close
close

Contenido Patrocinado

Transportadores de carga: con la mirada puesta en el futuro

Fedetranscarga cumple 5 años representando y articulando la productividad del gremio en el país.

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Fedetranscarga

POR:
contenido patrocinado 
noviembre 29 de 2021 - 05:28 p. m.
2021-11-29

En plena reactivación económica, el transporte de carga por carretera necesita hoy más que nunca el concurso del gobierno, las entidades territoriales, los generadores de carga, las sociedades portuarias y la infraestructura, para que su modelo de negocio sea viable y puedan continuar siendo dinamizadores y pieza clave de la economía nacional.

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Fedetranscarga

En Colombia, el sector juega un papel fundamental en el andamiaje de la logística; casi el 80% de los productos de exportación, importación y consumo interno, son transportados en camiones. En cuanto a las necesidades del sector de renovación de parque automotor y construcción de infraestructura carreteable, se han dado de la mano del Plan de Modernización, el IVA Crei e importantes obras de infraestructura vial que acortan distancias, disminuyen tiempos logísticos y optimizan los costos operativos.

“El Gobierno Nacional, dentro de la libertad vigilada propuesta en 2011, ha intervenido el mercado con el SICE-TAC, una herramienta de carácter obligatorio para establecer el piso de las negociaciones de los fletes a pagar a los transportadores, con el gran beneficio de determinar que éstos no pueden ser negociados por debajo de los costos de operación. Sin embargo, su aplicación a raja tabla, acompañada de sanciones por su incumplimiento, resulta quizá indebida, pues aún se encuentra en construcción y solo con la participación de todos los intervinientes se podrá implementar adecuadamente para el sector”, dice Henry Cárdenas Cruz, presidente de FEDETRANSCARGA.

Entre las múltiples propuestas elevadas por la Federación al Gobierno Nacional para zanjar la posición del generador de carga, determinada por querer pagar menores fletes y la del tercero poseedor o tenedor de un camión, que busca recibir un mayor valor, se sugiere estabilidad bajo la figura de regulación del parque automotor y el incentivo a las empresas para hacerlas participes del comercio mundial y dinamizadoras de las exportaciones.

Para la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, la agenda con los transportadores es un tema de especial importancia porque son quienes preservan el bienestar de los colombianos. El sector pasó de movilizar entre enero y septiembre de 2019 unas 88,3 millones de toneladas a 89 millones en el mismo periodo de 2021, un avance significativo, teniendo en cuenta las condiciones actuales de los mercados mundiales.

“Para dinamizar el sector, ha sido fundamental el Programa de Modernización del Parque Automotor de Carga, reglamentado con la Resolución 5304 del 24 de octubre de 2019, que a octubre 31 de este año ha logrado la desintegración de 2.509 vehículos de carga y a través del nuevo Fondo de Modernización del Parque Automotor de Carga y con corte al 31 de octubre de 2021, por concepto de reconocimiento económico, se han ejecutado $89.377 millones, beneficiando a los propietarios de 1.660 vehículos”, confirma la Ministra Orozco.

En cuanto al legado dejado por el Gobierno del Presidente Iván Duque, la Ministra destaca las más de 300 mesas técnicas realizadas con los transportadores para escuchar sus necesidades y lograr acuerdos efectivos y oportunos y el Centro de Logística y Transporte que reúne autoridades administrativas y locales con los actores del sector para garantizar la prestación del servicio de transporte en todo el territorio nacional, la movilización segura de millones de toneladas de carga y el abastecimiento de bienes a todas las regiones del país.

También resalta el apoyo a los empresarios del sector con la línea “Transporte Responde” que, en convenio con Bancóldex, dispuso $810.000 millones para generarles liquidez y apoyar el camino de la reactivación económica que vive Colombia.

Escasez de contenedores

“Nuestras empresas y el sector continúan acomodándose a la nueva realidad, sin dejar ni un día de transportar el desarrollo del país, no obstante que lenta e imperceptiblemente un nuevo fenómeno amenaza la estabilidad de la economía nacional y por ende, del transporte de carga por carretera: la escasez de contenedores, que se está convirtiendo progresivamente en el mayor efecto global negativo de la pandemia en cuanto a la recuperación económica se refiere”, asegura Arnulfo Cuervo, vicepresidente de FEDETRANSCARGA.

El dirigente gremial añade que esta situación ha determinado un aumento desmesurado en el valor de los fletes marítimos hasta en un 800%, el consiguiente aumento del valor de los productos transportados y está configurando en Colombia la disminución de la productividad por la falta de materias primas.

A raíz de la escasez presentada en Puerto de Buenaventura muchos empresarios han tenido que llevar contenedores desde el interior pagando el sobrecosto y las grandes empresas están contratando flotas de transporte dedicadas exclusivamente a su negocio. Según cálculos de la Asociación Nacional de Comercio Exterior – Analdex, una importante cuota de la operación del Pacífico ha migrado hacia el Caribe colombiano (cerca del 55%), sobre todo productos como el café, que tradicionalmente salía por Buenaventura y ahora debe hacerlo por Cartagena, con el consecuente encarecimiento de más del 50% por envío.

A ello se suma la acelerada reactivación de la economía global y su interminable lista de pedidos para abastecer todo tipo de productos, insumos y materias primas, que han elevado los índices mundiales de inflación. “Esto se está convirtiendo en un problema que ralentiza el mundo comercial y afecta todas las economías, no obstante que el sector de la logística al que pertenecemos no haya parado un minuto durante la pandemia porque se nos entregó la responsabilidad de garantizar el abastecimiento vital”, afirma el Vicepresidente de FEDETRANSCARGA.

En el caso colombiano, según la Federación, la disminución en la oferta de contenedores se suma a los ya demorados turnos para hacer cargue y descargue en los puertos y al nuevo argumento de los generadores de carga, que anteponen todos estos elevados costos para justificar el menor pago en la tarifa de los fletes.

Situación en los puertos

En Colombia, cerca del 80% de la cadena logística del transporte de carga de importación, exportación y consumo interno, se mueve en camiones, desde y hacia las sociedades portuarias, por tal motivo, las operaciones de cargue y descargue no pueden convertirse en un cuello de botella diario ni tornarse lentas e inoperantes, pues destruye la eficiencia que logra el transportador y la convierte en demoras que acaban con los indicadores de cumplimiento y disparan los costos operativos.
A ello se suman el poder económico que ejercen las principales navieras del mundo, que se han aliado para decidir en qué puerto atracan o dejan de hacerlo, tal como sucedió en Buenaventura, que vio como parte de su operación migró hacia Cartagena y la ineficiencia portuaria en temas como la capacidad de almacenamiento para acomodar las importaciones y exportaciones y la ausencia de coordinación entre las entidades oficiales que impide que las operaciones fluyan normalmente.

Desde FEDETRANSCARGA proponen que el enturnamiento de los contenedores y la importación y exportación de las mercancías, esté a cargo de una entidad de carácter público, privado o mixto, que no tenga nada que ver con los puertos, sino que dedique todo sus recursos exclusivamente a esta labor. Dicha entidad debe ser neutral, capaz de manejar simultáneamente cargues y descargues de 300 o 400 tractomulas, regular la operación y controlar la entrada y salida de mercancías.

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Vía al Llano y cruce de la cordillera central

Para la Agencia Nacional de Infraestructura el tema de la vía que conecta el centro del país con los Llanos Orientales, es fundamental. Es un proyecto que, una vez concluidas las obras del Tercer Tercio harán que el problema de taponamientos desaparezca completamente gracias al proyecto Chirajara-Parque Fundadores, un tramo estratégico, que será entregado en el primer semestre de 2022.

“Estas obras conjurarán definitivamente las emergencias recurrentes presentadas en los llamados puntos críticos porque podrá entregarse entre otros, un segundo túnel en el sector de Bellavista y la mega obra del Puente Macalito, a finales de este año”, dice Manuel Felipe Gutiérrez Torres, presidente de la ANI.

La Concesión Villavicencio-Bogotá consta de tres tercios de vías, acometidos de acuerdo con las necesidades más apremiantes para el país. Se inició con el Segundo Tercio, en el punto denominado El Tablón hasta Chirajara y el puente del mismo nombre, seguido de las obras del Tercer Tercio, que van desde Chirajara al Parque Fundadores y se debe culminar con el Primer Tercio, que podría ejecutarse vía obras por impuestos y está incluido en la reciente reforma tributaria para garantizar al futuro el tramo que va desde El Tablón hasta Boquerón.

También operará un nuevo viaducto de 750 metros, ancho de 15,8 metros y calzada a tres carriles, con franja peatonal, a mediados de 2022 por el Consorcio Vial de Oriente para acabar con el problema derivado de los constantes derrumbes en el kilómetro 58 y garantizar la seguridad de los viajeros y el transporte de carga y pasajeros.

Así mismo, la Gobernación del Meta, la ANI y la concesionaria Coviandina, lograron un acuerdo para suavizar las tarifas de los peajes, definiendo que por ahora se suspenderá el incremento y en unos meses se hará un alza del 3% más el IPC, sustancialmente menor a la del 7,6% más IPC proyectada inicialmente.

Dentro de las principales obras entregadas por el Gobierno del Presidente Iván Duque, destaca la reciente puesta en funcionamiento del Cruce de la Cordillera Central, un complejo de 60 obras que beneficia grandemente a los transportadores de carga al conectar directamente a los departamentos de Quindío y Tolima, el puerto de Buenaventura por donde se movilizó 41% del comercio exterior de Colombia en 2020 y Bogotá, Boyacá, Meta, que son los principales centros de producción nacional.

“Este megaproyecto nos acerca al país competitivo que deseamos. Ahora el gremio de los transportadores cuenta con un sistema de par vial de dos carriles por sentido, entre la vía existente y la nueva vía construida, para movilizarse entre Calarcá (Quindío) y Cajamarca (Tolima). Quienes usen este tramo cruzarán por el túnel de La Línea a través de dos carriles unidireccionales y quienes lo hagan entre Cajamarca y Calarcá, lo harán por la vía existente por el alto de La Línea, también con dos carriles unidireccionales”, confirma Juan Esteban Gil Chavarría, director general del Invías.

Agrega que “con la entrada en servicio del Cruce se reducen los tiempos de recorrido, lo cual impacta en los costos operativos y se mejoran las condiciones de seguridad vial. Además, está acorde con uno de los objetivos que se trazó este Gobierno: mejorar las condiciones de vida de los colombianos, entre los cuales los transportadores cumplen un papel vital, a través de la conclusión de obras que generen equidad a lo largo y ancho del país”.

Petición de disminución arancelaria

“Proponemos al Gobierno Nacional disminuir temporalmente el valor de los aranceles para los bienes, productos y materias primas que sean requeridos para la operación de nuestros camiones, con el fin de paliar el posible desabastecimiento que se pueda generar y el consecuente aumento de precios. Esta determinación puede ser una importante herramienta para la reactivación económica que Colombia necesita”, reza una carta emitida por FEDETRANSCARGA al Gobierno Nacional.

En razón de lo expuesto, solicitan establecer un arancel de cero por ciento (0%) temporalmente a los productos que resultan esenciales para la operación del sector, que a título enumerativo y no taxativo se indican como: repuestos automotores para camiones, partes electrónicas, llantas, lubricantes, entre otros, buscando aumentar la competitividad, generar más empleo, distribuir los beneficios y evitar que el sector se vea nuevamente afectado en sus finanzas.

“Menores aranceles disminuyen costos a los empresarios, posibilitan la reactivación de la economía incentivando la inversión y promoviendo la lucha frontal contra la inflación, todo en beneficio del país”, aseguran los directivos de FEDETRANSCARGA, que comprometida con la reactivación, continuará proponiendo las mejores soluciones que determinen el bienestar de todos los colombianos.

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Fedetranscarga

Destacados

  • CONTENIDO PATROCINADO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido