021-01-27

La generación de conocimiento se convirtió durante los últimos años, en un recurso determinante para la competitividad de las empresas en el país. Esta ha sido catalogada como una de las herramientas más importantes para acceder a un mercado competitivo que, sin duda alguna, se basa en la capacidad de innovación que tienen los diferentes negocios y sus respectivos equipos de trabajo.

Pero la autoría, creación del intelecto y todo tipo de procesos de innovación, deben entenderse como activos valiosos para los emprendedores y empresarios –no siempre identificados-, que en la mayoría de los casos representarán nuevas oportunidades de monetización, al ser revisados desde la óptica de la propiedad intelectual (PI).

La propiedad intelectual, según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), se relaciona con las creaciones de la mente como invenciones, obras literarias y artísticas, símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio y protegidos por la legislación de cada nación, mediante las patentes, las marcas y el derecho de autor, lo que significa que a través de la protección de los mismos, se podrán obtener ganancias y reconocimientos que le seguirán dando paso a la permanente generación de ideas.

En Colombia, la propiedad intelectual está dividida en derechos de autor y propiedad industrial. En cuanto a los derechos de autor, se refiere a las obras artísticas, literarias y científicas. En lo que respecta a la propiedad industrial, se subdivide en nuevas creaciones con patentes de invención, modelos de utilidad, diseños industriales, trazados de circuitos integrados y variedades vegetales y, en signos distintivos con marcas, lemas, nombres y todo aquello que le permite al empresario o persona natural con empresa identificarse en el comercio.

Lo interesante es que actualmente muchas de las organizaciones colombianas, aún no tienen conciencia sobre lo que significa identificar esos activos valiosos que se mencionan anteriormente y la importante fuente de ingresos que se encuentra detrás de ellos, por lo que existen organizaciones que han sido constituidas para convertir las necesidades de sus clientes en oportunidades con soluciones eficaces y disruptivas, de la mano de un asesoramiento estratégico y personalizado que identificará y cubrirá sus ciclos de innovación.

Ejemplo de ello es ClarkeModet, líder en servicios de propiedad intelectual e industrial en diferentes países a nivel mundial, que trabaja por fomentar la actividad innovadora y creativa de la sociedad proporcionándole a sus clientes, un asesoramiento integral en la gestión estratégica de sus activos de propiedad intelectual e industrial, durante todo el proceso de innovación, creación y vida de sus derechos.

“Durante los últimos años, hemos venido trabajando en intentar que las empresas vean la propiedad intelectual en su totalidad y no únicamente en la fase de protección, por lo que nuestra misión es acompañarlos en todo el ciclo de gestión, procesos de identificación y vigilancia tecnológica”, afirma Alejandra Salazar Ángel, directora de consultoría de ClarkeModet.

Y es que si hay algo en lo que también aporta la propiedad intelectual, es en entregar herramientas que ayuden a la toma de decisiones internas y, precisamente desde que empezó la emergencia sanitaria provocada por el covid-19, las organizaciones se vieron obligadas en pensar cómo debían ajustarse a esa nueva realidad a la que se estaban enfrentando. Dentro de esa reinvención, se ha presentado un alto volumen de “generación de ideas y conocimiento no solo para posicionarse, sino para sobresalir y mantener su competitividad. Es en esos procesos donde se deben proteger las ideas cuando han sido transformadas en algo tangible. Por ejemplo, si usted desde su empresa tiene una idea para mejorar un proceso que, además de ayudarlo a producir a un mejor precio y calidad, lo hace realidad y le puede servir a otras compañías o sectores puede licenciar su derecho y marca y obtener de esto una nueva fuente de ingreso. Por lo anterior, es que vemos la propiedad intelectual como un círculo en donde lo primero que pasa, es identificar que se tiene algo protegible y, a partir de ahí, se busca explotarlo y defenderlo”, continúa Salazar Ángel.

De la idea al mercado

El ciclo de gestión de propiedad intelectual adecuado debe ir acompañado de una madurez en el entendimiento del concepto.

“Para empezar, hay que entender cómo está la organización en materia de propiedad intelectual. Preguntarnos, ¿qué activos intangibles tiene protegidos y cuáles no? ¿Quiénes son los responsables de la gestión de la propiedad intelectual? ¿Qué procesos tenemos establecidos para identificar el potencial de nuevos desarrollos que se den dentro de la empresa? Para responder a estas preguntas, se hace un diagnóstico o auditoría de PI que nos dirá hacia dónde tenemos que ir. Luego, en función de la estrategia de la empresa -protección, monetización, entre otros-, se tomarán las acciones necesarias. En nuestro caso, también explicamos en detalle qué puede y qué no puede el cliente compartir de sus nuevas ideas en concursos, qué ocurre con las cláusulas de propiedad intelectual, qué sucede cuando se usan recursos públicos y, cómo acudir a planes de apoyo a la innovación que tienen como interés proteger activos intangibles”, agrega Salazar Ángel.
Por último, Salazar Ángel le recomienda a las pequeñas, medianas y grandes empresas proteger sus creaciones desde un principio y así evitar futuras complicaciones y riesgos. “A veces las personas no protegen sus proyectos por costos y, cuando salen al mercado, otros pueden hacer usos no autorizados porque no existe tal protección. Por eso, nosotros como equipo interdisciplinario en temas de propiedad intelectual buscamos convertirnos en aliados de las compañías para ayudarlos a posicionarse, identificar sus necesidades, rentabilizar y generar ventajas competitivas”, puntualiza Salazar Ángel.

Si desea conocer más información y acceder a los servicios de ClarkeModet ingrese a www.clarkemodet.com.

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN